Pilas con el glaucoma, la segunda causa de ceguera en el mundo

Pilas con el glaucoma, la segunda causa de ceguera en el mundo

Marzo 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Vivian Jaramillo O. | Reportera de El País
Pilas con el glaucoma, la segunda causa de ceguera en el mundo

El glaucoma se produce cuando el nervio óptico es afectado, en primera instancia, por el aumento de la presión ocular o cuando el ojo es víctima de un trauma. Por ser una enfermedad hereditaria se debe estar atento ante el riesgo de padecerla.

Una consulta a tiempo con el oftalmólogo puede prevenir o controlar la patología. ¡Ojo: no pierda su visión!

Es silenciosa. Ataca lenta, pero progresivamente al ojo. De no tratarse a tiempo, podría causar ceguera irreversible. Así es el glaucoma, una enfermedad que afecta el nervio óptico (cable que comunica al ojo con el cerebro). De acuerdo con Martha Luz Araújo Martínez, oftalmóloga de la Fundación Valle del Lili y miembro de la Asociación Glaucoma Colombia, esta enfermedad “disminuye el campo visual de la periferia al centro y conduce a la ceguera, si no se detecta a tiempo”. Dicho de otra manera, lo que ocurre es que a medida que avanza el glaucoma la visión del ojo se va perdiendo desde la periferia (de los lados) hacia el centro, por eso una de las últimas funciones que se pierde es la de poder leer, pero al caminar es fácil tropezarse o deambular. Es como ver el final de un tubo largo y delgado. De acuerdo con la especialista, la principal causa del glaucoma es la elevación de la presión ocular, que ocurre cuando el sistema de drenaje del ojo se obstruye, por diversos mecanismos, impidiendo su salida.“La presión ocular alta daña el nervio óptico, sin embargo, hay pacientes que nunca han tenido esta presión alta y desarrollan la enfermedad. La mayoría de veces sucede porque el nervio es susceptible ante enfermedades como diabetes, presión arterial, miopía y migraña”, explicó Araújo.Los expertos indican que la prevalencia general es del 2 %, pero en afrodescendientes e hispanolatinos es del 5 %. Puede llegar a ser del 14 % al 20 % en mayores de 70 años, pues la posibilidad de manifestarse aumenta con la edad.“No hay un estudio que determine el por qué en estas personas se aumenta el riesgo, pero sí hay un avance importante en el diagnóstico de la enfermedad y el propósito médico es ese, que las personas se hagan el examen para detectarla a tiempo”, explicó Alfonso Mendoza, oftalmólogo del Hospital Universitario del Valle. El experto explicó que esta enfermedad es familiar, es decir, es hereditaria. “Es muy frecuente que cuando han tenido dentro de su grupo familiar de primer grado un enfermo de glaucoma, estas personas estén en riesgo de padecerla, por lo que deben estar más atentas”, indicó Mendoza.Por su parte, Araújo explicó que por esa causa la posibilidad de sufrir de glaucoma aumenta de cuatro a nueve veces.“Otro factor de riesgo es cuando la persona ha tenido un trauma directo en un ojo. Esos golpes más adelante pueden generar ese tipo de enfermedades”, sostuvo la especialista. Araújo agregó que “si es de las personas que usa medicamentos antiinflamatorios con corticoides por vía oral, inyectada o inhalada por más de un mes puede generar aumento de adquirir la enfermedad, por eso el consejo es monitorearse con un oftalmólogo”.Igualmente, según la recomendación de los expertos, las gotas o ungüentos oftálmicos que contengan corticoites solo deben usarse por el tiempo prescrito por los especialistas de la visión. “Los oftalmólogos lo prescriben para tratar inflamaciones y en los posoperatorios, pero si su uso se extiende por más de dos semanas se vigila la presión ocular para no ocasionar daños”, aclaró Araújo. Ojo al tipo de glaucomaDe acuerdo con Araújo, existen dos mecanismos de glaucoma, uno que se origina en el ángulo abierto y otro en el cerrado.“El glaucoma abierto es el más frecuente y el 50 % de las personas desconocen que lo padecen, pues es una enfermedad silenciosa que no duele porque la presión ocular aumenta muy gradualmente, por lo que se percibe tardíamente”, explicó la especialista. Sin embargo, aunque no se puede evitar, sí se puede tratar, generalmente con medicamentos. Algunos necesitan procedimientos quirúrgicos. En el caso del glaucoma de ángulo cerrado, explica Araújo, su riesgo aumenta con la edad y este sí produce síntomas.“Debido a que la presión ocular aumenta súbitamente (pocas horas) a niveles muy altos se produce dolor ocular, cefalea aguda, visión borrosa, arco iris de colores alrededor de las luces, náuseas y vómito”, indicó la oftalmóloga.Para el oftamólogo del Centro Médico Imbanaco, Alexánder Martínez: “la única forma para detectar o descartar la sospecha de tener glaucoma y poder actuar a tiempo es a través de un examen oftalmológico, es muy diferente a un examen del optómetra”. Martínez señaló que “si bien hasta el momento no hay una cura para esta enfermedad ni la manera de evitarla, sí se puede controlar y por eso la recomendación es que a quienes se les detecte sigan las prescripciones médicas para evitar que lleguen a la pérdida total de su visión”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad