Paro de madres comunitarias afecta a más de un millón de niños en el país

Abril 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Paro de madres comunitarias afecta a más de un millón de niños en el país

Alrededor de 100 madres comunitarias completan 24 horas de protesta en la calle en frente de la sede principal del Icbf en Bogotá.

Cerca del 80% de madres pertenecientes al sindicato está en cese de actividades. En Bogotá se adelanta un plantón en la sede principal del Icbf.

Cerca del 80% de madres pertenecientes al Sindicato Nacional de Trabajadores al Cuidado de la Infancia y Adolescentes del Sistema Nacional del Bienestar Familiar -que atiende a más de un millón de niños y niñas- se mantiene en cese de actividades en todo el país.

La jornada de protesta, con la que reclaman mejor alimentación para la infancia, mejoras salariales y pensionales, presenta el siguiente panorama:

La manifestacion de madres pertenecientes al área metropolitana de Cúcuta y a los municipios de Durania y Chinácota, se concentraron este lunes frente a las instalaciones del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, lo que ha afectado a 2500 niños del departamento.

"Qué va a pasar con muchas de nosotras que somos mayores, que estamos enfermas, nos quieren dar un bono que no alcanza para nada", dijo una de las protestantes al diario la Opinión de Cúcuta.

Así mismo, María Cecilia Gutiérrez, secretaria del Sindicato Departamental de Madres Comunitarias, dijo que "desgraciadamente los directamente afectados son ellos". Aseguró que informaron a los padres que entraron al paro nacional, en defensa de los derechos de los programas de los niños.

Son más de 9.000 niños afectados en Bolívar por las protestas que se llevan a cabo de 600 madres comunitarias.

Además, es indefinido el numero de madres que también se ven afectadas en el departamento por no poder cuidar a sus niños en horarios en el día de hoy en horarios laborales.

Según voceras el Icbf, están sacando a las mujeres mayores de edad y enfermas, después que han servido más de 30 años a la infancia. Ellas afirman que no sólo están luchando por sus derechos, sino los de la niñez, ante lo cual piden que se les permita a las asociaciones que vienen contratando con el ICBF continúen manejando los recursos para los niños y niñas y garantizar la calidad de los servicios.

En la capital son 100 mujeres que completan 24 horas en la calle en frente de la sede principal del Icbf, ubicado en la Avenida 68.

Las madres cuentan con carpas improvisadas para dormir, ellas afirman que 2.500 pesos diarios para la alimentación diaria de los niños no es suficiente, así mismo se muestran inconformes en los temas de pensión y garantías laborales. Por esta razón instauraron un pliego de peticiones en el ICBF.

En Risaralda son más de 11.000 los niños afectados por las protestas. En Pereira se reunieron 400 madres comunitarias de Pereira para reclamar por mejores condiciones labores.

“Estamos peleando los derechos porque a las madres comunitarias les están cerrando los hogares y no los quieren volver a abrir; adicionalmente quieren volver la modalidad satelital, es decir que van a agrupar los hogares tradicionales en una sola sede. También reclamamos porque no es justo que mamitas de más de 70 años sigan laborando. Incluso, hay mamitas que se han muerto sin recibir nunca una pensión”, dijo al diario La Tarde Bárbara Oviedo Ospina, fiscal del Sindicato de Madres Comunitarias de Pereira.

Diálogo

Por su parte, la subdirectora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Margarita Barraquer, hizo un llamado a las madres comunitarias que realizan jornada de protesta, a que presenten sus peticiones puntuales y sostengan mutuamente un diálogo directo.

“Lo que no es aceptable es que los niños y las niñas no tengan atención. Hoy las invitamos a que trabajen sin parar, busquemos espacios donde podamos dialogar sin poner en riesgo la atención de los niños beneficiarios de los programas de Primera Infancia”, afirmó la Alta Funcionaria.

Claudia García, gerente del Programa Madres Comunitarias del Icbf, informó que más de 25.000 niños que no están siendo atendidos a raíz de las protestas que adelantan las Madres Comunitarias, serán recibidos en los Centros de Desarrollo Infantil, CDI. García reiteró que los niños no pueden verse afectados por las protestas. Por eso dijo que se implementará un plan para garantizar sus derechos y su atención: “Estamos activando un plan de choque con nuestros de Centros de Desarrollo Infantil, que es atención integral, y los niños que estaban siendo atendidos en hogares comunitarios, pero que en este momento las madres comunitarias no están con ellos, van a ser trasladados a estos centros; los niños no pueden quedarse sin la prestación del servicio”. En relación con las peticiones de las madres comunitarias, García explicó que no es posible hacer una vinculación laboral directa con ellas, dado que la Ley 1607, artículo 36, establece que no pueden ser funcionarias del Estado colombiano. García señaló que por ley está definido que pueden ser contratadas de acuerdo al Código Sustantivo de Trabajo y en este momento ellas tienen su contrato laboral con cada operador. En este sentido, manifestó que “desde el Icbf tenemos un esquema de supervisión de los contratos de aporte, con el que estamos atentos a que los operadores no vulneren los derechos de las madres comunitarias, y tenemos una mesa de trabajo con el Ministerio de Trabajo y la Procuraduría General de la Nación, para atender las quejas y reclamos que ellas hacen llegar al Icbf”. Sobre el tema de las minutas nutricionales, desmintió que hayan desmejorado y aclaró que “por el contrario este año se incrementó en un 5 % el aporte calórico y es necesario se revise este tema desde un punto de vista general, no individual”. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad