Oraciones y llanto se oyeron este martes por los niños de Fundación, Magdalena

Mayo 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias | Magdalena

Con una misa en el colegio Antonio Nariño le rindieron un homenaje a los 33 niños muertos.

Los 33 globos blancos de helio volaron hacia el cielo. Cada una significaba la vida de uno de los niños que murieron al explotar un bus. La mayor tragedia en la historia de Fundación. Así terminó la ceremonia en la plaza principal del colegio Antonio Nariño de esta población de Magdalena.Allí familiares de las víctimas de la tragedia, profesores, alumnos llegaron para rendir un homenaje a los menores muertos. Catalina Mercado, una maestra de 53 años, recordó que ella le daba clases a 27 de los 33 niños que murieron en la conflagración. “La última vez que los vi fue el pasado miércoles... Fue la última vez que me despedí de ellos. Yo llegaba al aula de clases y ellos no querían separarse de mí”, dice. “Los niños me decían mamá, tía, doña, porque cuando los recibí y hasta su muerte les inculqué que ellos tenían dos hogares: uno en la casa y el otro hogar en la escuela. Mi corazón está destrozado, yo no duermo... Tengo el pecho pequeñito de tanta tristeza, de haber perdidos a mis hijos”, expresaba la profesora.El patio principal del colegio, en el mismo que día atrás corrían los niños al salir a recreo, el obispo de Santa Marta ofició la misa. Luego, una maestra declamó poemas y un niño leyó un discurso para despedir a sus compañeros. Fundación llora. Sus 47.000 habitantes están de luto. Natalia Solís, familiar de Jesús Manuel Bolaños, de 7 años, uno de los niños muertos, comentó que la noche del lunes hicieron una vigilia. Justo en el sitio donde el bus en el que viajaban los niños estalló.“Prendimos cientos de velitas blancas y en el suelo colocamos flores, unas naturales y otras artificiales de margaritas. Fue muy duro”, relató Natalia.“El pueblo está totalmente triste, totalmente enlutado”, dijo Estella Durán, alcaldesa del pueblo.La funcionaria agregó que se estima que algunos cadáveres serán entregados en diez días. El director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, por su parte, explicó, que los cuerpos de los niños están siendo sometidos a pruebas de ADN. Agregó que las necropsias determinaron que la muerte “fue por calcinamiento, con signos de asfixia por sofocación”. En la sede de Medicina Legal en Barranquilla se vivía también un drama. Algunas personas dejaron flores y los familiares de los pequeños escribieron mensajes en pancartas que pegaron en las paredes del edificio. “Sheril Terraza, Yerinson Terraza: mis niños siempre los llevaré en mi corazón, mis bebés hermosos. Que Dios los tenga en su gloria, los amo. Tu mamá, que los quiere, y tu papá”, dice uno de los mensajes, debajo de los cuales permanecían encendidas varias velas.Esta semana se realizará una entrega simbólica de los cuerpos de los niños en una ceremonia colectiva.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad