Paro agrario, crisis que el presidente Santos quiere convertir en oportunidad

Paro agrario, crisis que el presidente Santos quiere convertir en oportunidad

Agosto 31, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Paro agrario, crisis que el presidente Santos quiere convertir en oportunidad

Rueda de prensa de las negociaciones para terminar el paro agrario en Tunja.

El pacto nacional agrario será un documento compilado, de muchos sectores, el cual se convertirá en la hoja de ruta para sacar al campo colombiano de la difícil situación que lo aqueja y lo ha aquejado por años.

El paro agrario dejó en jaque al Gobierno Nacional durante más de una semana. Por un lado, los campesinos hicieron que el Ejecutivo se sentara a dialogar en la mesa con todo y bloqueos, premisa en la que el gobierno había sido tajante; por otro, hubo millonarias pérdidas e incluso desmanes de orden público. Pero tal y como lo ha reiterado el presidente de la República, Juan Manuel Santos, de las crisis nacen las oportunidades y la que planteó el Mandatario fue el Pacto Nacional Agrario que se sumará a lo pactado en la mesa de diálogo de la Habana. El pacto nacional agrario será un documento compilado, de muchos sectores, el cual se convertirá en la hoja de ruta para sacar al campo colombiano de la difícil situación que lo aqueja y lo ha aquejado por años. Este sábado, Santos dijo que espera que en la construcción del pacto participen, el próximo 12 de septiembre, los campesinos, los empresarios, los grandes agricultores, los alcaldes, los gobernadores, los diputados, los concejales y todos quienes se quieran sumar a esta alternativa, para crear una verdadera política social para el campo. “Además, hemos estudiado muchísimas soluciones, por ejemplo un proyecto de ley de desarrollo rural, que es revolucionario y que ha estado trabado en el proceso de consultas internas, a esa iniciativa se le invirtió mucho trabajo e imaginación”, dijo el Jefe de Estado. Y agregó que se el Ejecutivo está trabajando en otras alternativas para sacar al campo colombiano de la pobreza, como una ley de baldíos, el documento del Consejo Nacional para la Política Social y Económica de la altillanura. El primer Mandatario concluyó que a él le ha tocado en su gestión “bailar con muchas feas”, y es que a este Gobierno le tocó afrontar la ola invernal, el fallo de la Corte Internacional de Justicia y el paro campesino. Para el exministro de Gobierno Armando Estrada Villa, este pacto implica una especie de reivindicación del Gobierno, que está reconociendo los problemas agrícolas de Colombia, de igual forma, considero positivo que se invite a todos los sectores para crear una política pública alrededor del agro colombiano. “En primer lugar hay que reconocer que la invitación para discutir estos temas es tardía y el Gobierno lo hace como reacción a los problemas que se viven con los campesinos. Lo de la Habana es relacionado pero no es lo mismo. Allí no se ha mirado la verdadera situación del agro colombiano, allá ni siquiera se ha dicho cómo funciona el latifundio ni se le ha planteado una solución”, dijo el académico. Según Estrada, las políticas agrarias tendrán que integrarse en algún momento, tanto el gran pacto nacional como los acuerdos con la guerrilla. “Me parece bien una discusión de este tipo porque hay que discutir con los campesinos y empresarios del agro porque son ellos los que en el fondo saben más de los problemas del sector”, dijo el analista. Y según el analista Enrique Serrano, el pacto nacional agrario puede ser una solución rápida para conjurar una crisis. El experto agrega que hay que tener cuidado con lo que promete el Gobierno porque podría estarse pensando en dar un viraje a la política económica, “que pude tener a futuro consecuencias serias”. Crisis del mundo Tanto para implementar el primer punto del acuerdo con la guerrilla como para implementar el gran pacto nacional se requiere de un jefe de cartera competente que pueda poner a funcionar dichos acuerdos. El ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán, no ha sido muy bien recibido por diversos sectores que han criticado duramente su eficiencia en la conjuración del paro agrario, y además se han escuchado rumores de que su renuncia podría ser un hecho muy pronto. El ex ministro Estrada Villa asegura que el jefe de la cartera agraria no ha hecho bien su labor y criticó la práctica clientelista de repartir los altos cargos del Estado a los partidos políticos. “Una de las peores cosas que ha pasado en el país es escriturar los cargos públicos a una cuota burocrática. Los recuerdos que se tienen de los cargos escriturados al Partido Conservador son nefastos. No más, en el gobierno de Uribe eso no fue una buena experiencia. Santos debe manejar el asunto clientelar, pero no debe escriturar los ministerios a los partidos”. Por otro lado, Enrique Serrano asegura que no se debe cambiar al ministro, porque está empezando y en los primeros días le estalló una crisis “no hay razón para decir que debe ser reemplazado. En el día a día de la negociación se verá su capacidad y versatilidad para conjurar futuras crisis. Y luego de ello el presidente deberá tomar una decisión”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad