"Colombia no puede seguir polarizada, esto le hace daño al país": Mauricio Lizcano

default: "Colombia no puede seguir polarizada, esto le hace daño al país": Mauricio Lizcano

El nuevo presidente del Senado buscará consensos y dijo que "una constituyente es inconveniente".

"Colombia no puede seguir polarizada, esto le hace daño al país": Mauricio Lizcano

Julio 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Argemiro Piñeros | Colprensa

Óscar Mauricio Lizcano, de 39 años, es el nuevo presidente del Senado de la República.

El nuevo presidente del Senado buscará consensos y dijo que "una constituyente es inconveniente".

Los nervios le ganaron a Mauricio Lizcano el miércoles en la plenaria del Senado. Y tenía razón: se posesionó como  nuevo presidente del Congreso y lo hizo en uno de los momentos más particulares para la historia del país, cuando se tendrán que tramitar y aprobar las leyes y reformas que permitan desarrollar los acuerdos de paz. Lea también: Así quedaron las mesas directivas del Senado y la Cámara de Representantes. Del Partido de la U, caldense y con el triste rótulo de haber sido víctima de la violencia de las Farc, pues esa guerrilla tuvo secuestrado a su padre Óscar Tulio por más de nueve  años, el nuevo presidente del Senado asegura que en estos momentos  es un riesgo hacer  una constituyente para reformar la justicia.  Lizcano también se comprometió a dar un debate abierto a la reforma tributaria, y se refirió a la necesidad de reformar los salarios de los congresistas, al paso que aseguró que  dará todas las garantías para que la oposición trabaje en este nuevo periodo legislativo. ¿Qué le va a significar al país este periodo legislativo que arrancó el 20 de Julio? Este periodo legislativo significa paz, sentar las bases para una nueva Colombia, acabar la guerra de 50 años, construir una legislación que permita solidificar la paz, dejar al país en términos económicos muy bien. Se requiere un gran compromiso del Congreso de la República para trabajar por Colombia, con los temas que le interesan a los colombianos. La agenda en temas económicos es grande: reforma tributaria, presupuesto de regalías, presupuesto 2017, ¿qué esperar, más impuestos? Lo primero que debo decir es que el Congreso se mide por las decisiones responsables que tome, somos conscientes de que Colombia necesita simplificar y reordenar su sistema tributario, si quiere ser un país mucho más competitivo. En ese orden de ideas buscamos una reforma tributaria no que lesione a las clases medias y bajas, sino, por el contrario, que  haga más amigable la inversión, respete a la empresa como una generadora de empleo, sea más equitativa. Debemos tener además un presupuesto que esté acorde a los compromisos de paz, a los desafíos sociales que tiene el país, pero también a la regla fiscal y los compromisos fiscales de mediano plazo para que Colombia mantenga un crecimiento económico. ¿Pero sí se podrá hacer el ajuste económico actual, dar plata al posconflicto y no subir impuestos? Ese es el gran compromiso que tiene el Gobierno al presentar el presupuesto, es el gran compromiso del Congreso para aprobarlo, tiene que haber un equilibrio entre la financiación del posconflicto y la realidad fiscal del país. Este es el debate en el que debe entrar el Congreso, garantizar la estabilidad económica y el crecimiento económico, como también las políticas sociales y garantizar la financiación de la paz. ¿El presupuesto de regalías se caerá debido a la crisis petrolera? El sistema de regalías hasta ahora sigue como está, no se ha pensado cambiar, es una reforma que quedó bien hecha. En donde sí habrá debate es alrededor del  sistema general de participación; nosotros sí queremos trabajar desde el Congreso la descentralización, el país se ha vuelto muy centralista, los alcaldes tienen que venir a Bogotá a todos los despachos oficiales para poder gestionar cualquier recurso. ¿Comparte la propuesta, planteada por algunos colegas suyos, de hacer una Constituyente para la Rama Judicial ante la imposibilidad de sacar esa reforma en el Congreso? No la comparto. He propuesto que se abra un diálogo franco y sincero con las altas cortes y concertemos la reforma a la justicia y otras reformas que el país necesita. En este instante hay una sensación en el Congreso de la República  de que la Corte Constitucional está legislando y que no respeta muchas de las decisiones que toma el Legislativo, por eso queremos construir una relación constructiva con las altas cortes y llegar a unos acuerdos con  autonomía, pero bajo el principio de colaboración de poderes. Una Constituyente es inconveniente, uno sabe dónde comienza pero no sabe dónde termina. Sí, se cita una Constituyente para el tema de justicia, pero puede terminar siendo soberana, como fue la de 1991. En este momento que está viviendo Colombia no es conveniente, acabamos de firmar unos acuerdos de paz, pero si abrimos una Constituyente puede cambiar lo que pasó en esos acuerdos, eso iría en contra de la palabra empeñada del Gobierno y todo lo acordado. Además, estamos en un momento de turbulencia económica en donde debemos tomar decisiones y si se le cuenta al mundo ahora que aquí va a haber una Constituyente eso puede dar sensación de inestabilidad. ¿Qué hacer con el salario de ustedes los congresistas, está de acuerdo en bajarlo? Hay que dar un debate, hay que explicarles a los colombianos que el salario de los congresistas está en la Constitución y que además de esto depende el salario del Presidente de la República, los ministros, los altos funcionarios del Estado: no se trata  solo de los congresistas, pero sí creo que se debe abrir un debate nacional de todos los partidos, los poderes del Estado, para revisar ese tema. Estoy dispuesto como presidente del Congreso a abrir el debate. Su partido, la U, acaba de presentar una reforma electoral en donde se acaba el Consejo Nacional Electoral  y se cambia la Registraduría Nacional, ¿si habría ambiente político para que pase?  Viene un debate importante y es que si nosotros queremos un país en paz, un país moderno, más equitativo, debemos tener un sistema electoral más eficiente, en ese orden de ideas no podemos seguir permitiendo que la plata sea el común denominador de la política en Colombia y siga existiendo  corrupción al interior de los órganos electorales. Tenemos que hacer que sea más transparente el sistema electoral. Ahora, con la coyuntura de la paz, se debe hacer el debate sobre esa reforma, que además toque el funcionamiento de los partidos, que toque cómo se manejan las elecciones, implementar el voto electrónico. ¿Qué opinaría usted, si en virtud de los acuerdos de paz tuviera que posesionar como senadores a jefes de las Farc con curules asignadas? Esa es una decisión que no pasa por nosotros, pasa por las negociaciones de La Habana, si allá acuerdan que algunos miembros de las Farc deben entrar al Congreso, yo no tendría ningún problema en cumplir ese compromiso que haga el Gobierno, pero especular desde nuestra institución hoy no le hace bien al país. ¿Espera que en este periodo legislativo en especial la oposición del uribismo sea mucho más férrea? Espero que no, la verdad es que desde la presidencia del Congreso —como lo dije en el discurso de posesión— me interesa lograr consensos. Colombia no puede seguir polarizada, esto le hace daño al país, está realmente afectando muchos valores de los colombianos. Esta presidencia va a buscar puntos de acuerdo sobre lo fundamental en temas de interés nacional y daré las garantías tanto a las mayorías como a la oposición para que ejerzan su debate político. Al fin y al cabo, así es la democracia y esta es la naturaleza del Congreso.  

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad