Peligros y consejos a la hora de usar dispositivos vestibles

Peligros y consejos a la hora de usar dispositivos vestibles

Agosto 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Peligros y consejos a la hora de usar dispositivos vestibles

Relojes y pulseras inteligentes, así como las Google Glass, hacen parte de estos aparatos vestibles que buscan hacerle la vida más fácil al usuario.

Aunque los dispositivos vestibles simplifican la vida de una persona, también pueden afectarla.

¿Cuántas calorías quemaste? ¿Qué distancia recorriste? ¿Cuántas horas duermes en promedio al día? Estas preguntas ya son fácilmente resueltas hoy en día gracias al uso de los cada vez más populares dispositivos vestibles o ‘wearables’.Relojes y pulseras inteligentes, así como las Google Glass, hacen parte de estos aparatos que buscan hacerle la vida más fácil al usuario, a través del seguimiento a su comportamiento diario y el acceso rápido a la información que inunda la internet, entre otros.No obstante, los datos recopilados por estos dispositivos, así como los accesorios con los que cuentan (cámaras, micrófonos), quedan más a la luz pública, y pueden ser utilizados por inescrupulosos, quienes también se pueden valer de software malicioso para acceder a más información y así atentar contra la integridad del usuario.Roberto Martínez, investigador analista de seguridad del equipo Great (Global Research and Analysis Team) de la empresa rusa Kaspersky, asegura que “vivimos en una época donde todos tenemos una vida digital y tenemos que aprender a protegerla”.“Si alguien compra unas Google Glass esa persona, como responsable de su vida digital, lo primero que hará cuando vaya a usar una aplicación es evaluar qué tanta información va a compartir y hasta qué punto la misma puede poner en riesgo su privacidad. Si queda muy expuesta, entonces no la usa”, anotó Martínez, quien asistió a la IV Cumbre Latinoamericana de Analistas de Seguridad que se desarrolló esta semana en Cartagena.Además, dice el analista, las Google Glass también funcionan como un 'smartphone' en la medida que permite decidir si se instalan programas que no están incluidos en la tienda de aplicaciones (Play Store), pero que están en la web. “Si no está en la tienda es porque hay algo oculto, entonces no lo instalo. Ese simple hecho, reduce el riesgo muchísimo y así se está siendo responsable con la vida digital”, indicó Martínez, al sugerir que, de lo contrario, se le estaría abriendo la puerta a cualquier ciberdelincuente al acecho.Evitar malas prácticas, como descargar piratería, y usar herramientas de seguridad como antivirus, ayuda a proteger el dispositivo y la privacidad del usuario.No dar papayaJuan Andrés Guerrero, analista sénior de seguridad del equipo Great de Kaspersky, explica: “Los vestibles no se manejan solos, no son independientes. Tienen una dinámica con un dispositivo móvil, cuya integridad debe mantenerse para que suceda lo mismo con el ‘wearable’”.Aunque Guerrero afirma que es necesario crear conciencia para hacer buen uso de la tecnología, también sostiene que es difícil controlar a quien tiene acceso a ella.Por eso, el analista recomienda que lo primero que debe hacer una persona que decide usar un vestible es conocer qué tipo de aparato es y para qué sirve. Luego, es necesario instalar una solución antimalware (anti software malicioso) en el equipo controlador (por ejemplo, el smartphone que se conecta con el smartwatch o la pulsera inteligente) y, finalmente, actualizarlo de forma permanente para mantenerlo confiable y libre de amenazas. “Hay que tener una conciencia de seguridad”, concluyó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad