“No voy a perder el derecho a opinar”: Angelino Garzón

“No voy a perder el derecho a opinar”: Angelino Garzón

Septiembre 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
“No voy a perder el derecho a  opinar”: Angelino Garzón

Las funciones del Vicepresidente están definidas en la Constitución Política, que son las de reemplazar al Presidente en ausencia temporal o absoluta, y cumplir funciones que el Presidente le defina al Vicepresidente.

El Vicepresidente de la República dijo que si es necesario se va con el cargo para su casa, al responder llamado del presidente Juan Manuel Santos.

Para diversas interpretaciones dio este lunes la respuesta del vicepresidente de la República, Angelino Garzón, de que no va a renunciar a su derecho de opinar en público, el cual dijo defenderá.El pronunciamiento de Garzón se dio tres días después de un fuerte llamado de atención que hizo el presidente Juan Manuel Santos para que los temas de su administración se discrepen en privado y no en público, y que el funcionario que lo quisiera hacer así, no podría ser parte del Gobierno. Desde Pasto, donde asistió a un encuentro de alcaldes, el Vicepresidente fue enfático al asegurar que no dejará de opinar ni pensar, porque “el derecho a opinar es lo que más tenemos que defender en una democracia”. “Defiendo como un gato patas arriba que ese derecho lo tenga todo ciudadanos. Si es necesario me tendré que ir con el cargo a mi casa, pero sin perder el derecho a opinar”, afirmó Garzón. A renglón seguido agregó que: “No soy empleado del Gobierno, soy vicepresidente elegido por voto popular”, tras explicar que por decisión y generosidad del Presidente de la República él está cumpliendo unas funciones, pero que sí Santos decide quitárselas, ahí sigue el cargo. Insistió en que “no va a renunciar” a sus principios ni a su historia. Luego en Twitter diría: “Constitucionalmente el Presidente define funciones al Vicepresidente que para cumplirlas no requiere ni precisa ser empleado del Gobierno”Las lecturasPara los analistas es claro que en el Gobierno se vive el mayor momento de tensión, más aún cuando Garzón no es subordinado del presidente Santos. El politólogo Fernando Giraldo cree que nunca antes el Presidente había sido tan explicito frente a las controversias públicas y a lo que quiere en su gobierno, lo que pudo hacer sentir mal a Garzón. “El Vicepresidente, en sentido riguroso y de acuerdo con la Constitución no hace parte del Gobierno, él tiene un cargo y una función que está en el Estado como tal, no en el Gobierno, y aunque está haciendo valer el derecho que le asiste por ley de no estar subordinado al Presidente, al responder así empieza a sonar un poco displicente y retadora”, dijo Giraldo. Agrega que en el Gobierno hay dificultades internas, “que tienen que ver con que Angelino tiene unos intereses políticos muy particulares, que son de largo aliento en perspectiva electoral, no sé si aspira a ser candidato presidencial, pero ese ha sido un sueño de él”.Agregó que sí las cosas siguen por esa ruta, se puede terminar en una situación complicada que llevaría a un aislamiento entre el Mandatario y el Vicepresidente, lo que podría, si Garzón no baja el tono, conducir a que el Primer Mandatario le ofrezca una embajada. Giraldo también plantea que Garzón se podría estar curando en salud en temáticas sociales en perspectiva electoral.“Eso refleja que hoy Santos no está pensando en una reelección y como hay un aspiración de Germán Vargas Lleras, Angelino piensa que hay una posibilidad y que va atener que confrontar a miembros del gabinete. Es probable que esté haciendo ese calculo político”. Para el politólogo Ancízar Marroquín además de los probables intereses electorales que pueda tener Garzón, éste se está creando espacios como defensor de temas sociales, “pero lo hace a costa de sus compañeros de gabinete, de funcionarios y de las decisiones y de la imagen del Gobierno”. El catedrático añade que salir a defender lo social también lleva a que se blinde y, a futuro, si se postula a la Presidencia, pueda decir nunca estuve de acuerdo como manejaban algunas decisiones de Estado en contra de sectores vulnerables “y ese sería su caballito de batalla”, tras añadir que pareciera que Garzón fuera la rueda suelta del Gobierno.Un tercer aspecto para Marroquín es que el Vicepresidente podría estar midiendo cargas al ponerse sobre el tapete el tema de la reelección de Santos, “él podría estar diciendo, yo también voy mostrando lo mio”, más si se tiene en cuenta que algunos de sus compañeros, como Germán Vargas, han picado en punta. No se puede ir del GobiernoSobre la posibilidad de una salida de Angelino Garzón del Gobierno, otros analistas creen que eso no es probable. El politólogo Alejo Vargas explica que el Vicepresidente no es parte del Gobierno y eso hay que diferenciarlo.“El Gobierno lo forman los ministros que son empleados del Presidente, el Vicepresidente no es empleado del Presidente, sino es la figura que constitucionalmente está establecida para que si el Primer Mandatario por cualquier circunstancia falta, bien sea de manera temporal o definitiva, él asuma como Presidente, por lo tanto eso tienen otra connotación distinta” , explica Vargas.Cualquier rumor que se produzca sobre una posible salida de Garzón queda descartada, añade Vargas, para quien el mayor problema sería un distanciamiento con el Jefe de Estado.“Si las diferencias entre Santos y Garzón se agudizan no pasaría nada porque Angelino fue elegido por los mismos nueve millones que eligieron a Santos, no habría nada que hacer, simplemente se podrían distanciar personalmente pero él sigue siendo el Vicepresidente hasta tanto renuncie y a él no lo puede destituir nadie”, dice Vargas. El también analista Freddy Cante afirma por su parte que “esta es una lección para mirar que los gobiernos no son monolíticos y que en el interior de ellos existen diferencias”.Cante descarta que se puedan presentar problemas de gobernabilidad en el futuro “porque los enfrentamientos son sanos para la democracia. Creo que mal que bien el enfrentamiento entre Santos y Garzón fue provechosos porque justamente dio cabida a que se abriera el debate sobre qué tan objetivo es el índice de pobreza que ha diseñado Planeación Nacional”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad