No hay desabastecimiento, pero sí preocupa deterioro de vías: Minagricultura

No hay desabastecimiento, pero sí preocupa deterioro de vías: Minagricultura

Noviembre 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Lucy J. Bueno Calderón - Colprensa
No hay desabastecimiento, pero sí preocupa deterioro de vías: Minagricultura

En al Alto de La Línea hay al menos 350 vehículos pesados represados. Según las declaraciones del Ministro de Transporte, sólo hasta el fin de semana se abrirá un carril de tránsito provisional en esta vía.

El sector agrícola está afectado por el invierno al presentar saturación de agua el suelo, lo que se traduce en disminución de la recolección y siembra. Colfecar solicitó al gobierno nacional que declare la emergencia vial.

Aunque no hay desabastecimiento de alimentos por la fuerte ola invernal que afecta al campo colombiano, existe preocupación por la disminución de la calidad de los productos motivados por la humedad, no tener caficultura climáticamente inteligente, el aumento en el precio de los fletes y el deterioro de la infraestructura vial del país.El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo Salazar, afirmó “no hay desabastecimiento, a pesar de los muchos problemas que existen para el transporte de algunos alimentos”. Aclaró que en el sector lechero sí se ha disminuido la producción entre el 5 y 6%, pero no ha impactado el suministro.A la pregunta de si creería que más tarde se pueda ver afectado el abastecimiento dijo radicalmente “no”, creo que de pronto en algunos lugares la dificultad va a seguir siendo el transportar los alimentos, como en este momento el caso de plátano en el departamento del Quindío.El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, Rafael Mejía López, anotó “la intensidad de las lluvias ha perturbado el suelo al presentar saturación de agua, lo que dificulta la recolección y siembra, afectando más de 120 mil hectáreas de cultivos”.Mejía López agregó que la infraestructura de las vías secundarias y terciarias no ofrecen las condiciones óptimas, lo que ha impactado enormemente el sector, principalmente en la costa caribe, zona cafetera, Valle del Cauca y altiplano cundiboyacense.Para el Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz Ortega, los cafeteros al igual que los demás sectores del campo comparten la afectación por el cambio climático.“En sus terribles estragos, el invierno no ha hecho discriminaciones. Afectó especialmente, por una cruel circunstancia, a los más pobres y necesitados. La economía agrícola va a necesitar de muchos años y de millonarias inversiones para recuperarse”, agregó el presidente de la Federación Nacional de Cafeteros, quien resaltó “la dura realidad a la que se enfrenta la caficultura colombiana, es lograr una “caficultura climáticamente inteligente.” La Asociación Colombiana de Procesadores de la Leche, Asoleche informó que el desabastecimiento que se presenta obedece exclusivamente a la ola invernal, con una baja del 43% en la producción, incidencia marcada en los hatos lecheros, industrias y comercializadoras de la Costa Atlántica, Cundinamarca y Boyacá.Para el director ejecutivo de Asoleche, Jorge Andrés Martínez, a pesar de la situación reiteró que “los industriales vienen apoyando a sus ganaderos proveedores desde el año pasado con programas de suministro de alimentos, capacitación, asistencia técnica y veterinaria”.La humedad disminuye la calidadPedro Pablo Triviño, coordinador de precios de la Central de Abastos de Bogotá, Corabastos, señaló “en este momento el abastecimiento es normal y están llegando variedad de productos. Preocupa el que se impacte la calidad al presentar humedad, sobre todo en la arveja y habichuela” .“En Corabastos hay buena existencia en los cuartos fríos, pero de continuar el invierno podría haber disminución y tendencia al alza de los productos”, dijo el coordinador de precios de Corabastos, quien agregó que los problemas de la Línea podrían disminuir la demanda de yuca, plátano, arracacha y papaya.Es fundamental recomendar el consumo de hortalizas y frutas de las que en este momento hay muy buen surtido, en gran cantidad y a muy buenos precios, dijo Pedro Pablo Triviño.Suben fletes de cargaLos transportadores de carga que arribaron a la Central de Abastos de Bogotá manifestaron angustia por el aumento superior al 20% en el precio del flete (camión de 10 toneladas) como consecuencia de los problemas viales que se viven en la Línea.Según ellos ya se están incrementando, por ejemplo en la vía Cali – Bogotá que costaba $1.200.000 pasó a $1.550.000; a Medellín subió $200.000 y de Nariño a la capital quedó en $2.000.000, cuando la semana anterior estaba en $1.300.000.El presidente de la asociación de empresas transportadoras de carga por carretera, Asecarga, Jairo Herrera Murillo, informó que las pérdidas diarias por el cierre de la Línea han sido cuantiosas, al igual que las de la ruta Bogotá- Buenaventura, por donde se han dejado de movilizar diariamente 61.200 toneladas de carga.Declarar emergenciaEl presidente ejecutivo de la de Federación Colombiana de transportadores de carga por carretera, Colfecar, Jaime Sorzano Serrano, reiteró su llamado al gobierno nacional para que declare la emergencia vial, lo que permitiría que se tomen las medidas pertinentes e inmediatas para superar la crisis vial que en este momento se presenta en el país y que está generando diariamente millonarias pérdidas. Específicamente en el paso de “La Línea” anota “quisiéramos información precisa de los tiempos estimados de cierre de la vía, tratándose de un corredor vital y estratégico para la comunicación entre el centro y sur del país” . En cuanto al corredor de Manizales que aconseja el Ministerio de transporte como vía alterna, Colfecar es radical en afirmar “este corredor no se considera apto para el desplazamiento vehicular de transporte pesado y, más específicamente de tractocamiones, dada la inestabilidad geológica y las especificaciones físicas de la vía”.Indagación preliminarEl contralor delegado de Infraestructura, Nelson Izáciga, anunció que la entidad abrió una indagación preliminar contra el Ministro de Transporte, Germán Cardona, y el director del Invías, Carlos Rosado.El funcionario explicó que la citación se hace debido a las emergencias viales que se están registrando en el país, ya que la fuerza de esta segunda ola invernal ya estaba anunciada."El objetivo es determinar si existe algún tipo de omisión, imprevisión y si lo que está sucediendo era o no previsible", agregó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad