"No todo el que venga a la topa tolondra podrá entrar a Europa": Santos

Diciembre 02, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Lorena Beltrán | Colprensa

El presidente Santos destacó como un hecho muy importante la exención de la visa Schengen y dijo que Colombia es un país importante para la Unión Europea.

Juan Manuel Santos vive hoy uno de sus días más felices como presidente de la República. Tras un largo trabajo diplomático, esta madrugada (hora de Colombia) firmó en Bruselas la exención de la exigencia de visa a los colombianos que viajen al espacio Schengen, de la Unión Europea. Minutos después de cumplir ese trámite, uno de los mayores logros en su tarea de gobierno, habló con Colprensa, sobre cómo se llegó a este momento. 

Presidente, usted asegura que la imagen de los colombianos ante el mundo ha cambiado, medidas como esta que acaba de oficializarse con la Unión Europea lo demuestra. ¿Cuál fue el mayor reto de este proceso? El reto fue el proceso mismo. El hecho de que Europa, en todas sus instancias, lo haya aprobado, es muy importante. Porque eso pasó por el Parlamento Europeo, el Consejo, la Comisión y últimamente tuvimos el temor de que por los problemas migratorios que está teniendo Europa, que son muy serios, de pronto este proceso se nos iba a demorar o a detener, pero no fue así. El propio comisionado nos dijo en la reunión que tuvimos esta mañana que el compromiso era absoluto. Colombia es un país importante para Europa, lo que está pasando es un reconocimiento a lo que nuestro país ha venido haciendo. Es un paso más al progreso de Colombia, eso es un hecho histórico que significará que miles de familias colombianas puedan ahora ir a visitar a sus amigos, a sus parientes, incluyendo estas navidades. Algo que anteriormente no podían hacer porque les exigían esta visa. Sin embargo ese documento que acaba de firmarse, no significa que los viajeros vayan a ser necesariamente admitidos en cualquier destino de Europa... Lo que hay que advertir es que cualquier ciudadano de cualquier país del mundo que vaya a otro país, le van a hacer unas preguntas obvias pero importantes como a qué viene, cuánto tiempo se va a quedar, cuánta plata tiene, qué pasaje de regreso tiene. Si no sabe cómo responder esas preguntas y no tiene unas respuestas claras, pues lo devuelven, pero eso pasa en cualquier país del mundo y con cualquier ciudadano del mundo, no solamente con colombianos. Por eso simplemente hay que tener cuidado, porque no todo colombiano que quiera venirse así como dicen “a la topa tolondra” lo van a dejar entrar. Tiene que tener unos requisitos mínimos de recursos, de dónde se va a quedar y sobre todo de cómo se va a devolver. Concluye su gira en España, país que al igual que Estados Unidos, alberga una gran cantidad de colombianos. ¿Cómo avanza el proceso de eliminación de visa con ese país? El proceso con Estados Unidos es un proceso demorado, no quiero generar expectativas falsas. Ya lo que se logró fue que en lugar de una visa de dos, tres o cuatro años, se extendiera a diez años. Ahora estamos en el proceso, que es demorado, para ver en qué momento nos pueden quitar la visa. Nosotros estamos modernizando y normalizando a Colombia. ¿A qué se refiere con normalizar el país? Entre otras cosas, terminar la última guerra, el último conflicto armado del hemisferio occidental. Eso va a contribuir a que nos vean como un país normal y en la medida que podamos ir dando garantías de que este país sea normal, pues van a seguir quitándonos visas, como ya lo han hecho 63 países del mundo. Ese es un logro muy importante. Otro motivo que fortalece las relaciones entre la Unión Europea y Colombia es el fondo fiduciario que ésta comunidad impulsa de cara al postconflicto, y el enviado especial al proceso de paz ¿cuál es el estado actual de ambas contribuciones? Los dos van muy bien. El fondo ya surtió los procedimientos legales para conformarlo, faltaba que alguien pusiera el primer aporte de dinero para iniciar y España lo hizo, con un monto de 3 millones de euros. Ahora empieza un proceso con los otros países, para ver cómo se canalizarán esos recursos y en qué se van a invertir. El enviado especial es un exministro de Irlanda, designado como respaldo al proceso de paz por la Alta Representante de la Unión Europea, Federica Mogherini. Me reuní en Colombia con él y en Europa también. Él nos va a ayudar en esta última fase del proceso de paz, poniendo algunos ‘puntos sobre las íes’ a lo que falta. Durante la COP21 en París destacaron la biodiversidad de Colombia y el compromiso ambiental que usted ratificó en esa cumbre. Sin embargo en su gira por Asia también dejó clara la meta de Colombia de crecer económicamente ¿cómo encontrar un equilibrio entre ambos objetivos? Ese es un gran reto para el mundo, ver cómo podemos tener un crecimiento sostenible. Uno de los grandes compromisos que adquirimos todos los países en la última Asamblea de Naciones Unidas fue precisamente los objetivos de desarrollo sostenible, cómo crecer y al mismo tiempo ser amigable con el medio ambiente. Asimismo ir disminuyendo la utilización de la energía a base de petróleo de carbón e ir promoviendo energías como tenemos en Colombia: hidráulicas y limpias. ¿Cuál fue su llamado frente al cambio climático? Colombia es un país muy importante en ese contexto, del medio ambiente, porque somos el país más rico en biodiversidad por kilómetro cuadrado, somos un país con fuentes de agua como pocos países en el mundo, un país con energía de todo tipo y con una biodiversidad privilegiada que debemos proteger. Por eso también somos muy vulnerables al cambio climático y por eso la Cancillería y todas las autoridades colombianas han sido tan activas en la discusión de este tema de cómo detener el cambio climático. Y allí ratificamos el compromiso de reducir en un 20 % a 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad