Polémica sobre balance de Justicia y Paz en foro de revista Semana

Julio 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

La imposibilidad de reparar a todas las víctimas del paramilitarismo, la falta de conocimiento de la médula de este fenómeno en Colombia, y la inexistencia de un debate público para conocer la realidad de los hechos cometidos por las autodefensas, son algunas de las críticas hechas al proceso.

La imposibilidad de reparar a todas las víctimas del paramilitarismo, la falta de conocimiento de la médula de este fenómeno en Colombia, y la inexistencia de un debate público para conocer la realidad de los hechos cometidos por las autodefensas son algunas de las críticas hechas al proceso por los panelistas del foro ‘Justicia y Paz: 5 años’, organizado por la revista Semana.La intervención crítica más contundente fue la del director de la Comisión Colombiana de Juristas, Gustavo Gallón Giraldo, quién manifestó que una de las faltas más graves en la que ha incurrido el Gobierno es decir que los 53 mil desmovilizados de las AUC en su totalidad se han acogido a la Ley de Justicia y Paz, cuando –dijo- la cifra real muestra que son cerca de mil desmovilizados los que se han postulado y 52 mil están en la impunidad.Gallón también señaló que en los cinco años que lleva en funcionamiento la Ley de Justicia y Paz “no se ha descubierto la médula del paramilitarismo, quienes han estado en el fondo no se conocen y se tiene información que están en las más altas esferas del poder, esta es la carencia fundamental”.De igual manera Michael Reed, Director del Centro Internacional para la Justicia Transicional, manifestó que no hay un compromiso y una voluntad real de la justicia colombiana de investigar a todos los determinadores y hombres detrás del paramilitarismo. “Ese es el principal reto que tendrá de ahora en adelante la justicia en este país” , señaló.“El punto es que el aparato de justicia no puede producir la verdad completa sobre el fenómeno del paramilitarismo y, en efecto, la criminalidad del sistema o lo que conocemos como aparatos organizados de poder tienen el propósito de esconderse, de ocultarse; por lo tanto, el reto para la justicia colombiana es develar quiénes son los determinadores, los hombres de atrás de ese paramilitarismo. Eso no lo puede producir Justicia y Paz, se necesita una actividad decidida del aparato de justicia colombiana”, agregó Reed.El experto internacional manifestó que la tarea que tiene de ahora en adelante la justicia ordinaria es investigar las denuncias que hace la unidad de Justicia y Paz y que recientemente han sido sacadas a la luz pública, como los 400 políticos que al parecer están involucrados con las autodefensas y los 300 miembros de las Fuerzas Armadas que tendrían la misma condición.El jurista Gallón puso sobre la mesa que el Gobierno está en una constante distorsión de la verdad, llegando a ocultar crímenes que de manera sistemática hacen todavía este tipo de organizaciones armadas.“El año pasado hubo más de 500 crímenes realizados por grupos paramilitares y el Gobierno sigue diciendo que estas organizaciones ya no existen” , indicó el experto.De otro lado, el jefe de la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía, Luis González León, dijo que ese despacho está en busca de, aproximadamente, dos mil cuerpos por exhumar de víctimas de los paramilitares y que para ello les ha pedido a alcaldes y gobernadores informes con la cifra de cementerios legales e ilegales que puedan existir en sus regiones.“Están pendientes dos mil cuerpos por los que tenemos todavía que ir y en esa cifra no están todos los NN que tenemos en el país. Llevamos un año escribiéndoles a alcaldes, a gobernadores y a la policía judicial para establecer eso en los 1.102 municipios. Queremos esclarecer cuántos cementerios legales hay y establecer en cada uno de ellos si hay información o no sobre los cadáveres inhumados” , explicó González.El Director de la Unidad de Justicia y Paz dijo que ya han empezado a recibir respuestas de los mandatarios municipales y departamentales, con los que están en la planeación de una estrategia que les permita empezar a organizar y procesar la información.“Tenemos una propuesta para conseguir una ONG aliada especialista en este tema, para que nos ayude a hacer un balance y nos explique cómo dimensionar, clasificar y encontrar la información de cada uno” , dijo González.Finalmente, el Director de la Unidad de Justicia y Paz dijo que la meta inmediata es conseguir más recursos humanos y económicos para suplir la demanda, que es muy alta y que denota que la Ley sí está funcionando: “Desconocíamos la magnitud de los desaparecidos, desconocíamos y era impensable que pudiéramos tener tanta información de fosas, lo cierto es que hoy en día tenemos 18 equipos trabajando en todo el país, se recuperan entre 60 y 80 cadáveres mensuales, se identifica la misma cantidad cada mes, eso era impensable cuando empezamos” .

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad