Omar Yepes se va satisfecho, pero con el sinsabor de no poder unificar el conservatismo

Agosto 26, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Omar Yepes se va satisfecho, pero con el sinsabor de no poder unificar el conservatismo

Omar Yepes Alzate, presidente saliente del Partido Conservador.

El saliente presidente del Partido Conservador habló de su sucesor y la actualidad de la colectividad que sigue dividida.

El pasado 20 de agosto Ómar Yepes Alzate oficializó su renuncia al partido Conservador luego de más de un año de estar liderando la colectividad. Yepes considera que ya cumplió su ciclo y que el reto del partido es trabajar de manera unificada. A su salida, el representante a la Cámara de Representantes, David Barguil, quedó como candidato más opcionado para presidir el Partido, pero esa elección podría demorarse hasta la próxima convención nacional. En entrevista el presidente saliente de la colectividad azul habla de los desafíos que debe enfrentar el partido para seguir teniendo representación regional y a nivel nacional. ¿Con qué expectativa llegó a la Presidencia y cuál es su balance tras su retiro? Mi gran ambición siempre ha sido que haya partido, que el país lo identifique como una organización que le sirva, que esté preocupado por los problemas de la sociedad, no solamente a nivel nacional sino a nivel de las regiones y las municipalidades, que sea un partido autónomo, independiente en el actuar, sin necesidad de confrontarse duramente pero que controvierta. ¿En qué orilla está el Partido Conservador? El gran logro es que llevamos al partido a que se atreviera a luchar por el poder y tuviera candidatura propia, esa es la razón de ser de una colectividad. Realmente el partido ha sido más o menos conformista y se ha venido acostumbrando a ir a la saga, y lo que nosotros queríamos es que el partido en vez de ser vagón sea locomotora que en vez de que lo lleven más bien lleve. Hubo dos vertientes, yo creo que la que estuvo por fuera del Gobierno con candidatura propia, obtuvo un buen resultado. Pasadas las elecciones hemos procurado que el partido vuelva a reencontrarse, en esas vertientes, los que estuvieron con el Gobierno tienen derecho a aspirar a estar en el Gobierno y los que no, tienen su derecho a estar ahí expectantes, mirando a ver cuál es el trato que le deben dar al partido. ¿ Están conformes con el Gabinete? Yo creo que la representación que se le dio al Partido en personas estuvo muy bien, en número de Ministerios nos parece muy por debajo de lo que es el partido. El Presidente es autónomo en la escogencia del gabinete y es dueño de si le da o no representación. Obviamente, los que no estuvimos con él no estamos reclamando nada pero sí les va a dar a los demás les debería dar como partido y no como fracción. Hay unas posiciones que se manejan a nivel de Congreso, integración de Comisiones y nombramientos de algunos funcionarios del Estado, el partido debe defender sus espacios y en esas designaciones como la Procuraduría, esperamos que el Partido la preserve. ¿Qué tanto daño le hizo al partido la división que se presentó en la elección presidencial? Ninguna división es buena, lo ideal es que los partidos estén unificados, aspiramos a que más adelante cuando el presidente no se pueda reelegir el Partido se prepare para tener candidato con unas propuestas muy claras en temas como los problemas de justicia, seguridad pobreza, empleo, agropecuarios y los temas empresariales. ¿Qué nombres son presidenciables para 2018? Ya hay unos importantes y pueden aparecer muchos más, por lo pronto está Marta Lucía Ramírez que puede persistir, el propio doctor Mauricio Cárdenas, actual ministro de Hacienda, y Juan Carlos Echeverry, exministro. También está el procurador General, Alejandro Ordoñez, y Luis Alberto Moreno, presidente del BID. Nombres tenemos, lo que nos falta es ganas y hay que tratar de insuflarle eso al partido para que luche por el poder. ¿Y cómo se prepara el Partido Conservador para las elecciones regionales? Estamos organizando los cuadros, los directorios municipales y departamentales que desafortunadamente solo operan en época de elecciones. Creemos que el partido debe ser mucho más que eso y debe dedicarse a estudiar los problemas de las distintas zonas del país sin alejarse de los problemas nacionales. ¿Qué papel va a desempeñar al interior del partido? Seguiré trabajando como miembro del Directorio, hasta que termine el periodo, y más adelante trabajando como ciudadano raso que ha tenido una connotación directiva por un partido que yo que creo que se seguirá fortaleciendo. ¿Qué piensa de David Barguil, su posible reemplazo? Él es un joven interesante, en el Congreso ha demostrado capacidades habilidades y conocimientos con una serie de proyectos de ley en relación con necesidades del bolsillo de los ciudadanos y deberá ampliar su accionar con otros temas. ¿Cuál es su mensaje para los miembros del Partido? Que trabajen unificadamente para respaldar lo que merezca la atención y sea beneficio para la sociedad colombiana pero que presenten alternativas y no en actitud negativa, de decir porque no, y no preocuparse por si se gana o se pierde lo fundamental es tener posiciones. ¿En qué debe decir sí y en qué debe decir no el partido? En el tema de la paz todos estamos de acuerdo, habrá que ver qué es lo que el Presidente negocia para saber si coincidimos, porque habrá unas cosas en las que existirán discrepancias, por ejemplo nosotros consideramos que hay una legislación internacional que hay que respetar, los crímenes de lesa humanidad deben tener un tipo de castigo y en materia de desarme que la guerrilla debe entregar las armas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad