No nos vamos a resignar a lo que ha pasado en La Haya: canciller Holguín

Noviembre 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa | Elpais.com.co
No nos vamos a resignar a lo que ha pasado en La Haya: canciller Holguín

La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Angela Holguín.

Colombia buscará abogados que le ayuden a Colombia a tener nuevos elementos para analizar el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

La canciller Maria Ángela Holguín señaló en el Congreso de la República que buscará abogados que le ayuden a Colombia a tener nuevos elementos para analizar el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. La funcionaria, quien recalcó que ningún miembro del Gobierno puede decir cosa distinta a la dicha por el presidente Juan Manuel Santos el lunes cuando se conoció el fallo, manifestó que “no nos vamos a resignar a lo que ha pasado”.Holguín reiteró su rechazo hacia la decisión de la Corte, que implica pérdidas medioambientales y económicas para Colombia al reducirse el acceso de los habitantes del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina a un importante banco de pesca.Durante el día, la Canciller explicó las medidas que va a tomar Colombia para contrarrestar el fallo y, en los escenarios de la Comisión Segunda de la Cámara y de la plenaria del Senado, aseguró que este lío es, quizás, el más “difícil en materia diplomática que puede atravesar un país”.En una primera instancia, la Canciller dijo que “estamos estudiando seriamente retirarnos del Pacto de Bogotá”, decisión que determinaría desconocer los alcances de la CIJ para la solución de litigios internacionales.Mediante el Pacto al que hizo referencia la Canciller, Colombia aceptó la jurisdicción de la Corte y acatar sus fallos, es decir, que el país avaló que ese tribunal sirviera de juez en temas de eventuales controversias internacionales como la que acabó de sostener con Nicaragua.No obstante a la posición del Gobierno, el vicepresidente del Senado, Édgar Espíndola, aclaró que esa es una decisión viable para el país, pero, según dijo, la renuncia al Pacto “sólo se aplicaría a futuro, a posibles nuevos litigios que quieran entablar en contra de Colombia mandatarios extranjeros hambrientos de territorio nacional”.Por ello dejó claro que “esta decisión no se aplicaría al fallo de la Corte frente a San Andrés, pero blinda al país de litigios de este tipo”.Por su parte, el senador conservador Eduardo Enríquez Maya dijo que sin duda esta es una situación que no tiene antecedente alguno y aclaró que “más que renunciar al Pacto de Bogotá, Colombia debe utilizar los mecanismos legales reconocidos internacionalmente para buscar una revisión y una demanda de aclaración ante la Corte”.Precisamente sobre este aspecto, la Canciller anunció que al lado de un grupo de abogados, que se van a consultar, se buscarán los mecanismos para determinar si se solicita una revisión o se instaura una demanda de aclaración ante la CIJ.“El Gobierno está estudiando a fondo los recursos de revisión y una demanda de aclaración”, dijo la Canciller, quien añadió que hasta ahora no hay una decisión en concreto.Holguín reveló, además, que le envió “una carta al secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, manifestándole el inconformismo, los vacíos jurídicos, omisiones e incongruencias que cometió la Corte y que el mismo presidente Juan Manuel Santos dijo que no aceptamos”. “Estamos estudiando la acción que vamos a tomar y tengan la seguridad que este trago no lo vamos a pasar así no más, la resignación no cabe” y recalcó que “vamos a defender la soberanía. Acá cogieron un departamento y lo destruyeron. Estamos estudiando todo lo que esté a nuestro alcance”.La Canciller reconoció que este fallo fue un escenario que “Colombia nunca contempló” y enfatizó que “lo que hizo la Corte fue fraccionar el archipiélago, que fue uno de los temas más graves que pasaron. Jurídicamente el Gobierno tiene dudas y por eso el Presidente dijo que lo rechazaba”.El senador Álvaro Ashton le propuso al Gobierno que “no se acate el fallo hasta que se resuelvan los recursos”, planteamiento que fue refutado por el senador Luis Fernando Duque, quien enfatizó que “Colombia se ha caracterizado por ser respetuosa del derecho internacional y el único camino es el acatamiento de la sentencia y la instauración de los recursos”.Cabe mencionar que tras el anuncio del Gobierno Nacional de que no se descartará ningún recurso o mecanismo que conceda el derecho internacional para enfrentar la decisión de la CIJ, ha surgido la posibilidad de solicitar al alto tribunal una demanda de interpretación o aclaración.Según el Reglamento de la CIJ, en su Artículo 98, “en caso de desacuerdo sobre el sentido o alcance de un fallo, cualquiera de las partes podrá presentar una demanda de interpretación, tanto si el procedimiento inicial fue incoado mediante una solicitud como si lo fue mediante la notificación de un compromiso”.Además, en el Artículo 99, se señala que “la demanda de revisión de un fallo se incoará mediante una solicitud que contendrá los datos necesarios para demostrar que se han cumplido las condiciones previstas en el Artículo 61 del Estatuto. Se acompañarán los documentos en apoyo”.Sin embargo, según le aclararon expertos a El País, la única salida ante el fallo de la CIJ es acatarlo.De otro lado, el Gobierno no descarta la posibilidad de retirarse del Pacto de Bogotá, instrumento mediante el cual reconoció en 1948 la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia que fijó nuevos límites marítimos con Nicaragua, afirmó la Canciller María Ángela Holguín en la Comisión Segunda del Senado.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad