Opinión: vacuna del papiloma, eficaz y segura

Agosto 31, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Merck, Lab. | Fabricante de Gardasil.

El fabricante de Gardasil expone su punto de vista sobre la polémica alrededor de la vacuna contra el papiloma.

Merck/MSD está firmemente comprometido con ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino y otros tipos de Virus de Papiloma Humano, VPH, 6, 11, 16 y 18 relacionados con cáncer y otras enfermedades, a nivel global y en Colombia. Tenemos confianza en el perfil de seguridad de Gardasil (vacuna que aplica MinSalud en Colombia). Esta vacuna es el resultado de más de diez años de investigación y desarrollo. Su seguridad y eficacia fue establecida en ensayos clínicos que involucraron más de 25.000 mujeres y hombres. La seguridad ha continuado siendo evaluada en estudios a gran escala de farmacovigilancia, posterior a la aprobación en más de 500.000 personas. Los datos recavados de diversos estudios de resultados reales confirman los datos de eficacia obtenidos de nuestras investigaciones clínicas. En esos estudios realizados en diversos países, entre ellos Estados Unidos, Australia y Dinamarca, se presentó una reducción en la prevalencia de la infección por VPH, incidencia de verrugas genitales y de lesiones o anomalías cervicouterinas de alto grado (precursores del cáncer), después de la vacunación con Gardasil. Si bien ninguna vacuna o medicamento está libre de riesgos, las organizaciones de salud, líderes a nivel mundial, cuyo objetivo es ayudar a proteger la salud pública, como la (OMS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC), Health Canada (Departamento de Salud de Canadá), la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), la Administración de Bienes Terapéuticos de Australia (TGA), entre otras, continúan recomendando el uso de esta vacuna. En marzo de 2014, el Comité Consultivo Mundial de Seguridad de las Vacunas de la OMS, (GACVS) resumió el trabajo de los últimos seis años en la revisión de la seguridad de las vacunas contra el VPH y afirmó que no encontró ningún problema de seguridad que pueda alterar las recomendaciones para el uso de las vacunas y concluyó que la relación beneficio–riesgo sigue siendo favorable.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad