Por falta de diálogo entre indígenas y Gobierno persiste bloqueo en la Panamericana

Octubre 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Por falta de diálogo entre indígenas y Gobierno persiste bloqueo en la Panamericana

Bloqueo de la vía Panamericana, indígenas no permitieron el paso de vehículos por espacio de 30 minutos.

Ahora son los campesinos los que demoran el diálogo. Gobierno insiste en que levanten el paro.

El taponamiento de la vía Panamericana en el Cauca tiende a prolongarse. Los campesinos e indígenas aseguran que no dialogarán con el ministro del Interior, Aurelio Iragorri, a pesar de que el funcionario anunció que seguirá en Popayán a la espera de que las comunidades cambien de opinión. Eso quiere decir que la única vía que comunica a Cali con el Sur del país seguirá bloqueada. Luis Fernando Arias, consejero Mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia, Onic, le comunicó - vía telefónica- al propio Ministro la decisión de los nativos de no reunirse con el alto funcionario.Le dijo a Iragorri que la decisión tomada por las autoridades ancestrales en el Cauca era la de continuar adoptando las vías de hecho en todo el territorio nacional porque están cansados de que el Gobierno Nacional no haya puesto en marcha las medidas para el agro que fueron acordadas hace dos meses.Por su parte, Eduardo Camayo, consejero Mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, señaló que las comunidades también se han cansado de la espera a la que han sido sometidas por el Gobierno. “Las decisiones nuestras son una forma de protestar ante el incumplimiento manifiesto”, dijo.Indicó que las agresiones cometidas durante los choques con la fuerza pública, el pasado miércoles, también merecen que la palabra de los indígenas sea escuchada, pero en las carreteras. De acuerdo con los propios nativos, Feliciano Valencia, líder de la Asociación de Cabildos del norte del Cauca, fue retenido y golpeado, aparentemente por miembros del Esmad. En consecuencia, taponarán la carretera Panamericana en el resguardo de La María, en Piendamó.“Es desmoralizante”Así calificó el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, la actitud de las comunidades indígenas. “El Gobierno dispuso, hace más de un mes, de recursos adicionales para atender las necesidades del agro. Son tres billones de pesos más que se destinarán a cubrir las necesidades, como por ejemplo, la compra de papa. Lo que sucede es que ese es un trámite que requiere tiempo”, explicó.Su colega del Interior, Aurelio Iragorri, también manifestó su descontento. “Nos entregan 90 páginas de peticiones y nosotros hoy (el viernes) con la presencia de medio Gobierno aquí en Popayán, escribimos una contrapropuesta para presentarles y poder abordar cada punto, y nos salen con que ya no se van a reunir”, exclamó.“No queremos abandonar nuestra voluntad de diálogo, pero hago un llamado a la cordura, pues no entendemos esa actitud. Cuando ya se les va a dar respuesta a sus peticiones, salen con otra cosa y adoptan una vía de hecho”, añadió.Sin embargo, Iragorri dijo que no saldrá del Cauca hasta que se solucione la situación con los indígenas por la vía del diálogo, pero fue enfático en señalar que no se puede vulnerar el derecho a la movilidad de centenares de personas que se desplazan por este corredor vial. “Hay una obligación, que es la de mantener la movilidad y las vías despejadas, en lo posible no con el uso de la fuerza, pero no puede haber bloqueos si ni siquiera nos hemos sentado a dialogar“, puntualizó. Ya van tres díasA través de un comunicado de prensa, los representantes de la minga Indígena denunciaron que durante las protestas en el sector de la Agustina, cerca a Mondomo, recibieron fuertes ataques por parte de miembros del Esmad. Según las declaraciones de los manifestantes, los miembros de la Fuerza Pública utilizaron ‘ráfagas indiscriminadas’ de armas de fuego de largo alcance, gases tóxicos y otro tipo de armas que -según los indígenas- son prohibidas en el marco de las protestas, ya que podrían atentar contra el Derecho Internacional Humanitario. A su turno, el ministro Iragorri denunció que un miembro de la fuerza pública resultó gravemente herido por el impacto de una piedra lanzada por indígenas desde la parte alta de la montaña. “Si no es por la diligencia de una médica que lo atendió, se muere”, indicó.Liberan a soldados retenidosLos soldados Alex Morales, Carlos Naundia y Madison Arellán, fueron entregados a una comisión de la Defensoría del Pueblo que tuvo el acompañamiento de Naciones Unidades.Un comunicado de la institución señala que los militares habían sido retenidos por los aborígenes en un paraje que comunica a los departamentos de Risaralda y Chocó, este último fronterizo con Panamá.Entre tanto, Jorge Luis Feria Salgado, un militar de la Tercera Brigada del Ejército, fue entregado por los indígenas a la Defensoría en un punto de la carretera Panamericana que comunica a las ciudades de Popayán y Cali, capitales de los departamentos del Cauca y Valle del Cauca, ambos en el suroeste colombiano.El Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora Gómez, reiteró su llamado a los líderes indígenas para que ejerzan su derecho a la protesta de forma pacífica y, particularmente, exigió la liberación de los demás miembros de la Fuerza Pública que fueron retenidos en Belén de Umbría (Risaralda).

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad