Paseo escolar terminó en tragedia, una niña muerta y dos en grave estado

Noviembre 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Paseo escolar terminó en tragedia, una niña muerta y dos en grave estado

Una niña muerta, dos sin un brazo y varios heridos son el saldo del trágico accidente en la vía Bogotá-Fusagasugá.

El bus que transportaba a 38 menores del Colegio Distrital Santa Bárbara se volcó al parecer por sobrepasar los límites de velocidad.

Una niña de 16 años muerta y dos que se encuentran entre la vida y la muerte dejó el accidente en la vía Bogotá-Fusagasugá, en el kilómetro 80, a la altura del municipio de Silvania. Según el reporte de las autoridades, el bus que transportaba a 38 menores del Colegio Distrital Santa Bárbara de Ciudad Bolívar sobrepasó los límites de velocidad, produciendo el volcamiento del vehículo y quitándole la vida a Leidy Tatiana Medina, estudiante de décimo grado. Mientras 29 niños ya se encuentran en sus casas, ocho familias todavía siguen padeciendo la angustia. Una niña de 13 años perdió gran parte de la piel del brazo derecho y necesitó cuidados especiales. Por otro lado, uno de los menores fue remitido a Soacha y otros siete a los hospitales de Kennedy y Simón Bolívar. De acuerdo con los médicos del hospital San Rafael de Fusagasugá, en el momento del accidente dos estudiantes perdieron su brazo derecho. Las versiones que han sido recolectadas por las autoridades cuentan que al parecer el conductor, Fernando Farfán, de 22 años, iba peleando con una tractomula porque lo había pasado, por eso aceleró y en una curva perdió el control del automotor. El registro oficial de la Policía arrojó que el conductor ya tenía tres comparendos, uno de ellas por conducir de manera peligrosa. Las multas ya las había cancelado. Por su parte, el director de Fiscalías del departamento de Cundinamarca aseguró que Farfán será investigado por los delitos de homicidio y lesiones culposas. Cabe recordar que los menores que se transportaban en un bus de turismo de la empresa Jet tienen edades que oscilan entre 12 y 17 años de edad, y según los padres de familia iban a un centro de recreación como premio porque eran los mejores estudiantes del colegio y tenían excelentes resultados académicos. Una de las niñas que está entre la vida y la muerte había ganado una beca para estudiar en la universidad por ser la mejor estudiante del país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad