Partido Conservador, ¿sin opción de llegar a la Presidencia?

Diciembre 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Partido Conservador,  ¿sin opción de llegar a la Presidencia?

En la Convención Nacional del Partido Conservador, llevada a cabo el pasado 27 de noviembre en la capital del país, se escogió a los nuevos directivos nacionales de la colectividad azul.

Militantes y analistas consideran que la colectividad tiende al ostracismo sin candidatos de peso para las presidenciales. Convención “accidentada”, un augurio.

La Convención del Partido Conservador  realizada  la semana pasada en Bogotá pasará a la historia de la colectividad no propiamente por ser una de las más concurridas –cerca de cinco mil personas— sino por el desorden que imperó en la máxima instancia interna.

No solo fueron las largas filas para ingresar al recinto de Corferias, la falta de información para los asistentes y las fallas de logística lo que empañó la que se suponía sería una fiesta democrática del partido de Caro y Ospina. 

Tampoco fue la rechifla del honorable público a los principales expositores, en especial al saliente presidente del Directorio Nacional Conservador, David Barguil.

“He asistido a muchas convenciones conservadoras, pero nunca a una tan desordenada e irrespetuosa como esta. Aunque a mí no me rechiflaron y pude intervenir, me pareció una falta de decoro y un espectáculo bochornoso”, afirma el exministro conservador y jefe negociador ante el ELN, Juan Camilo Restrepo Salazar.

En medio de rechiflas y gritos, “que nadie sabía ni a quién iban dirigidos”, según el exministro, al final fueron designados 19 miembros del nuevo Directorio Nacional Conservador, de los que el analista Gustavo Álvarez Gardeazábal afirma “son unos perfectos desconocidos”, salvo los ocho congresistas.

Al final del evento quedó claro que la Convención no permitió ni elegir al nuevo presidente de la colectividad en reemplazo de David Barguil, ni fijar una posición de bancada frente a la paz, y mucho menos frente a las elecciones presidenciales de 2018. Tampoco, definir qué tesis defenderán en temas tan controversiales como  la implementación del Acuerdo de Paz.

Frente al desorden que imperó en el encuentro de los casi cinco mil convencionistas, el dirigente conservador y precandidato presidencial Ubéimar Delgado Blandón sostuvo que se trató de un “desahogo”.

“Había un sentimiento represado de las bases que querían expresar su opinión frente al proceso de paz, porque la Convención venía aplazada a la espera de los resultados del plebiscito y es claro que las bases del partido iban por el No al acuerdo de paz”, agregó.

[[nid:469031;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/marta-lucia-ramirez.jpg;full;{Marta Lucía Ramírez es una de las figuras con mejor imagen en el país, pero en las elecciones presidenciales pasadas terminó unida con el Centro Democrático. Foto: Elpaís.com.co l Colprensa}]]

Pero el exministro de Gobierno Fernando Cepeda Ulloa indicó que la Convención fue tan accidentada que “esta vez desinfló” a quien fuera proclamada a rabiar como candidata de los ‘hermanos godos’ en la Convención de 2014, Marta Lucía Ramírez.

“Nadie sabe qué es lo que está pasando en el Partido Conservador, es un fenómeno político extraño, que vale la pena analizar a profundidad”, precisó.

No le falta razón, si se considera el panorama político actual y el que se vislumbra para el año electoral que viene, con una agenda tan diversa como compleja.

A todo lo anterior se agrega que el año entrante entrará a competir un nuevo partido político: el que surja de la desmovilización de las Farc, y que entra con un ‘cace’ electoral que todos parecen rechazar de entrada, pero que también todos quisieran tener.

Algunos observadores han considerado que el nuevo partido terminará haciendo alianzas electorales con algunos de los existentes, al menos en las primeras jornadas democráticas después de su reinserción a la vida civil.

Las fuentes consultadas por Colprensa coinciden en que desde hace ya varios lustros, el Conservador se ha convertido no solo en un apéndice de los gobiernos de turno y en un voto decisorio en todas las elecciones, pero sin vocación de poder.

“El Partido no tiene candidatos presidenciales de peso, los que tiene están buscando ser vicepresidentes en cualquier fórmula. Otra vez el conservatismo va a terminar siendo el socio de una coalición ganadora”, señaló el analista Álvarez Gardeazábal.

Incluso, el experto se atreve a pronosticar que tanto la exministra Ramírez como el exprocurador Alejandro Ordóñez “lo que buscan es hacer coalición con el que sea candidato presidencial del Centro Democrático”.

De ese criterio es también el exministro Cepeda Ulloa, para quien la casa azul del Park Way en Bogotá “no tiene candidatos, y a los que ha tenido no los ha apoyado”. Se refiere a las candidaturas Noemí Sanín, Marta Lucía Ramírez y Augusto Ramírez Ocampo, que no lograron el favor popular.

“Un partido político que no tiene un candidato que haga contra en primera vuelta, está condenado al fracaso. El problema es que la institucionalidad conservadora no pesa, por ello la bancada parlamentaria ‘negocia’ de forma individual con cada Gobierno”, añadió el también exembajador en Francia.

Pero el exgobernador Delgado aún tiene fe: “Lo que buscamos es reconstruir el partido, ser nuevamente opción de poder, y quitarnos  el rótulo de que somos Santos o Uribe. No, somos un partido de principios, eso tenemos que demostrarlo con un candidato propio”, sostuvo.

Para los entendidos, el problema es que el conservatismo “se acostumbró a la mermelada” y ahora prefiere “ni siquiera hacerse contar en primera vuelta”.

Integrantes del nuevo directorio ‘azul’ De acuerdo con los especialistas en el tema político, al hacer la revisión de las fuerzas políticas regionales representadas en el nuevo Directorio Nacional Conservador se puede establecer que la ecuación quedó de la siguiente manera: El saliente presidente de la colectividad, David Barguil, eligió a Carlos Augusto Londoño.El senador Efraín Cepeda, a Juan Camilo Fuentes.El exgobernador del Valle del Cauca, Ubéimar Delgado Blandón, a  la exalcaldesa del municipio de Vijes, Blanca Cardona. El senador Fernando Tamayo, también del Valle del Cauca, eligió a Luis Harold León Vargas. El senador Juan Manuel Corzo seleccionó a  su hijo Juan Felipe Corzo.La excandidata presidencial Martha Lucía Ramírez y el senador Jorge Hernando Pedraza eligieron, a su vez,  a Juan Camilo Ostos.De igual forma, el senador Hernán Andrade eligió a  Bladimiro Córdoba.El senador Juan Diego Gómez, del departamento de  Antioquia, seleccionó como nuevo integrante del directorio conservador a Orfa Nely Henao. El representante a la Cámara Juan Carlos García eligió  a José Jácome Carrascal. El también representante a la Cámara Juan Carlos Rivera, a Juan Camilo Cárdenas. Y Marina Campo representará en la colectividad ‘azul’ a la mujer residente en el departamento del Magdalena.

A estos nuevos  integrantes de la directiva conservadora se suman otros cuatro codirectores, que corresponden a los senadores con las más altas votaciones en las pasadas elecciones.

Ellos son Efraín Cepeda, Miryan Alicia Paredes, Olga Suárez Mira y Yamina Pestana. Además, están los cuatro representantes a la Cámara más votados en las últimas elecciones. Ellos son Álvaro López Gil, perteneciente al Valle del Cauca y de la línea del exgobernador Delgado; Inés Cecilia López, del Atlántico; Ciro Rodríguez, de Santander, y un vocero de Luis Fernando Almario, exrepresentante a la Cámara por Caquetá.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad