Piden al presidente Santos que no haga 'oídos sordos' a la situación en la frontera

Diciembre 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
Piden al presidente Santos que no haga 'oídos sordos' a la situación en la frontera

El cierre de la frontera entre Colombia y Venezuela fue prorrogado por el presidente Nicolás Maduro hasta el próximo 2 de enero.

De acuerdo con las autoridades de Norte de Santander es necesario que desde Bogotá se haga referencia a los señalamientos del gobierno venezolano que asegura que desde Colombia se está realizando un ataque a la economía de dicho país.

Luego de la decisión tomada este sábado por el presidente Nicolás Maduro de prorrogar el cierre de la frontera entre Venezuela y Colombia hasta el próximo 2 de enero, mandatarios de Norte de Santander le pidieron al presidente Juan Manuel Santos que no se siga haciendo el de “oídos sordos” frente a lo que pasa en su departamento.

De acuerdo con las autoridades de Norte de Santander es necesario que desde Bogotá se haga referencia a los señalamientos que desde hace varios meses llegan desde el gobierno venezolano que asegura que las casas de cambio de Cúcuta y el comercio de la región son “los principales responsables de un ataque a la economía de su país, que incluye el acaparamiento de bolívares y la especulación del precio del dólar paralelo".

Lea también: Maduro prorroga cierre de fronteras con Colombia y Brasil hasta el 2 de enero

En sus palabras, en la capital fronteriza están represados más de $2 billones de bolívares por las mafias.

Precisamente, esta fue una de las razones del país vecino para sacar de inmediato los billetes de 100 bolívares del mercado, lo cual generó una nueva crisis en su país y además, afectó a comerciantes colombianos que estaban vendiendo productos a los venezolanos.

Asimismo, piden que Santos y su equipo de trabajo fijen por fin una posición frente a la frontera porque consideran que aunque es una decisión soberana de un presidente cerrarla o abrirla, ya es hora de que Colombia establezca condiciones para la apertura de la misma y no estar sujetos a lo que se defina al otro lado de la línea limítrofe.

“Colombia tiene que tomar medidas. Los que ingresen al país lo tienen que hacer con una reglamentación, así como nosotros lo hacemos y cumplimos cuando entramos a Venezuela”, precisó César Rojas, alcalde de Cúcuta.

En cuanto a Cúcuta y Norte de Santander, el anhelo es que de una vez por todas el Estado implemente un ‘plan estructural’ que permita atender los problemas de fondo que tiene la región y que se evidencian en el desempleo, la informalidad, la floja balanza comercial y la desaceleración industrial.

La propuesta en este caso para ayudar a los comerciantes es que el Banco de la República de Colombia compre los bolívares que se quedaron en el mercado local producto de las transacciones legales. “De esta manera se evitarían pérdidas a los comerciantes que actuaron de buena fe recibiendo los bolívares y si son pocos nos quitaríamos el cuento de que en Cúcuta se estaban quedando los bolívares que están  desestabilizando a Venezuela (…) Nos hicieron trampa, nos pidieron que les vendiéramos, lo hicimos y ahora que tenemos la plata no la reciben”, precisó el diputado Pedro Mora.

“Necesitamos un plan de inversión real, no más planes de choque. La región requiere un plan real, con recursos, no estamos buscando reducciones del IVA ni créditos Bancóldex, porque aunque sirven no solucionan la situación”, dijo Carlos Luna, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cúcuta.

La frontera tiene que estar abierta, pero con inversión, puntualizó William Villamizar, gobernador de Norte de Santander.

La historia se repite

“La crisis es una oportunidad”, “este es el momento de jalonar recursos para la región” y “necesitamos un plan de fondo”, fueron algunas de las frases de la reunión de ayer y que ya se habían escuchado en agosto de 2015, después del cierre fronterizo, también ordenado por Venezuela y que duró más de un año.

En ese momento, las solicitudes fueron muy parecidas a las que se están haciendo hoy, más inversión y atención de parte del Estado para atender los problemas de la economía departamental.

Sin embargo, a pesar de las solicitudes y promesas hechas en el momento, los índices económicos poco han cambiado.

Al ser cuestionados por esta falta de avances y eco en las altas esferas del Estado, Villamizar, Rojas y Mora, coincidieron en que están atendiendo una realidad diferente con nuevas condiciones y, en el caso del mandatario de Cúcuta, recordó que él no estaba el año pasado.

Por su parte, Luna explicó que la región y Bogotá no han logrado ponerse de acuerdo en el plan de inversión que se requiere.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad