Paz y reelección condicionarán último año de Juan Manuel Santos

Paz y reelección condicionarán último año de Juan Manuel Santos

Agosto 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López. | Reportero de El País
Paz y reelección condicionarán último año de Juan Manuel Santos

“Para mí y para el país hubiera sido mucho mejor que el presidente Uribe hubiese sido un aliado en lugar de un opositor tan incisivo", dijo Santos en entrevista con El País.

Analistas consideran que el proceso que se adelanta con las Farc va a atravesar todo el accionar del Gobierno y la campaña por la Presidencia.

Más allá de las decisiones importantes que deberá tomar el presidente Juan Manuel Santos en su último año de gobierno, el interés del país político estará centrado exclusivamente en los temas de paz y reelección.Así lo consideran analistas consultados por El País, quienes creen que será poco el espacio que quede para resolver temas económicos o sociales por cuenta de una nueva campaña presidencial, en la que Santos intentaría reelegirse con un as bajo la manga: la firma de un acuerdo de paz con las Farc.A un año de finalizar este gobierno la situación para el Mandatario no parece nada fácil. Especialmente porque el esfuerzo y la paciencia que ha tenido con las Farc en La Habana, en procura de alcanzar la paz para el país, han jugado en contra de su imagen y popularidad, y hoy casi todas las encuestas apuntan a que Santos la tendrá difícil para sostenerse en la Presidencia.Algunos especialistas creen que la paz sí puede ir de la mano de la reelección y que una cosa llevará obligatoriamente a la otra; pero otros consideran que el tema está tan manoseado y ha generado tanta polémica, que ya paz y reelección no son compatibles y que a Santos le llegó la hora de sopesar estos dos términos en la balanza de sus prioridades.Mucho en juegoEl exmagistrado y excandidato presidencial Carlos Gaviria indicó que ya el presidente Juan Manuel Santos dejó ver su interés en reelegirse y que la paz va a estar muy ligada a su último año de gobierno “porque si el proceso llega a fracasar, su reelección también se pone en tela de juicio”.“Yo creo que el Presidente es un buen jugador y él va a ir por ambas cosas. Muy sagazmente puso una cosa a depender de la otra y el éxito del proceso de paz lo lleve a ser nuevamente candidato; por eso creo que la reelección de Santos va a ser difícil si el proceso fracasa”, dijo Gaviria.Es justamente esta la razón por la cual la paz va a ser el caballito de batalla con el que sectores opositores intentarán evitar la reelección de Santos, apostándole al fracaso del proceso de paz que se cumple en La Habana.Héctor Riveros, consultor y asesor en materia política y de seguridad, reconoce que lo que tiene hoy en riesgo la reelección del Presidente es su esfuerzo por alcanzar la paz con las Farc y considera que en este último año debe mantenerse en ese camino porque casas y carreteras construyen todos los gobiernos, “pero son cosas que no cambian la historia del país”.“Lo que es verdaderamente transformador para la historia de Colombia, de lo que viene haciendo el presidente Juan Manuel Santos en su gobierno, sería la firma de un acuerdo de paz con las Farc, el resto es más de lo mismo; son cosas que podría hacer este u otro gobierno que resulte elegido”, aseguró Riveros.La preocupación de sectores cercanos al Jefe de Estado es que siga cayendo su imagen con la insistencia de un proceso de paz que cada día parece estar más complicado por los pedidos de las Farc y que al final se quede sin paz y sin reelección.El dilema de los electoresPero a la encrucijada que plantea el tema de la paz en medio de una campaña electoral deja también en manos de los colombianos una decisión crucial para las nuevas y futuras generaciones: apostarle a la paz mediante el diálogo o retomar la vía militar para hacerles frente a los desafíos y las amenazas del conflicto armado.Aunque pocos lo dicen en forma clara, en el fondo todos consideran lo mismo: la reelección no depende de lo que se haya o no se haya hecho en materia económica y social, sino del mensaje que mejor se venda al país: vale la pena insistir en el diálogo o se debe retornar a la guerra frontal contra los grupos ilegales.Aunque aclaró que no está en campaña por la reelección de Santos, el representante a la Cámara por el Polo Democrático, Iván Cepeda, aseguró que la paz es siempre una causa que se premia en la ciudadanía “si esa voluntad de lograrla es auténtica. Yo esperaría que el país vote por la paz y para ello no es necesario hablar de uno u otro candidato, sino de una política de Estado”.“Yo creo que no se deben sacrificar temas como la paz a las coyunturas electorales. La paz y la política social deben ser políticas de Estado; independientemente del gobierno o del partido que conduzca el país”, consideró Cepeda.El exministro del Interior Carlos Holguín Sardi, por su parte, considera que si el presidente Santos tiene en riesgo su reelección es porque centró su agenda en la paz y los diálogos de La Habana y dejó de lado temas sustanciales para el país.“Lo que debe hacer el presidente Santos en este último año es gobernar con una visión más global de las dificultades que se pueden presentar para el país en el inmediato futuro tanto en el campo de la seguridad como en el de la economía. Será mucho más importante que él y todo su gobierno se ocupen en ver cómo se ponen a andar las locomotoras que se vararon hace mucho rato”, indicó el exministro Holguín.Los otros temas pendientes de SantosLas reformas: No son pocas las reformas que demanda el país en temas tan debatidos y polémicos como el de la justicia, la salud y la reforma pensional. Sobre este último tema aseguró el analista Ancízar Marroquín que por más voluntad que tenga el gobierno, no va a encontrar eco en el Congreso porque eso les puede costar mucho electoralmente a senadores y representantes. De hecho esta semana quedó descartada una reforma para que los partidos minoritarios hicieran alianzas para sobrevivir y evitar que surja el bipartidismo.La seguridad:: Los índices de seguridad nacional, tanto en el campo como en ciudades ha tenido una disminución y así lo han hecho sentir los colombianos en los últimos estudios de opinión. Aunque en materia de seguridad ciudadana hay iniciativas que arrojan resultados favorables como el Plan Cuadrantes de la Policía, los colombianos reclaman un mayor esfuerzo y piden fortalecer la presencia en zonas rurales en donde los grupos armados ilegales han vuelto a hacer presencia. También piden mayo esfuerzo para quebrar la tendencia al alza de los homicidios.La infraestructura: Sobre esta materia, el país espera que haya más celeridad por parte del Gobierno en la puesta en marcha de proyectos y de obras que respondan a las nuevas necesidades y desafíos que afronta el país, sobre todo en materia económica.La adecuación en materia de infraestructura es la que va a garantizar, han dicho los especialistas, que los tratados de libre comercio que están operando y que la firma de acuerdos, como la Alianza del Pacífico, se convierta en una verdadera oportunidad para la industria nacional.Control de la minería: Después de toda la polémica que hubo en el país por la falta de normas claras para hacerle frente a la minería ilegal, el articulado que se dictó en esta materia terminó generando un caos en varios sectores del país.Muchos de los mineros artesanales aseguraron que no fueron tenidos en cuenta en la implementación de las nuevas normas y la reglamentación puso de manifiesto unas exigencias que, según ellos, son imposibles de cumplir. Esa falta de consenso ha dado origen a paros y manifestaciones en varios departamentos.Apoyo a la agroindustria: En estos tres años de gobierno de Juan Manuel Santos no ha sido posible acercar las políticas del campo y la industria a los sectores que se han visto afectados con la entrada en vigencia de los tratados de libre comercio.Aunque en general las cifras del Gobierno son positivas en agroindustria, los caficultores, ganaderos y los gremios lechero y arrocero, entre otros, se han visto afectados con estos acuerdos y el apoyo que ha ofrecido la Administración Central ha sido insuficiente para alejar el fantasma de la crisis que advierten los productores.Políticas sociales: Unas queja constante hacia la administración Santos es que con la obsesión del Gobierno Nacional en sacar adelante un proceso de paz que ponga fin al conflicto con las Farc se han dejado algunos asuntos sociales que demandan mayor atención.Si bien el rubro social mejor calificado ha sido el de vivienda, con la puesta en marcha del programa de casas gratuitas, los esfuerzos resultan insuficientes en otros campos como el de la educación, el de la salud y otras iniciativas que tiendan a la reducción en los índices de pobreza.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad