"No negociaré bajo protestas": Juan Manuel Santos

Abril 27, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

Las negociaciones para evitar el paro entre el Gobierno y los campesinos no han prosperado.

El primer mandatario de los colombianos considera que es un paro innecesario debido a las inversiones que ha hecho el Gobierno para el sector agrario y que les ha cumplido.

Desde Ibagué el presidente de la República, Juan Manuel Santos anunció que no negociará “bajo protestas” refiriéndose al paro agrario que está anunciado para este lunes 28 de abril. El Jefe de Estado, que se encontraba en reunión con las autoridades locales y departamentales de Tolima anunció que no considera necesario un paro ya que el Gobierno ha actuado frente a las peticiones del sector del agro. El mandatario pidió a los sectores que promueven la movilización a no generar bloqueos, que pueden afectar a personas. También señaló que estas protestas podrían tener la influencia de intereses políticos o grupos al margen de la ley. La petición del Presidente se une a la realizada por el ministro de agricultura, Rubén Darío Lizarralde quien motivó a los campesinos a hacer una reflexión sobre el paro: “La invitación es a que si se quieren expresar, se expresen. Pero háganlo en paz, mostrando su desacuerdo con respeto y sin perjudicar a muchos ciudadanos que están trabajando y que también tienen derecho a recibir un ingreso. Muchos campesinos pueden verse afectados, si hay bloqueos en las vías”. Según el Jefe de Cartera, en este Gobierno el sector ha recibido durante este Gobierno beneficios por más de $7 billones. Y aunque reconoció que hay tareas pendientes y puntualizó que la situación que hoy vive el campo es muy distinta a la que vivía hace ocho meses cuando se realizaron marchas en todo el país. Más temprano, los mandatarios de los departamentos pidieron al Gobierno Nacional realizar mesas de concertación que permitan encontrar opciones para solucionar la problemática en el sector agropecuario. Así mismo insistieron en que no están de acuerdo con las vías de hecho. De igual manera, señalan que a través del diálogo se pueden encontrar alternativas para mejorar la calidad de vida de los campesinos del país. Según los gobernadores el paro "traerá impactos negativos a nivel social y costos económicos que afectarán sin duda a los habitantes de las distintas regiones de Colombia. Solo el diálogo pacífico podrá conducirnos a una resolución efectiva de los problemas del agro colombiano". Por otro lado los diputados, se unieron al llamado pidiendo a los sector campesino a agotar todos los recursos para resolver las diferencias. Y exhortan al Gobierno a escuchar las peticiones que aún no han sido atendidas. Los integrantes de las asambleas departamentales reconocen que el Gobierno ha tenido voluntad para brindar respuestas a muchas solicitudes frente a esta crisis y condenaros los "paros cuyos fines sean politiqueros y que desacrediten las legítimas aspiraciones del campesinado". Por su parte el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde pidió a los campesinos a expresarse en paz “mostrando su desacuerdo con respeto y sin perjudicar a muchos ciudadanos que están trabajando y que también tienen derecho a recibir un ingreso. Muchos campesinos pueden verse afectados, si hay bloqueos en las vías”. Lizarralde afirmó no entiende la razón de aquellas personas que están interesadas en hacer un paro o en promover bloqueos, si la situación que vive ahora el agro es distinta a la que vivía hace ocho meses cuando se realizaron las movilizaciones. También, los invitó a reflexionar sobre la afectación que les causa a ellos mismos este tipo de acciones “son los campesinos quienes más se perjudicarán con este tipo de acciones porque no podrán sacar sus productos al mercado y las familias que viven del turismo porque ningún viajero querrá quedar atrapado en medio de las protestas”, puntualizó. Habla CristoEl presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo Bustos, también reaccionó ante el anuncio del paro y afirmó que si se hace lo “hagan sin bloqueos” para evitar afectaciones. El Senador reconoció las acciones del Gobierno y aseguró que “hay recursos ahora hay que saberlos invertir”. Cristo Bustos, recordó que desde el Congreso se aprobó un “presupuesto histórico” para el agro que supera los 5 billones de pesos. “Ahora el desafío es invertirlo bien para transformar las condiciones de vida del campesino colombiano. Por eso es más útil el diálogo de las organizaciones campesinas con el Gobierno, que el paro”. Finalmente pidió a los campesinos que no se dejen influenciar por los sectores de extrema derecha y de extrema izquierda que según él tienen intereses políticos en esta movilización para desestabilizar al País. “No caigan en la trampa de ser utilizadas políticamente”, dijo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad