Pequeños escritores de todo el país fueron premiados por Andiarios

Pequeños escritores de todo el país fueron premiados por Andiarios

Septiembre 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Pequeños escritores de todo el país fueron premiados por Andiarios

Arte. Lucas Clown (a la derecha) participó en el programa Colombia tiene talento. Él llegó hasta la segunda ronda.

Cinco estudiantes de escuelas públicas y privadas del país fueron los ganadores del concurso ‘Mejores crónicas Prensa Escuela 2012’.

La barranquillera Victoria Carolina Ortiz Bayuelo, estudiante del colegio Distrital Hogar Mariano, obtuvo el primer puesto en el concurso nacional ‘Mejores crónicas Prensa Escuela 2012’ organizado por Andiarios durante la celebración de sus 50 años. Los otros cuatro jóvenes cronistas premiados por sus trabajos fueron María José Castañeda (Medellín), Zuly Vanessa Hernández (San Antero, Córdoba), Daniela Rosa Marín (Cartagena) y Pablo Montoya (Medellín). El concurso buscaba que jóvenes entre sexto y noveno grado, de instituciones públicas y privadas del país, probaran sus habilidades como escritores de crónicas periodísticas. El tema de los textos debía salir de las noticias publicadas en los diarios de su región. Hubo participación de estudiantes procedentes de Armenia, Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali, Cartagena, Cúcuta, Ibagué, Manizales, Medellín, Montería, Pasto, Pereira y Valledupar. El jurado contó con figuras reconocidas del periodismo literario nacional como Alberto Salcedo Ramos. “Me dediqué a disfrutar la experiencia. Sentí que la voz de esos niños me hacía viajar por el país. De alguna manera, conocerlo a través de la voz de ellos es ver cómo nos ven a nosotros, qué piensan ellos del país que les estamos dejando”, indicó Ramos.Los temas más recurrentes en los trabajos que participaron estuvieron relacionados con el matoneo en los colegios y otros hechos que impactaron al país como la muerte del joven universitario Luis Andrés Colmenares y la de Rosa Elvira Cely. A continuación, El País publica parte de la crónica ganadora:'Arthur Circus: una familia, mil alegrías'**por Victoria Ortiz, Colegio Distrital Hogar Mariano - Grado 8A / BarranquillaLa platea del teatro José Consuegra Higgins estaba completamente ocupada por estudiantes de seis colegios de Barranquilla, entre ellos mi institución, el Colegio Distrital Hogar Mariano. Habíamos llegado hacía más de una hora y el espectáculo aún no empezaba. Comenzábamos a desesperarnos y la indisciplina empezaba a brotar.La obra que fuimos a ver esa tarde del jueves 26 de abril era ‘En busca de la ciudad de los espejos’, un montaje del grupo Teatro Experimental Cemi Najajho de Malambo. Por primera vez las estudiantes de octavo grado de mi colegio asistíamos a una obra del Encuentro Internacional de Teatro de Barranquilla, Enitbar y nuestras expectativas eran tan grandes como el teatro donde nos encontrábamos.De pronto, la voz de la presentadora disminuyó la algarabía que reinaba en el lugar, anunciando con gran emoción a… ¡Lucas Clown! Nos miramos esperando que alguien apareciera en el escenario, pero solo una música muy movida y divertida invadió el teatro.A los pocos segundos, por la salida de emergencia, se asomó Lucas Clown. Solo fue necesario verlo para que el juvenil público estallara en risas y aplausos. Su extraño peinado, que parecía una palmera en su cabeza y su barba, similar a la de un chivo, le daban un toque único, diferente.Luego de la histeria inicial los estudiantes y profesores se quedaron en silencio esperando que algo sucediera. Lucas comenzó a divertir como sabe hacerlo, con mímicas y acrobacias, sin decir una sola palabra. Él tenía algo en mente, escogió a una profesora de otro colegio y se la llevó al escenario.Estando en la tarima le sonrió pícaramente, la invitó a subirse al monociclo y hasta intentó darle un beso, ella intentaba contener la risa pero no podía, todo era muy cómico y entretenido. El primer acto de Lucas culminó. Era momento de disfrutar de la obra teatral, la cual nos mostró parte del realismo mágico de nuestro Nobel Gabriel García Márquez y su obra cumbre ‘Cien años de soledad’.Al finalizar la obra nos dio un desespero por irnos, tal vez por cansancio o un poco de hambre, pero Lucas Clown regresó a alegrarnos el rato, se tomó fotos e interactúo con el público. Entre aplausos terminó su segundo acto y yo fui a buscarlo para hacerle una entrevista.Ellos son Arthur CircusArthur Circus es el arte del circo, la magia que emociona y se contagia, la alegría de divertirse y de olvidar los problemas con risas. Arthur Circus es una familia dedicada a divertir y verlos juntos en escena es un alimento para los ojos, porque quien los ve quiere volverlos a ver.Luis Castañeda es Lucas Clown y junto a su compañera Sandra Milena Ospino y los niños Andrés Felipe y Héctor Arturo son los integrantes de esta particular familia. El dominio del equilibrismo y mil malabares, que para ellos son pan de cada día, solo se logra con años de entrega. Luis lleva trece años en el oficio, Sandra siete y Andrés Felipe seis.Precisamente, el segundo nombre del hijo menor dio origen al nombre artístico de la familia: Arthur Circus, además, cada uno de sus integrantes tiene una forma de llamarse cuando está en escena: Luis es Lucas Clown, Sandra es Sammy y Andrés Felipe es Andy. Lucas Clown presenta su espectáculo todos los días en los semáforos del norte de Barranquilla. Se entrega con la misma pasión en un programa de televisión nacional como ‘Colombia tiene talento’, un teatro o en plena calle. Sin embargo, una publicación en el muro de Facebook refleja algo de melancolía. “Triste porque terminó Enitbar, de nuevo a la calle”. Él es un artista y el espectáculo debe continuar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad