“No me molesta que me digan cacique político”: Senador Iragorri

Junio 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz R. | Reportero de El País, Bogotá
“No me molesta que me digan cacique político”: Senador Iragorri

Senador Aurelio Iragorri.

El senador Aurelio Iragorri dice que el presidente Juan Manuel Santos debe ser reelegido y que la Unidad Nacional tiene que trabajar para apoyarlo en esa tarea.

El senador Aurelio Iragorri habla sin rodeos y no teme decir que a sus 66 años no le molesta que le digan cacique.En diálogo con El País, el senador payanés dice que su principal función como copresidente del Partido de la U es reforzar la Unidad Nacional y lograr un apoyo contundente al presidente Juan Manuel Santos, de quien dice debe ser reelegido.¿Cómo ve que el presidente Santos envíe mensajes sobre su reelección?Como colombiano y como copresidente del Partido de la U considero que la mejor conveniencia y camino que tenemos los colombianos es reelegir al presidente Santos.¿Cree que, de pronto, estos anuncios son muy prematuros?No. A mí me parece que una votación de tanta participación como la que tuvimos en la elección presidencial pasada es muy importante ir organizando todo lo que tiene que ver con el refuerzo de la Unidad Nacional, que es la que tiene que responder por la elección presidencial. De manera que me parece muy bien que se haya llevado a personas de la calidad de quienes han ingresado a la Fundación Buen Gobierno.¿Ve posible una fusión de la U con Cambio Radical?Esa es una idea importante de madurar, de trabajarla, que hay que seguirla conversando con los dirigentes del Senado y la Cámara de Cambio Radical, pero eso no se puede manejar como una simple noticia de radio o de prensa, eso es un proceso. Estamos muy ansiosos de poder colaborar en el tema de buscar una gran Unidad Nacional alrededor del presidente Santos, como en efecto se ha logrado hasta el momento.Con la reactivación de la Fundación Buen Gobierno, ¿no cree que el Presidente trasladó su cuartel general pro reelección allá y sacó a La U?No. Es que para mirar el tema presidencial eso no se puede hacer con el anteojo de un solo partido, tenemos que buscar y convocar a los otros partidos como ha sido el tema de la mesa de Unidad Nacional. Ya vimos al Partido Conservador respondiéndole a una invitación, diría yo grosera, de un miembro muy importante que dice ser de ese partido, que lo invitaba a que se saliera de la mesa, de manera que eso es una muestra fehaciente de que el Partido Conservador tiene la mejor voluntad de mantenerse en la Unidad.Usted lleva 35 años en el Congreso, ¿qué le ha dejado este largo paso por el Legislativo?Me han correspondido etapas de la democracia colombiana muy difíciles. Me correspondió nada más ni nada menos que presidir el Congreso cuando la Asamblea Nacional Constituyente. Cuando se llevó al traste con la institucionalidad y cuando se dejó, inclusive, al Congreso sin reglamento, sin ningún tipo de regla de juego. Desafortunadamente los partidos no estaban preparados para esa contienda y hombres tan importantes como el doctor Álvaro Gómez Hurtado, uno de los hombres más inteligentes que ha tenido el país, después de que el M-19 lo secuestra entra a compartir una coalición en contra de la institucionalidad, en contra del Partido Conservador, en contra del Partido Liberal que la historia no la ha entendido ni yo tampoco. Ese tema seguramente la historia lo juzgará.Y, ¿cómo aterriza en la U?Lo que hemos venido viendo en los últimos tiempos está muy ligado al nuevo partido que se fundó, que es el de La U, el cual estoy como copresidente por un mandato determinado que seguramente llegará a julio. Esa responsabilidad para mí ha sido muy grande porque encontré el partido sin la totalidad de los directorios departamentales y mucho menos los municipales. Esa tarea ha sido difícil, hemos logrado mucho pero hay mucho por hacer. El jefe natural mío es el presidente Santos. Usted dice que su jefe natural es Santos, pero ¿qué otros jefes ha tenido?Yo fui gobernador del presidente Alfonso López, que me honró ratificándome como gerente del Instituto Colombiano de Energía Eléctrica, cargo al cual me había llevado el presidente Misael Pastrana. Esos dos presidentes fueron quienes me dieron esa oportunidad de poder servir al pueblo colombiano en el campo de la energía. Se dice que usted es un cacique político...Pues caciques encontraron los españoles acá en América y no me molesta el calificativo, porque no nos podemos, de ninguna manera, quitar el señalamiento normal nuestro que ha sido el de nuestro origen indígena. Claro que algunos hemos sido cruzados con sangre española, especialmente sangre vasca como el caso mío, pero no me molesta que me digan cacique político y si viene de servidores que respetan y admiran al cacique, pues me molestaría menos.¿Es cierto que se quiere mantener en la Presidencia de la U porque quiere ver a su hijo, Aurelio, de ministro?Uno no tiene la culpa de tener hijos importantes, bien nacidos, hijos honestos. Claro que hay envidias, enfermos, tipos que le están haciendo tratamientos en el tabique nasal o de acciones non sanctas, eso es una infamia. Aurelio Iragorri Valencia es una persona que se ha hecho por sus propios medios, claro es un hombre bien nacido y tiene buena raza, no es cualquier pintado en la pared y tiene una característica que el presidente Santos lo quiere mucho y yo no tengo la culpa que el Presidente lo quiera.Si usted ha estado al lado de Pastrana, López y hoy con Santos, ¿de qué color es su corazón político?El origen político mío es muy liberal. Mi disciplina es de ingeniero civil hecho en el campo, fui estudiante trazador de líneas de transmisión que luego construí como gerente de la Electrificadora del Cauca y como gerente del Instituto que le mencioné y tengo otra característica que también produce mucha envidia, cargué los santos de Popayán 40 años y da la impresión que los sigo cargando.Usted es uno de los afectados con el fallo de la Corte Constitucional sobre las pensiones millonarias, ¿qué lectura le da a esa decisión?A mí me decretaron mi pensión hace nueve años y no sé si la Corte fue estatuida para violar las normas de los derechos adquiridos. Yo tengo limitaciones por ser ingeniero para poder interpretar. Es una lástima que a las cortes, especialmente a esa que nos toca elegir permanentemente miembros, vayan gentes resentidas que estén pensando en ver cómo golpean al colega que salió hace ocho años o diez. Sin embargo, soy respetuoso de los órganos de la justicia y obviamente, aunque muchos mandatos de ellos no sean los ideales, los acato.¿Va a aspirar a una nueva reelección?La gente en el Cauca quiere que vuelva, soy amigo de Ernesto Samper y me gusta una frase que él ha usado. Él dice: ‘Aquí estoy y aquí me quedo’, yo le digo a la gente que estoy aquí y aquí me quedaría si ellos quieren.Al lado de Roberto Gerlein, son los más antiguos en el Congreso. ¿Qué les responde a quienes los califican de dinosaurios?Roberto y yo hemos tenido el valor de liderar temas como el de hace unas semanas que molestó mucho a los que se quieren casar entre mujeres y entre hombres. Roberto y yo nos distinguimos como hombres y entendemos que nuestra Constitución, Artículo 42, habla que el matrimonio debe ser un convenio entre un hombre y una mujer. La expresión dinosaurio pues es una expresión que produce como miedo, pero son manifestaciones de quienes ni siquiera han podido llegar a un concejo, en cambio él y yo hemos pasado por las gobernaciones, él por ministerios, yo no. Estuvimos en el Congreso y estamos hasta que el pueblo quiera que estemos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad