Colombianos se 'rajan' en prevención vial

Julio 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa l Elpais.com.co

Datos de Medicina Legal revelan que el año pasado hubo un incremento del 2,2 por ciento de accidentes fatales en comparación con el 2008; que de cada 100 mil hombres murieron 21 por esta causa, que de cada 100 mil mujeres fallecieron cinco; y que hombres entre los 20 y 35 años encabezan la lista de víctimas mortales en accidentes de tránsito. Ese año, el 39 por ciento de los muertos fueron motociclistas.

La Navidad de 1994 se acabó para la familia Riaño el 13 de diciembre, cuando un camión segó la vida de la pequeña Lady, de seis años. Ana Milena, que entonces tenía 16 años, no sólo perdió a su hermana sino la alegría que da la época navideña.Esa mañana, las hermanas tenían que atravesar los cuatro carriles de la Carrera 30 con Calle 26, una de las vías más rápidas de Bogotá. El tiempo para almorzar con su padre estaba cumplido. La luz del semáforo permanecía en verde y ellas aguardaban la oportunidad a un costado.De repente, alguien cruzó la calle con imprudencia; un monstruo gigante (así lo recuerda aún Ana Milena) que superaba los límites de velocidad permitidos, esquivó la peatón, pero se fue encima de las hermanas, quienes quedaron atrapadas entre un árbol y los hierros retorcidos de la camioneta Ford."Apreté fuertemente a mi hermana, sólo veía chispas y un monstruo gigante que venía hacia nosotras" , recuerda Ana. La imprudencia del peatón y la velocidad del carro dejaron sin vida a su hermana y secuelas físicas y psicológicas de las que aún no se recupera tras 16 años de la tragedia.Hoy, Ana Milena tiene 29 años, es madre de Camila y Germán Daniel, y es la responsable de conducir un bus escolar todas las mañanas. Sabe de la responsabilidad que tiene en su trabajo y en el hogar. Por eso, no ahorra esfuerzos en enseñarles a sus hijos la forma correcta en que se debe cruzar una calle."Hay que hablarles a los hijos y enseñarles desde pequeños los cuidados que debemos tener como peatones y conductores. Uno siempre cree que eso le pasa a otras personas y no a uno. Por ganar minutos y cortar camino exponemos nuestras vidas y las de los demás" , aconseja Ana.Historias absurdas como la de Ana Milena siguen ocurriendo en el país y se reflejan en las altas cifras de accidentalidad. Sólo en 2009 murieron 5.697 personas, según el informe de Medicina Legal ‘Forensis, datos para la vida’. El Fondo de Prevención Vial (FPV) dice que esa cifra significa que en Colombia se registran 9,6 muertos por cada 10 mil vehículos, cada año.Los datos de Medicina Legal revelan que el año pasado hubo un incremento del 2,2% de accidentes fatales en comparación con el 2008; que de cada 100 mil hombres murieron 21 por esta causa, que de cada 100 mil mujeres fallecieron cinco; y que hombres entre los 20 y 35 años encabezan la lista de víctimas mortales en accidentes de tránsito. Ese año, el 39 por ciento de los muertos fueron motociclistas.Las estadísticas también muestran que los sábados y domingos son días de mayor accidentalidad, al registrarse que el 41 por ciento de los muertos en las vías ocurrieron durante los fines de semana.Antioquia, Caquetá, Casanare, Cesar, Chocó, Cundinamarca, Huila, La Guajira, Meta, Norte de Santander, Quindío, Risaralda, Tolima, y Valle del Cauca registraron aumentos significativos en el número de muertes por accidentes de tránsito en el 2009.La accidentalidad, tema de agenda públicaLas cifras llevaron al Fondo de Prevención Vial a ordenar la primera investigación estadística nacional acerca del comportamiento de los colombianos como conductores (de carros o motos), pasajeros y peatones. Los resultados confirmaron una verdad que se sospechaba: todos creemos que nuestro comportamiento en las vías es ejemplar, el de los demás es reprochable y que, en general, no nos va a pasar nada malo.Las respuestas encontradas por el Estudio Nacional de Comportamiento y Seguridad Vial (*) , realizado en noviembre de 2009, motivaron al Fondo a lanzar su campaña ‘Epidemia de excusas’, que actualmente aparece en los medios de comunicación del país.Un resultado importante del estudio es que aunque para 8 de cada 10 colombianos la seguridad en las vías es un tema fundamental y 6 de cada 10 lo califican como un asunto "grave" , estos casos parecen no estar en las agendas públicas de las ciudades.Cuando se les preguntó a los ciudadanos cuáles son los principales problemas de las ciudades, ubicaron los accidentes de tránsito en el quinto lugar. Sólo un 5 por ciento de los encuestados lo consideraron un tema prioritario.Alexandra Rojas, directora del FPV, dice que "el tema requiere una mayor relevancia en la agenda pública, el Fondo ha venido trabajando en esto, porque considera que la única manera de salvar vidas y proteger la integridad de los colombianos es que todos seamos conscientes del problema, dejemos las excusas y seamos parte de la solución" .El estudio también identificó la percepción de los colombianos frente a la seguridad vial, cómo es el comportamiento en las vías y las excusas más frecuentes para justificar acciones imprudentes.El 74 por ciento de los colombianos encuestados considera que los responsables de los accidentes son los demás. Para ellos, en las carreteras prima la emoción sobre la razón, pues al 54 por ciento de los conductores encuestados, manejar rápido les produce placer.No obstante, el 70 por ciento de los colombianos sienten miedo, respeto y estrés cuando conducen. Al 67 por ciento de los conductores, el tránsito y la forma de manejar del otro les ‘sacan la piedra’.Los actores viales, conductores y peatones, tienen múltiples excusas para justificar el desacato de las normas de tránsito y las maniobras imprudentes. Los argumentos más comunes son: por evitar un trancón, por llegar más rápido, por estar seguro de que no será castigado, porque alguien lo ha hecho y le ha ido bien y porque es lo acostumbrado.Según Alexandra Rojas, en seguridad vial "estamos en un nivel medio en Iberoamérica. Países como España han sido muy exitosos en estos temas: tiene cuatro veces más vehículos que nosotros y menos de la mitad de muertos por accidentes de tránsito. Hay mucho por hacer; estas cifras podrían ser mucho menores si les damos la importancia que merecen" .Buena parte del problema obedece a que pese a las cifras negativas "tenemos una visión optimista de lo que somos en las vías; nos consideramos buenos actores y prudentes" , manifiesta Rojas. De hecho, el 99 por ciento de los encuestados se considera mejor conductor y apenas el 1 por ciento cree que es peor que la mayoría.El 74 por ciento se considera muy prudente en la vía; sin embargo, el 48 por ciento acepta que de vez en cuando realiza maniobras arriesgadas. "Los actores viales nos tenemos que confrontar y mirar realmente qué tipo de actores viales somos. Si lo que estamos haciendo es justificar nuestro comportamiento imprudente o descuidado con excusas" , afirma la directora del Fondo.El estudio también indicó que el 66 por ciento de los encuestados cree que para ser buenos conductores hay que acatar las normas. Sin embargo, 1 de cada 4 las considera demasiado severas."Hay que mejorar el comportamiento": autoridades vialesEl comandante de la Policía de Carreteras, general Rodolfo Palomino, hizo un llamado a los colombianos para que a partir de este puente festivo, los conductores mejoren su comportamiento en las vías y se disminuya la accidentalidad en las carreteras."Los invito a disfrutar de este puente festivo con todas las precauciones y seguridad. Tenemos que mejorar el comportamiento inadecuado y privilegiar por encima de todo nuestras vidas" , dijo.El oficial consideró que mientras no sea más exigente el examen de conducción para la entrega de licencias, los propósitos para mejorar el comportamiento no tendrán resultados positivos. "Las autoridades deben garantizar la entrega de los permisos a personas idóneas" , concluyó.* El estudio ordenado por el FPV se realizó a nivel nacional en 36 municipios y 6 regiones de Colombia y se aplicó a un total de 1.304 personas mayores de 18 años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad