"No es con lloriqueos que vamos a derrotar la corrupción": Claudia López

"No es con lloriqueos que vamos a derrotar la corrupción": Claudia López

Febrero 22, 2017 - 11:02 p.m. Por:
Jessica Villamil, reportera de El País
Claudia López

Claudia López, senadora de la Alianza Verde.

Elpaís.com.co

Luego de recoger cinco mil firmas en el Valle del Cauca para promover la consulta anticorrupción, la precandidata presidencial y senadora de la Alianza Verde, Claudia López, dijo que volverá en abril para seguir la tarea.

En diálogo con El País sostuvo que buscará una alianza con liderazgos “creíbles” como Sergio Fajardo y el senador del Polo, Jorge Robledo, y que es necesario un candidato que garantice la ejecución de los acuerdos de paz, pero que Humberto De la Calle, por ejemplo, tendrá que decidir entre una coalición “de la corrupción disfrazada de paz” o una coalición ciudadana anticorrupción.

¿Para qué es la consulta anticorrupción que promueve la Alianza Verde?

Para que se rebaje el salario de los congresistas, para que quiten el beneficio de casa por cárcel en delitos de corrupción, que haya presupuestos participativos en vez de mermelada, que las licitaciones no las amañen, que haya pliegos fijos como lo había propuesto la Cámara Colombiana de la Infraestructura, que se puedan cancelar los contratos con organizaciones corruptas unilateralmente y no se les pueda volver a contratar. Esos puntos los metimos por Senado, los metimos por Cámara y no pasaron, entonces por eso estamos haciendo esa consulta. Lo que los congresistas no quieren aprobar, los colombianos sí lo quieren votar.

¿Ha tenido acogida la recolección?

A uno no le dan abasto las manos para recoger las firmas en la calle. Uno se para en un parque y llegan 300 personas diciendo ‘¿dónde es que hay que firmar?’. Esto es con acción, no es con lamentos, ni lloriqueos, ni desesperación que vamos a derrotar la corrupción.

En la página web ‘Vence al corrupto’ se puede descargar el formulario para la consulta, se imprime en una hoja tamaño oficio y después de tener las firmas se lleva a los puntos de acopio en cada ciudad.

La consulta suena a impulso de campaña presidencial...

Es campaña. Tenemos que recordar que la política no es andar robando a los colombianos ni andar repartiendo la plata entre contratistas; la política es promover causas que beneficien a todos, al interés público. De manera que esta campaña que hemos impulsado desde el Verde no se nos ocurrió hace media hora, ni porque está el escándalo de Odebrecht, llevamos dos años proponiendo estos mismos siete puntos en el Congreso de la República.

¿Qué le responde a quienes dicen que esto es pura politiquería?

Politiquería es financiar las campañas con Odebrecht robándole a los colombianos, es adueñarse de zonas francas desde el gobierno para beneficiarse. Aquí están los pájaros tirándoles a las escopetas. Es la gente que roba a los colombianos, que soborna, que recibe sobornos, que dice ahora que va a luchar contra la corrupción.

Justo usted recogiendo firmas contra la corrupción y aparecen los escándalos de Odebrecht que envuelven no solo a Óscar Iván Zuluaga sino al presidente Santos.

Todos estos escándalos recientes de Reficar, de Odebrecht han dejado claro que entre santistas y urbistas no se hace un caldo. Ese ‘cuentico’ de que son opuestos y que están enfrentados, es carreta. Ambos recibieron financiación ilícita en sus campañas, sobornos; ambos están metidos hasta el cuello. Nosotros sabemos que tenemos que construir una alternativa, una coalición ciudadana anticorrupción, una alternativa real, creíble, no una que robe por la mañana y hable de anticorrupción por la noche.

Este escándalo a mi no me sorprende, lo que me aterra es que el Fiscal General de la Nación se lave las manos y diga que no va a investigar. Si no hay justicia, aquí solo vamos a poder hacer dos cosas: tomar la justicia por mano propia —que sería gravísimo porque es lo que estamos tratando de terminar— o usar el voto para sancionar a los corruptos.

El Fiscal salió con mucho ímpetu a hacer denuncias, pero luego se cayeron las pruebas. ¿Usted cree que se aceleró?

No. ¡Se ‘corrió’! y no es por temor, es porque es un empleado de los tres: Era empleado de Sarmiento Angulo, socio de Odebrecht; fue ministro de la Presidencia de Santos y, para nadie es un secreto que es un amigo de Uribe. Para coger el Alcalde del Rioacha ahí si mandó 500 señores del CTI; a los peces chicos sí les cae, pero a los peces gordos --que son sus amigos- ahí si se ‘corre’. Eso es impunidad y es corrupción.

El Fiscal le pasó la pelota al Consejo Nacional electoral. ¿Usted cree que ahí si tienen con qué sacar adelante las investigaciones?

Obviamente no. Todos sobemos que el Consejo Nacional Electoral es una camadilla de políticos con 300 burócratas y 0,005 billones de pesos de presupuesto al año. La Fiscalía en cambio es un organismo en el que nosotros con nuestros impuestos pagamos tres billones de pesos al año, que tiene diez mil investigadores en el CTI. Entonces, estamos viendo el absurdo: un señor con diez mil investigadores diciendo que no investiga y unos burócratas políticos que hacen la investigación. Aquí están enterrando la corrupción debajo del tapete, mientras que en el resto de América Latina caen los poderosos y se hace justicia.

¿En campaña Presidencial va a pesar más el tema de la paz y su implementación o la bandera anticorrupción?

Yo creo que los dos temas. Nosotros tenemos que cumplirles a los diez millones de campesinos, mujeres, indígenas, afro, que están abandonados en el campo; tenemos que cumplir con el desarrollo rural, con garantías políticas para que a los líderes sociales no los maten. Las dos cosas no son incompatibles, pero el gran cuello de botella que tiene la paz, la salud, la educación, la justicia, es la corrupción. ¿Cómo vamos a hacer desarrollo social si según la Contraloría General, se roban $25 billones al año? Cómo vamos a sacar adelante la salud, si se roban el hospital universitario...

¿Cómo se va a escoger el candidato de la Alianza Verde?

El partido tiene el congreso en octubre, que es la instancia máxima. Ahí se definen candidaturas y la agenda programática para las elecciones. Es decir, que solo hasta esa fecha sabremos quién es el candidato del Verde. Yo soy la única inscrita como precandidata, pero creo que ese no es el paso crucial sino sacar la consulta adelante, independientemente de quien gane.

Sigo insistiendo y se lo he dicho a mi buen amigo Sergio Fajardo y a Jorge Enrique Robledo que el Llanero Solitario no gana sino en el cine, en la vida de verdad para enfrentarnos a los ‘cacaos’ del poder tenemos que unir esfuerzos. Entonces, hacer una consulta entre varios liderazgos creíbles ante la corrupción y que los ciudadanos con su votos escojan a quien quieren que la lidere.

¿Y quién es esa persona ideal?

Eso que lo decidan los ciudadanos. Con los tres me siento muy cómoda. Les tengo mucho aprecio a Sergio y a Antonio. A Robledo le tengo mucho respeto, durante varios años ha sido calificado como el mejor senador de Colombia. Entonces que escojan los ciudadanos y el que quede de primero va a la campaña como Presidente y el que quede de segundo va para la Vicepresidencia.

En el caso de Robledo, ¿no teme que pase lo mismo con Gustavo Petro que fue un excelente senador, pero dudoso administrador?

Creo que la gente tampoco se puede estigmatizar. Qué es ser un excelente administrador. ¡Un tipo como Vargas Lleras! que avala matones como el exgobernador de La Guajira, que tiene diez parapolíticos entre sus filas, que contrata a dedo. ¿Eso es ser buen ejecutor? A mi la verdad me parece que eso está revaluado. Ser buen ejecutor en Colombia debe ser no comprar votos, no comprar congresistas, no robarle a los colombianos, devolverles los bienes públicos. Aquí hay muchos liderazgos, yo no estoy diciendo: ‘Claudia López es la única decente en Colombia, venga y apóyeme’. Eso es ridículo, es megalómano.

¿Entonces no está de acuerdo con una alianza con la Unidad Nacional para tener un candidato de la paz?

No hay ninguna duda de que nosotros vamos a ejecutar la paz, pero también vamos a combatir la corrupción, pero no podemos meterle la plata de la paz a la U, a Cambio Radical, los ‘ñoños.

¿Cómo le suena una candidatura de Humberto De la Calle?

Yo le tengo un gran respeto, es un gran estadista, es un hombre que ha hecho una carrera política intachable. Con él siempre estaré agradecida porque echarse al hombro y negociar con las Farc debe ser muy duro. Así que le tengo un gran afecto y admiración, pero él tendrá que escoger cuál es su camino: Si se va a la coalición de la corrupción disfrazada de paz o si viene a una coalición ciudadana anticorrupción.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad