"No soy mandadera de nadie": Marta Lucía Ramírez

"No soy mandadera de nadie": Marta Lucía Ramírez

Enero 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz R. | Reportero de El País Bogotá

"Congresistas y yo necesitamos el apoyo de las bases que ya hablaron. No creo que vayamos a tener una actitud suicida de ir en contravía de las bases", dice Marta Lucía Ramírez.

La candidata del Partido Conservador dice que espera que la bancada azul apoye su aspiración y que trabajen juntos.

A Marta Lucía Ramírez, candidata a la Presidencia del Partido Conservador ya le molesta que le pregunten si va a hacer coalición con el uribismo y por ello responde con una frase contundente: “No soy mandadera de nadie, no soy segundona de nadie”.La aspirante, sin embargo, dice que está segura que va a llegar a la segunda vuelta y no descarta una gran coalición con los sectores que están en contra de la reelección del presidente Juan Manuel Santos.¿Cómo recibió usted el respaldo de los convencionistas que la ungieron con la candidatura presidencial a pesar del retiro de un nutrido grupo de congresistas?Es la expresión de las bases conservadoras que querían defender su partido, la vocación de poder, recuperar el autoestima y todo eso fue lo que quedó claro con esa votación. Fue lamentable que la convención hubiera sido irrespetuosa con el senador Roberto Gerlein, él es un hombre que por su edad avanzada, por su condición de senador y también porque es un ser humano, -- todas las personas merecen que se respete su dignidad humana--, fue una falla grande de la convención no haberlo dejado hablar, haber sido irrespetuosos con él. Pero también veo una falla de los congresistas retirándose del recinto para tratar de acabar el quórum e impedir la votación. Creo que todo eso desdice mucho y hay que corregir esos errores.¿Qué va a hacer usted para evitar el deslizamiento de algunos parlamentarios a otras campañas y que se repita la historia de Juan Camilo Restrepo en el 2002 y Noemí Sanín en 2010?Eso lo hicieron en el pasado, curiosamente los mismos líderes de la reelección del presidente Santos que estaban entregando ahora el partido ya lo hicieron con Noemí Sanín hace cuatro años, para eso son los estatutos de la colectividad que son suficientemente claros en esa materia: el que haga parte del partido y que tenga el aval del conservatismo primero tiene que apoyar la candidatura propia del partido, de lo contrario eso tiene consecuencias también. Nosotros esperamos que la bancada parlamentaria y la candidata trabajemos juntos.En diálogos que se escucharon en el Centro de Convenciones hubo quienes aseguraban que ninguno de los precandidatos era competitivo...Estoy absolutamente segura que tengo la fuerza, porque tengo la coherencia y porque tengo la seguridad interior de saber que estoy en la política no para beneficiarme, no para satisfacer vanidades ni egos. Mi fuerza para ganar son las convicciones, no una maquinaria política.¿Cómo ve que sectores congresionales anuncien que van a impugnar la convención y pedirán que se repita?Sería lamentable que le hagan ese daño al partido y se lo hagan a ellos mismos, porque provocar más confusión en el interior del partido lo único que hace es demorar nuestra candidatura y creo que eso no sería ético, no sería justo, no sería decente. No soy detractora de nuestros congresistas, soy detractora de una manera de hacer política que estoy esperando que ellos también me ayuden a trasformar.¿Quedó dividido el partido con esta decisión?Lamentablemente creo que el retiro de los congresistas no le hizo bien a la unidad que esperábamos se sellara con la elección de la candidatura. Espero que esta página la podamos pasar y que realmente todos veamos que lo de la convención fue la unidad de las bases y esas bases exigen de los congresistas y de la candidata trabajar unidos.¿Qué les dice a quienes advierten que usted va a ser la encargada de llevar el conservatismo para el uribismo?Creo que ha sido tan irrespetuoso eso que francamente creo que no merece ni siquiera una respuesta. No soy mandadera de nadie, no soy segundona de nadie, yo soy una mujer que estoy en la política para hacer cambios profundos a la manera que muchos han hecho la política, no voy a ser acá la que esté de mandadera de nadie, nunca jamás. Voy a llevar esta candidatura hasta la primera vuelta, sé que tengo la convicción, la fuerza, el conocimiento y la preparación para pasar a la segunda vuelta y sé que llegaremos a la Presidencia.Si no logra pasar a la segunda vuelta ¿cuál candidato sería atractivo para que el Partido Conservador apoye?No considero esa posibilidad, porque lo que hay que buscar son qué apoyos son atractivos para que nos apoyen a nosotros en la segunda vuelta. ¿Quiere decir que hay posibilidad de una gran coalición en contra de la reelección?De una coalición para que nosotros ganemos en la segunda vuelta, por supuesto que hay posibilidades. Estoy convencida que vamos a necesitar en la segunda vuelta una coalición que nos apoye y vamos a lograr la Presidencia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad