“No pierdan la pasión por la tecnología”: ingeniero colombiano en Microsoft

Abril 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Olga Lucía Criollo | Reportera de El País
“No pierdan la pasión por  la tecnología”: ingeniero colombiano en Microsoft

Guillermo Rueda es ingeniero telemático de la Universidad Icesi, debido a que fue becado por el Programa Mazos de Infivalle. Se graduó con honores.

Guillermo Rueda, ingeniero telemático de la Icesi, vino a Colombia a reclutar compatriotas para Microsoft. Un caleño sobresaliente en programación.

Desde chico, Guillermo Rueda comenzó a escribir la página de su excelencia académica. No solo llegó becado a la Universidad Icesi por ser uno de los mejores bachilleres del Valle del Cauca, sino que se graduó con el promedio más alto de ingenierías: 4,6 sobre 5.Pero además del distinguido Cum Laude, el entonces habitante del barrio Santa Isabel, de Cali, también se llevó de esa alma máter un eslogan que marcaría su vida: Enseñamos a aprender.Por eso, en la lejana y ya no tan fría Seattle, ciudad donde está la casa matriz de Microsoft, durante los dos últimos años no ha dejado de programar y programar, en medio de la nostalgia que le produce el pan con acento caleño. ¿Cómo llegó a trabajar a Microsoft?Cuando terminé mi carrera en la Icesi conseguí una beca para estudiar una maestría en Monterrey, México, adonde Microsoft llegó a reclutar personal. Les entregué mi hoja de vida, me hicieron una entrevista y fui invitado a hacer un curso de verano allá. Trabajé tres meses con el equipo de Windows y me fue muy bien, así que me ofrecieron quedarme como empleado de tiempo completo, entonces volví a México terminar mis estudios y luego regresé a Seattle, hace ya más de dos años.¿Cuál es su función en la empresa?Soy desarrollador de prueba para el equipo de Windows, o sea que estoy encargado de crear herramientas o infraestructura para lograr que automáticamente se realicen pruebas sobre el software desarrollado y de garantizar la calidad del producto antes de que salga al usuario final.¿Hay otros colombianos trabajando en esa multinacional?Me han dicho que 68, pero creo que somos más porque algunos se mudaron acá durante el bachillerato o la carrera y no los cuentan como colombianos, pero sí lo son. Conozco algunos en el área financiera y muchos en la parte técnica.¿En qué consiste la ingeniería telemática que estudió en la Icesi?Es la fusión de dos palabras: telecomunicaciones y telemática. Me gradué en 2005 y fui uno de los primeros egresados, siempre me han gustado los computadores y en el 98 ya se venía una clara tendencia hacia las tecnologías móviles, por eso me interesó.¿El posgrado que hizo en México también tenía que ver con eso?Durante la carrera y los cuatro años que trabajé en la Icesi y el Ciat me enamoré de la tecnología de programación, así que quise expandir mis conocimientos en computación y tuve la fortuna de ganarme una beca para maestría en el Tecnológico de Monterrey.¿Alguna vez soñó con trabajar en Microsoft?Siendo completamente honesto, no. Tal vez porque dos veces me habían negado la visa de turista para Estados Unidos y porque por muy buen estudiante que hubiera sido, finalmente venía de una universidad colombiana. Afortunadamente, esta contratación me sirvió para quitarme la banda de los ojos y entender que es completamente posible y que otros compatriotas también pueden tener la oportunidad de trabajar acá.¿Qué fue lo que más le aportó la Universidad Icesi?No me canso de repetir que lo mejor fue el eslogan de la universidad: Enseñamos a aprender. Fue un factor clave, porque cuando estudias tecnología debes ser consciente de que cada día cambia y que en tres o cinco años es altamente probable que tus conocimientos estén obsoletos. Entonces, interesarte por aprender cosas nuevas es necesario para aplicar a empresas con tecnología de punta, como Microsoft.¿Qué cree que vieron en usted para contratarlo en esa compañía?A nivel personal, la pasión por la tecnología. No importa si eres usuario de I Phone o si utilizas Chrome como navegador principal, lo importante es tener claro por qué. En cuanto a los aspectos técnicos, por los conocimientos básicos de programación, porque esa fundamentación es básica para trabajar con las tecnologías que se tienen acá. ¿Y la idea es que usted ayude a reclutar más icesos y más colombianos?El reclutamiento de empleados en América Latina se había centrado en México y Brasil, pero este año se decidió expandirnos hacia Chile, Argentina y Colombia. A partir de tener una buena relación con las universidades se busca que año tras año Microsoft pueda invitar a estudiantes a hacer la práctica en las oficinas principales en Redmond o a contratarlos para que vengan a trabajar tiempo completo. Entonces me enviaron para que hiciera pruebas en campo con los interesados en varias universidades de Cali, Medellín y Bogotá.¿Qué fue lo que más le preguntaron los estudiantes que asistieron a esas jornadas?Que cómo llegué a Microsoft, porque se piensa que si no se llega directamente a Estados Unidos no tienes opción de trabajar acá. También sobre el estilo de vida y el ambiente laboral, que es muy laxo, y por los términos de las pasantías y la ayuda económica que brinda Microsoft y les dije que la única inversión que tienen que hacer los seleccionados es de tiempo, porque la empresa se encarga de todo lo demás.¿Qué trámite deben seguir quienes deseen ser reclutados como practicantes o empleados?Aplicar con su hoja de vida en la página web www.microsoft.com/univesity y responder las entrevistas que se harán vía Skype o personalmente en Bogotá y estar atentos a estas visitas para entregarnos la hoja de vida.¿Qué sugerencias les hace a esos aspirantes?La número uno es el inglés. No se necesita un inglés perfecto, pero es muy diferente leer, escuchar o escribir que conversarlo, tienen que ser capaces de entender lo que les está diciendo el entrevistador y de responder. En el aspecto personal, mantener la pasión por la tecnología, estar al día, y en el aspecto técnico, meterse a maratones de programación, aprender lenguajes y leer libros de programación.¿Cómo se sintió al volver a la Icesi como un egresado destacado?Fue una experiencia formidable porque uno de estudiante ve unos cuántos profesores, pero cada profesor ve un número impresionante de estudiantes, entonces fue gratificante saber que me han seguido el trayecto. También fue una gran alegría poder darles ideas a los muchachos sobre cómo trazar un buen camino mientras están en la carrera. ¿Qué le cuenta a sus compañeros de trabajo en Seattle de Cali?Me la pasó chicaneando de la ciudad y del país como tal. Por fortuna, el estigma de la droga se ha ido apaciguando y la gente empieza a ver cosas diferentes. Les inculco la cultura colombiana y cuando puedo cocino algo y les llevo: he hecho pandebono y buñuelos. También les cuento lo espectacular que es la gente y ya un par de compañeros fueron a San Andrés y Cartagena.¿Cómo es su jornada laboral?En teoría, el horario es de 9:00 de la mañana a 5:00 de la tarde, pero tenemos libertad de horas. Procuro llegar a las 8:30 para irme a las 4:30. Igual, si un día tengo que hacer vueltas, no hay inconveniente en trabajar desde la casa o no trabajar. Lo importante es cumplir con los objetivos, pero la cantidad de trabajo depende de qué tanto se quiera crecer en la empresa.¿Qué hace cuando no está trabajando?Contrario a lo que se cree en Colombia, ni el clima ni la gente son fríos. Este año ni siquiera cayó nieve y en verano es igual que Cali. He hecho muchos amigos, que vivimos a ocho cuadras a la redonda, así que nos vemos en la noche para ir a comer o al cine y organizamos caminatas los fines de semana, somos una pequeña familia fuera del hogar.¿Y qué es lo que más extraña de Cali?Lo que más recuerdo es la vegetación, porque Seattle se parece mucho a Cali en que es muy verde y lo que más extraño es el pan, nuestra panadería tiene una característica muy especial.¿Hasta cuándo piensa trabajar en Microsoft?Indefinido. De hecho, en febrero recibí la ‘green card’, ya soy residente permanente de Estados Unidos porque Microsoft se encargó de hacer todo el papeleo y ya no tengo el compromiso de seguir con ellos, pero no tengo pensado cambiarme al menos por los próximos cinco años. Me encanta la ciudad, el trabajo, la empresa y si por alguna razón me llegase a cansar de lo que estoy haciendo, primero buscaría pasarme a otro de los equipos de Microsoft, donde sé que estaría haciendo algo completamente diferente, pero dentro de la misma empresa.El reclutamientoEl caleño Guillermo Rueda Quintero acompañó a Benjamín Merkel, empleado del área de Recursos Humanos de Microsoft encargado del reclutamiento en América Latina, durante una gira por varias universidades colombianas para motivar a los estudiantes de ingenierías telemática y de sistemas para que vayan a trabajar a esa multinacional.Según expresaron durante una reunión con funcionarios de la Icesi, Microsoft busca en el talento latinoamericano ideas innovadoras y están convencidos de que los latinos se acoplan fácilmente a esa cultura empresarial, entendiendo que su eje estratégico es la creatividad y la pasión por la tecnología.Para Merkel, Guillermo Rueda ha sobresalido por su exitoso desempeño, ideando grandes proyectos para Microsoft en Latinoamérica: “Es un ingeniero muy creativo y apasionado por la tecnología y representa el potencial del talento humano de esta zona del mundo”. Rueda, a su vez, aseguró que la multinacional brinda beneficios en estudio y vivienda y se encarga de tramitar la visa de sus seleccionados.Guillermo Ulloa, decano de la Facultad de Ingeniería de la Icesi, explicó que Microsoft permite que los estudiantes de la universidad acceden a su material educativo para que se formen mejor.Además, se cuenta con el Microsoft Student Tech Club y un alumno del alma máter caleña es Student Partner de MS.“Frecuentemente participamos en los concursos mundiales de Microsoft, como ‘Imagine Cup’, en el que hemos estado en la final mundial en dos ocasiones, una vez en Polonia y otra en Estados Unidos”, agregó Ulloa. Un egresado de Icesi, Sebastián Londoño, ganó el concurso ‘Embedded Spark’, en Seattle.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad