Por la senda del Éxito

default: Por la senda del Éxito

Esteban Cortázar visitó Cartagena para hacer oficial su alianza con almacenes Éxito. Ropa con mucho estilo a precios asequibles, promete el niño genio de la moda.

Por la senda del Éxito

Junio 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S., enviada especial a Cartagena.
Por la senda del Éxito

Esteban Cortázar visitó Cartagena para hacer oficial su alianza con almacenes Éxito. Ropa con mucho estilo a precios asequibles, promete el niño genio de la moda.

Esteban, ¿qué pasó tras su salida de la Casa Ungaro? ¿Por qué tanto silencio?Salir de Ungaro fue una decisión que me tocó tomar y estoy feliz de haberlo hecho. Tuve una experiencia que me permitió aprender y llegar a un nivel mucho más alto como diseñador. Apenas salí, decidí darme un descanso unos meses y me llegó la propuesta del Éxito. Luego vinieron otras más, con las cuales tengo muchas cosas alineadas para el próximo año. Todo está muy craneado. Ahora estoy lleno de trabajo, pero feliz.Tras la renuncia, ¿hubo propuestas?Al principio no tanto, recibí el apoyo de la industria en general. Hablé con gente como Anna Wintour, que me guiaron para ver por qué lado irme, porque la siguiente etapa para mí como diseñador es muy importante y no debía hacerse tan apresuradamente.¿Salir de Ungaro lo dejó sin rumbo?Para nada. Es más, fue como una aclaración de quién era yo y me sentí muy seguro al haber tomado esa decisión. Sentí que maduré de un día para otro. Llegué a otro nivel como persona.¿Florecieron ideas distintas y nuevas?Sí, definitivamente. París me cambió la vida, me hizo evolucionar.¿Seguirá en solitario o al servicio de una casa de modas?Una mezcla de los dos. Me encantaría seguir trabajando para una casa, hay algunas cosas pasando, vamos a ver, pero mi meta es volver a mi línea y tener mi marca Esteban Cortázar, a eso voy.¿Sigue en ese ritmo vida frenética, del que le habló a El País el año pasado?Manejo mi tiempo mucho mejor y cuando no quiero, no trabajo. Pero me encanta estar ocupado y siempre hay proyectos.¿Estamos ante un nuevo Cortázar?No, sólo es un Esteban que ha evolucionado y ha crecido.¿Cuál es su sello diferencial?Tengo una afinidad con esa mujer que es extremadamente femenina, que disfruta con el movimiento de la tela, con el corte sexy, pero no tanto. Mi estilo ha crecido, ha evolucionado, no es lo mismo que hacía cuando empecé. Estoy llegando a un punto en el que puedo ver quién es Esteban Cortázar como diseñador.Empezó muy joven en las grandes ligas de la moda, ¿qué consejo les da a los nuevos creadores colombianos?Saber lo que se quiere. Nunca dejar de diseñar, de proyectar lo que uno quiere. A mí me ha servido ser una persona enfocada. Siempre hay que trabajar duro y llevarlo a cabo.¿Cuál fue su inspiración para la colección que llevará a Colombiamoda?La niña parisina que camina por las calles, e introducir esa estética por primera vez en Colombia.¿Qué representa su primera vez en Colombiamoda?Una oportunidad para poner la colección en la mirada del público. Me parece fantástico que de 4.000 invitados, la mitad sea gente común y corriente, que podrá ver moda internacional.¿Qué implicó pasar de la alta costura a la moda democrática?Ha sido un reto y un aprendizaje increíble. Pero lo he tomado muy espontáneamente, no tuve que estudiar tanto el mercado colombiano para saber lo que quería hacer, fue instintivo. Esto para Colombia será un crecimiento para la industria de la moda, y ojalá de aquí salga aprendizaje para las colombianas de cómo evolucionar en la forma como se visten.¿Acaso somos muy anticuadas?No quiero decir que se vistan manera anticuada, lo que sucede es que Colombia no es un país que esté expuesto a la moda. Si caminas por Nueva York, lo que ves todo el tiempo es moda, tiendas, marcas, famosas, modelos… La gente tiene más opción para comprar más cosas. Aquí hay muy pocas tiendas donde uno diga ‘esto es moda de verdad’. Espero que este proyecto introduzca nuevos conceptos en las mujeres para ponerse y mezclar prendas. Es una invitación a que la colombiana se arriesgue en el mundo de la moda.¿A qué tipo de mujer le diseña Esteban Cortázar con esta colección?Hay para todas las mujeres. Existen cosas perfectas para las jovencitas que salen con sus amigos y viven una vida más rock and roll. Están las prendas para la ejecutiva, la secretaria, la empresaria y la mamá. Es más, la misma pieza la pueden llevar madre e hija y se verá distinta en las dos.¿Esta colección va a revolucionar la moda colombiana?No quiero sonar como el más creído, pero este es un proyecto ambicioso que va a hacer parte de la evolución de la moda en Colombia. Hay quienes ya dicen que va a partir la historia en dos, ese drama se lo dejo a otros. Es un honor que lo digan, pero para mí este trabajo ha sido hecho con cariño, estoy feliz y me muero de ganas por ver ese desfile.¿Se debe seguir apostando a las alianzas entre marcas y diseñadores?Totalmente. La democratización de la moda es importante porque permite llegar a la gente del común, que no puede comprar una chaqueta de 4.000 euros pero puede adquirir algo creado por un diseñador. Eso es justo.Para algunos, la moda es elitismo. Para otros, es una expresión del arte. ¿Para usted qué es?Todo esto y mucho más, pero la moda para mí la lleva hasta quien que cree que no le importa la moda. Lo que llevas puesto hoy pudo haber nacido en París y luego de un largo proceso llegó a la tienda donde compras. Todos somos parte de la moda, es la expresión más grande que tiene el ser humano. Como nos vestimos dice mucho sobre quiénes somos, sobre cómo somos. Si no amáramos la moda, justo ahora estaríamos desnudos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad