No tema envejecer: claves para asumir bien la edad

Julio 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
No tema envejecer: claves para asumir bien la edad

La vejez con calidad de vida se construye desde los años de juventud. Siembre desde ya, para poder cosechar.

“No quiero envejecer”, escuchó mucho la psicóloga chilena Pilar Sordo. Decidió escribir un libro que enseña a asumir bien la edad.

Uno envejece de acuerdo a cómo ha vivido. Y es que con los años cada uno termina recibiendo lo que ha entregado en la vida, de ahí el temor de muchos a envejecer. “No quiero envejecer” fue la frase que más escuchó la sicóloga chilena Pilar Sordo durante una investigación sobre la que se sustenta su nuevo libro. “Ya sea porque los valores del éxito están asociados exclusivamente a la juventud o por el miedo que nos produce el que mañana nos falten la salud o los recursos, pero nos aterra el paso del tiempo”, asegura la especialista. Cuenta Sordo en su libro, que lleva precisamente como nombre esa frase ‘No quiero envejecer’, que culturalmente se asocia la palabra vejez con “deterioro, enfermedad, muerte, sufrimiento”, olvidando que es un nuevo ritmo vital que se debe asociar con “descanso, disfrute, sabiduría, plenitud”. “Hay un ejercicio que me enseñó una increíble mujer con ancestros japoneses. Imagínese que está de pie, mirado hacia adelante y le piden que ubique el pasado y el presente. Todos los occidentales ubicaran el pasado atrás y el futuro adelante, ¿cierto? En cambio, los japoneses lo conciben absolutamente al revés. El pasado adelante porque es lo único que conocen y de lo cual pueden aprender todos los días, y el futuro atrás, por ser desconocdio e incontrolable, es por eso que ellos valoran a la gente adulta”, explica Pilar.A continuación, la chilena y otros expertos en crecimiento emocional comparten claves para vivir plenamente y disfrutar del paso de los años.1. Descanso reconciliador “El descanso es una más de las contradicciones de la vida, nos la pasamos anhelándolo y cuando llega, no sabemos qué hacer con él”, sostiene Pilar Sordo. Eso sucede porque se tiene un concepto errado de lo que realmente es el descanso. “Hay que entenderlo como la invitación al silencio y la búsqueda de paz interior, y no como el hecho de no hacer nada”, añade la sicóloga. De esa forma hay que mirar el descanso como una reformulación de las actividades, que implica preguntarse qué quiere hacer, qué dejó de hacer en su vida que ahora puede retomar, pero desde el punto de vista del placer. Es cambiar el “Yo debo” por el “Yo quiero”. Una buena opción es practicar yoga u otra disciplina espiritual que lo conecte con un buen descanso.2. Superar el nido vacíoLa vejez es el tiempo también para ver el rostro de la pareja que hace mucho probablemente no veía por estar enfocados en los hijos, el trabajo, las cuentas, etc. “El problema es que si nunca cuidaron los afectos, si estuvieron preocupados del resto y no entendieron que el motor de todo eran ellos dos, el volver a encontrarse con la pareja luego de tanto tiempo puede generar más de un roce”, dice Sordo. Ante esto, es importante respetar los gustos de la pareja, que seguramente han cambiado, pero será una oportunidad de volver a conocerse, a gustarse y, ojalá, volver a ser novios y esta vez para siempre.3. Romper la rutinaSegún Juan Hitzig, médico especialista en Medicina del Envejecimiento, ser inquieto mentalmente, curioso y llevar a su cerebro a lugares por los que nunca anduvo: geográficos (aunque no sean largos viajes) o mentales, es el mejor ejercicio de una persona adulta mayor. En otras palabras es acabar con la rutina y tener siempre la imaginación en funcionamiento, porque, de acuerdo con el especialista, al estar dispuesto a incorporar cosas nuevas se aumenta la plasticidad neuronal y se segrega algo que se llama “factor de crecimiento neuronal”, una proteína que compacta más la unión neuronal y es un antídoto contra el paso de los años que tiende a desenganchar las neuronas. Es hora de dejar el libreto, ahora es cuando hay que vivir a plenitud.4. Mantener contactosLa peor compañera de la vejez es la soledad. El hecho de que usted no tenga la misma energía que tenía cuando joven no quiere decir que no pueda compartir de una tarde, un paseo o un viaje de amigos. Ahora es cuando tendrá más tiempo para la tertulias, las visitas y mirar una película en grupo. “Además, la integración con todos los miembros de la familia, permitirá que se acerque a todas las generaciones. Eso es un saludable y agradable remedio”, afirma Érika Mariot, conferencista de Seminarios RIA. Colaborar en la formación de los nietos y sobrinos es un rol que hace sentir al adulto mayor que es necesario en el hogar, que los años son también sabiduría.5. Rutina saludableNo se trata de volverse un consagrado deportista después de los 60 años, mucho menos cuando su cuerpo no está acostumbrado a la actividad física diaria. Si su médico lo permite, basta con una caminata diaria, a su ritmo, de 20 minutos; algunos estiramientos en la mañana, nadar cada semana y aprender a meditar. Nunca es tarde para equilibrar mente y cuerpo. No se exceda en los ejercicios, el objetivo es estar activo por salud, no por belleza. La alimentación es primordial en cualquier etapa, pero mucho más en la edad adulta, si de verdad se lo propone puede cambiar su dieta alimentaria por más frutas y vegetales, y menos fritos y harinas.6. La vejez como ventajaUno de los mayores temores de llegar a la vejez es mirarse al espejo y sorprenderse con los efectos de los años. Hay adultos mayores que le temen más a las arrugas que a las enfermedades, creen que “envejecer con dignidad” es sinónimo de evitar el deterioro de la piel, por eso acuden al Bótox o a las cirugías estéticas intentando detener la juventud. Una buena forma de superar estos temores es viendo la vejez como una ventaja: ya no es el joven inmaduro, preocupado por probarle al mundo su valía y limitado por el qué dirán. Tal vez no resista beber y comer como antes, pero degusta mejor cada bocado. Tal vez la mente no es tan ágil, pero sí más serena y sabia. No toda la moda le queda, pero el estilo es imperecedero.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad