Colombia pierde 48.000 hectáreas de bosque al año

Abril 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Colombia pierde 48.000 hectáreas de bosque al año

2.5 millones de pesos es el valor promedio de un metro cúbito de madera en Colombia. De ahí, lo rentable del negocio.

Cada vez que se tala un árbol se abre la puerta para aumentar el calentamiento global, la pérdida de vida silvestre y de cientos de ríos.

La cifra es alarmante: cada año, por culpa de la tala de árboles ilegal, los bosques tropicales colombianos, especialmente de la zona del Amazonas y del Pacífico, pierden unas 48 mil hectáreas de árboles. Un área igual de extensa al tamaño de una capital del mundo como Bogotá. 

Es un flagelo silencioso que viaja por carreteras y nevega por los ríos y mares del país. Según la WWF, Fondo Mundial para la Naturaleza en Colombia,  las especies que más persiguen los traficantes son maderas preciosas como algarrobo, cedro negro, palma colombiana y el linde. Unas cuantas pulgadas de algunas de estas  se comercializa casi a los mismos precios que el oro.

Pese a las alarmas lanzadas por instituciones como el Banco Mundial y la propia WWF, que en un estudio pulgado este año estableció que más del 70 por ciento de la madera que se explota, transporta y comercializa en Colombia es ilegal, es poco lo que se ha podido hacer para detener este flagelo.

Por un lado, según denuncias del  Ministerio de Medio Ambiente, los traficantes falsifican con facilidad los documentos que acreditan la extracción legal de la madera. Y por el otro, en los retenes de puertos y carreteras no siempre se cuenta con expertos que conozcan qué clases de madera están en vías de extinción.

¿Cómo se afecta el país y el planeta  cada vez que pierde uno de sus árboles?

 

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad