“No podemos tomar decisiones a la ligera” : Guillermo Mendoza Diago

Enero 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
“No podemos tomar decisiones a la ligera” : Guillermo Mendoza Diago

El fiscal (e), Guillermo Mendoza Diago, que entrega el cargo la otra semana, dice que la falta de presupuesto es el problema de la entidad. Asegura que habrá decisiones sobre AIS.

¿Cuál es el balance de su gestión en los 14 meses que estuvo de fiscal encargado?En lo administrativo se sacó adelante la carrera para fiscales y la mayor parte de las personas que concursaron y los cargos que estaban disponibles fueron provistos por el régimen de carrera. Se le puso orden a algunos procesos y a la planta de personal para ser más eficientes en la investigación contra las bandas criminales emergentes y en procesos por desplazamiento forzoso y la búsqueda de reparación para lo cual se crearon dos unidades.Desde lo judicial se encaminaron procesos que venían caminando pero necesitaban decisiones de peso y de fondo como parapolítica y ‘falsos positivos’, en los cuales ya se han tomado decisiones importantes y de peso. El proceso de Justicia y Paz venía avanzando, sin embargo, en septiembre algunos ex comandantes ‘paras’ se negaron a seguir participando. ¿Cómo dañó eso el proceso judicial?Cualquier obstáculo al desempeño de los fiscales y jueces de Justicia y Paz, así como llevar las indagaciones y procesos de versión libre, repercute en la eficiencia de esa unidad porque obstaculiza el proceso, lo bloquea o disminuye su eficacia. La ley ha producido resultados muy importantes en el tema de justicia, verdad y reparación, pero no hemos obtenido la finalidad que es judicializar a esas personas, que se les imponga una sentencia condenatoria y lograr la reparación total de las víctimas, por lo que tenemos que estar continuamente en un proceso de reingeniería. Debido a estas “obstrucciones”, ¿usted considera que fue incorrecta o acelerada la extradición de la mayoría de comandantes paramilitares?Yo no creo que haya sido incorrecto, pero sí ha habido dificultades para obtener las declaraciones de ellos. Me refiero a obstáculos de orden logístico ya que no contamos con los recursos y con la colaboración de Estados Unidos.Ellos están en una actitud de no seguir colaborando porque sostienen que no tienen las garantías ni seguridad para su familia. Ahí sí no podemos hacer nada diferente a tratar de persuadirlos para que sigan colaborando.Durante su gestión, los procesos que más eco tuvieron fueron Agro Ingreso Seguro, parapolítica, chuzadas, ¿cómo deja estas investigaciones?El de AIS es un proceso muy complejo pues tiene dos líneas investigativas. En la primera están involucrados dos ex ministros de Agricultura, por lo que ahí tienen que trabajar los fiscales delegados ante la Corte Suprema. La otra línea tiene que ver con el personal subalterno que documentó y permitió el trámite para que se concedieran los subsidios, eso lo tiene otra unidad de fiscales que debe trabajar en llave con los otros. Y en un futuro podría aparecer una tercera línea que son las personas beneficiadas que incurrieron en irregularidades para obtenerlos. El proceso de investigación va muy avanzado y esperamos decisiones en el primer trimestre del próximo año.En el caso de los falsos positivos, el más importante, que son los muchachos de Soacha, está en proceso pero no ha avanzado a causa de las dilaciones de la defensa de los militares involucrados. Mientras que la unidad de derechos humanos está adelantando los otros casos que se han instaurado en todo el país.En las llamadas ‘chuzadas’ se ha avanzado muchísimo, se ha dimensionado todo el caso y existe evidencia necesaria para tomar prontas decisiones de las personas involucradas que tienen fuero constitucional. Durante el proceso de las ‘chuzadas’ se dio el asilo de la ex directora del DAS María del Pilar Hurtado, ¿qué puede hacer la Fiscalía en este caso?Nosotros no podemos hacer solicitudes de extradición o un pedido de que sea deportada sino hay decisiones que comprometan su libertad y eso puede tomar su tiempo. Hubiera sido diferente si en su contra existiera una imputación de cargos y si tuviera una medida de aseguramiento.¿Cree que la Fiscalía se demoró mucho en la imputación de los cargos?Cuando todo eso ocurrió nosotros recibimos una avalancha de crítica por parte de sectores políticos y de la opinión pública. Sin embargo, tenemos que hacer un proceso investigativo muy extenso para esto, uno, dado el caso, y dos, dada las consecuencias. Nosotros no podemos tomar decisiones a la ligera, todo tiene que ser basado en hechos, pruebas e investigaciones y eso es muy extenso. ¿La Fiscalía podría detener otras posibles solicitudes de asilo por parte de ex funcionarios del Gobierno de Uribe investigados por ‘chuzadas’?Nosotros no podemos evitar una solicitud de asilo, pero tampoco podemos anticiparnos a decir que estas personas están tan comprometidas que se va a dictar medida de aseguramiento. Tenemos que ser objetivos, es la evidencia la que marca el ritmo de la investigación y la que va a decir qué es lo que se tiene que hacer. El último proceso que usted manejó fue el llamado carrusel de las contrataciones en Bogotá, ¿cómo le deja esta investigación a su sucesora?Unos fiscales delegados ante la Corte los entrevistaron en el Consulado de Colombia en Miami a los representantes del Grupo Nule, los principales testigos en el proceso, y recolectaron toda la información que ellos ofrecieron para obtener un principio de oportunidad. Todo eso se está evaluando porque no basta con que se haga mención de cosas sino se necesita que se haga un sustento tangible y visible que permita sustentar lo que ellos dicen y si tiene eficacia probatoria para el desarrollo de la investigación, que es sumamente grave, porque está vinculado un congresista y el actual Alcalde Mayor de Bogotá. ¿No es criticable el hecho de que la Fiscalía se haya tenido que trasladar hasta EE.UU. para hacerles la indagatoria y no pedirles que vinieran?Ellos son parte de la investigación, son testigos, no tienen ninguna orden legal que les impida trasladarse a otros países. Ellos manifestaron que querían colaborar con la justicia y por eso la Fiscalía fue hasta allá para recolectar pruebas y escuchar sus testimonios.Usted denunció hechos de corrupción interna, ¿qué se hizo sobre esto?Vale decir que los casos de corrupción no son frecuentes sino excepcionales. Aquí se creó y fortaleció la unidad de fiscales para atender la corrupción interna y se obtuvieron resultados contra fiscales y contra jueces. Lo que le dejamos a la nueva fiscal es una unidad que está produciendo excelentes resultados y sacando nuevas investigaciones para en poco tiempo eliminar toda la corrupción. Marilú Méndez, quien llevaba cuatro años como directora del CTI, tuvo que renunciar por unos escándalos de contratos irregulares, ¿eso fue parte de la investigación interna?No, para nada. Ella ya me había anunciado meses antes que pensaba renunciar porque tenía otros proyectos diferentes y cuando se hizo mención de su nombre en los contratos de Fondelibertad ella presentó renuncia formal, la cual se le fue aceptada. Pero nosotros no tenemos ninguna información que permita judicializarla. Fueron hechos totalmente aislados. El nombre de la directora de la Unaim, Ana Margarita Durán, también se ha visto enlodado, pues a su hermana se le acusa de tener vínculos con narcotraficantes, ¿se piensa tomar alguna decisión sobre el tema?No, porque ella no es la responsable de eso ni está asociada con su hermana para esos comportamientos que se le atribuyen, todo lo contrario, su desempeño ha sido óptimo con unos resultados que no se habían logrado en esa unidad en los últimos años.En el Congreso se está tramitando un proyecto para reformar la justicia, ¿cuál es su opinión sobre este tema?Es necesario que exista un Ministerio de Justicia separado de uno del Interior, porque el primero maneja temas muy complejos que requieren de especialización. La reforma a la justicia se está rediseñando y hay unas propuestas muy interesantes de las entidades y competencias de las altas Cortes, toda reforma tiene que ser aceptada, discutida, criticada de tal manera que todo salga bien y no sea peor el remedio que la enfermedad.¿Cómo está la Fiscalía frente al tema del presupuesto?Nosotros en estos momentos tenemos numerosísimos problemas que enfrentar, un porcentaje entre el 80% y 90% de los conflictos de la sociedad pasan por la Fiscalía, sin embargo, su presupuesto es bastante restringido y las exigencias no están a tono con la asignación presupuestal, pero tenemos que trabajar con lo que tengamos.¿De ahí todos los problemas con el atraso en investigación?Sí porque falta mucha gente, sobre todo investigadores que son los que mueven el sistema acusatorio.¿Cómo deja la Fiscalía?Yo no me atrevo a hablar de mí mismo, pero lo cierto es que se dejó y se trabajó con decisión y se logró reunir un buen equipo para adelantar procesos por medio de unidades de investigaciones que venían muy atrasadas.¿Cuáles son los retos para el 2011?Además de los casos más sonados, que son de urgente importancia por su trascendencia en la historia del país y por la gravedad contra los principios democráticos, los retos más importantes tal vez sean los menos sonados, como dar una verdadera respuesta a la ciudadanía a sus solicitudes cuando son víctimas de algún delito. Hay que darle mayor agilidad a la recepción de información para que la ciudadanía quede satisfecha.¿Cree usted que se debería cambiar la metodología para elegir fiscal?No, yo creo que ese procedimiento está muy bien, lo que debe quedar claro es que la facultad del Presidente de la República no puede ser tan amplia y tan flexible para que escoja de manera tan caprichosa a quienes deban integrar la terna. Debe tener sumo cuidado para incorporar no uno o dos con la idoneidad suficiente para el cargo sino que sean ternas de verdad.¿Se refiere a algún nombre o caso en específico?No voy a dar nombres, solo tengo que decir que se debe ser más cuidadoso en este proceso de selección. Es claro que la Corte Suprema tiene dentro de sus facultades la posibilidad de hacer un juicio sobre la terna para saber que quien se elija sea la persona correcta, pero si se hace la elección correcta de los tres candidatos, su trabajo será mucho más fácil.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad