“No bajaremos la guardia en la lucha antiterrorista"

Octubre 24, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Diego Martínez Ll. | Director de Información

El nuevo embajador de Estados Unidos en Colombia, Peter Michael McKinley, habla de la nueva agenda que van a construir las dos naciones. “Seguridad de Colombia es un ejemplo para la región”.

El nuevo embajador de Estados Unidos en Colombia, Peter Michael McKinley, habla de la nueva agenda que van a construir las dos naciones. “Seguridad de Colombia es un ejemplo para la región”.Este fin de semana llega a Colombia una Comisión de alto nivel del Gobierno de Estados Unidos encabezada por el subsecretario de Estado, James Steinberg ¿Cuál es el propósito real de esta visita?En la reunión que tuvieron en Nueva York en septiembre pasado, los presidentes Juan Manuel Santos y Barack Obama anunciaron el lanzamiento de un diálogo estratégico de alto nivel entre ambos países. Es un tipo de diálogo que Estados Unidos tiene con unos pocos países, con los que compartimos intereses muy importantes a nivel bilateral, pero también a nivel regional. En el caso de Colombia es importante señalar que el propósito de las dos naciones es que la relación trascienda las cuestiones de seguridad y la lucha contra el narcotráfico y abarque temas económicos, energéticos y también el impacto sobre el medio ambiente y el uso de recursos de hidrocarburos, cooperación en las áreas de ciencia y tecnología, que creo que es una de los cinco locomotoras identificadas por el gobierno del presidente Santos. También trataremos temas relacionados con derechos humanos y colaboración política. Pero el hecho es que la visita de esta comitiva de más de 40 personas que viene de Washington, marca el inicio de una nueva fase en nuestra relación bilateral, en el que se vean relaciones más amplias y más estratégicas.Algunos suspicaces en Colombia piensan que esa nueva relación que se va a establecer con Estados Unidos implica una reducción sustancial en la ayuda que Estados Unidos le da a Colombia y que esta es una forma de presentar esa nueva realidad...Con las transformaciones positivas que se han visto en Colombia desde mediados de esta década, la asistencia de Estados Unidos ha ido descendiendo. Ahora, la asistencia que los Estados Unidos todavía está brindando a Colombia figura entre las seis más importantes que otorgamos en todo el mundo, así que es un nivel de asistencia fuertísimo, que está enfocado sobre seguridad y la lucha contra el narcotráfico, pero también sobre temas sociales y de reforma de la justicia, la promoción de las pymes, por ejemplo en sectores económicos, cultivos alternativos, ayudas a zonas que están saliendo del conflicto. Esperamos en los próximos años mantener un fuerte nivel de asistencia en estos temas y más aún porque compartimos las metas establecidas por el gobierno del presidente Santos, y buscaremos la forma de ser útiles a los proyectos que promueva.¿Eso implica que los colombianos vamos a tener que acostumbrarnos a un nuevo tipo de relación con Estados Unidos ya no basada en ayudas económicas, ni limosnas, sino en cooperación a otro nivel?Si uno ve el panorama de las relaciones entre Colombia y Estados Unidos, éstas siempre se han basado en el respeto mutuo y una relación estratégica. Esto se remonta a décadas. El fuerte nivel de asistencia que ha habido en los últimos 10, 12 años, no es un factor permanente de las relaciones entre amabas naciones. Tendremos todavía en los años venideros un fuerte nivel de asistencia en términos de recursos, pero la relación también podremos trabajarla en términos de como Colombia se proyecta internacionalmente en la región. Apoyamos y aplaudimos la elección de Colombia en el Consejo de Seguridad. Colombia está surgiendo como un ejemplo para la región y el mundo en términos de seguridad; Colombia trabaja cuestiones de medio ambiente en forma innovadora, está resurgiendo como un país con recursos de hidrocarburos, con políticas de biocombustible y eso es interesante para la región y para el mundo. Colombia es el segundo productor de etanol y biocombustible de la región, después de Brasil. Así que hay muchos temas para trabajar.¿Qué tanto peso va a tener el tema económico en esta nueva etapa de las relaciones bilaterales?No hay que olvidar que Colombia y los Estados Unidos siguen siendo socios muy fuertes en términos económicos. Colombia representa el tercer mercado en América Latina para productos norteamericanos y los EE.UU,. sigue siendo el 40% de mercado para productos colombianos que se exportan. Compañías norteamericanas siguen siendo los mayores inversionistas en el país. Así que hay muchos aspectos en esta relación, que espero se fortalecerán en los próximos años.Pero parece muy difícil fortalecer el intercambio económico de los dos países sin la aprobación del TLC, por parte del Congreso estadounidense...Comparto la frustración que existe en Colombia por la demora en la aprobación de ese tratado. Pero hay que tener en cuenta realidades políticas en Estados Unidos. Lo importante es que en los últimos 18 meses el presidente Obama ha indicado que sigue comprometido con la ratificación del TLC, pero debemos encontrar el momento exacto para presentar el proyecto para esa ratificación y que estén dadas las realidades políticas en Estados Unidos. Lo importante es señalar que el Ejecutivo de Estados Unidos sigue comprometido con el TLC. Todos quisiéramos que se hubiera ratificado más rápido. Pero lo importante es no medir la relación bilateral en términos de si ratifica o no el tratado. La relación tiene muchos otros aspectos y como se está viendo este año, la relación económica entre Estados Unidos y Colombia sigue muy fuerte y el mercado americano sigue siendo primordial para Colombia. La inversión norteamericana sigue siendo importante y se están diversificando los mercados para los productos colombianos. Hoy día los dos países tienen una relación económica importante, no obstante la falta de ratificación del TLC.La no ratificación de ese tratado es vista en ciertos círculos políticos colombianos como la demostración de que no hay mucha correspondencia entre la importancia que Colombia le da a la relación con Estados Unidos y la que EE.UU. le da a Colombia. ¿Qué opina sobre esa percepción?En primer lugar, este año han venido a Colombia personalidades de la talla de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, del secretario de Defensa, Robert Gates, y otros altos funcionarios norteamericanos a Colombia, así como las visitas permanentes de personajes y ministros colombianos a Washington. Eso refleja una relación, que como ya dije, es madura y compuesta de intereses estratégicos.En segundo lugar, tuvimos la reunión entre los presidentes Santos y Obama. El presidente Obama ha señalado en varias ocasiones la importancia que le da a la relación con Colombia. Cuando uno mide la asistencia que le hemos dado a Colombia en términos estratégicos en estos últimos 10 años, es una señal muy importante de la forma como vemos a Colombia, que es clave en la región de América Latina. Lo interesante es que no sólo lo vemos así sino que ahora queremos trabajar en cuestiones transnacionales, en cuestiones regionales en conjunto con el Gobierno colombiano. Así que esa apreciación de que estamos perdiendo interés en Colombia, no creo que sea certera.En Colombia hay preocupación porque cuando se habla de una nueva agenda se teme que la seguridad y de la lucha contra el narcotráfico se vaya a descuidar. ¿Se corre peligro que este tema pase a segundo plano?Para nada. El hecho es que ha habido mejoras notables en el país en materia de seguridad y en la lucha contra el narcotráfico, pero todos estamos conscientes de la importancia de no bajar la guardia, seguir trabajando estos temas. Tenemos una relación muy madura, muy fuerte con las fuerzas de seguridad y orden de este país y tenemos un compromiso más allá de las fronteras porque, obviamente, Estados Unidos tiene su rol en combatir el fenómeno del narcotráfico. No es que estemos aminorando la importancia de la seguridad y la lucha contra el narcotráfico sino que estamos reconociendo que hay otros aspectos de la relación que se deben profundizar. También estamos reconociendo las mejoras que ha habido en el país, que de verdad están transformando la imagen de Colombia en el mundo y en la región.Estados Unidos ha sido respetuoso de la decisión de la Corte Constitucional de declarar inexequible el acuerdo de cooperación militar bilateral, pero hay una preocupación de que esto genere también debilitamiento en la lucha contra la seguridad y el narcotráfico. ¿Qué implicaciones podría tener la caída de este tratado frente al trabajo mancomunado que se ha hecho con Colombia? El propósito de ese acuerdo fue hacer más eficiente la asistencia que se brinda y sobre todo la cooperación que brinda Estados Unidos a Colombia. Respetamos el proceso institucional dentro del país y vamos a atender las indicaciones del Gobierno colombiano de cómo seguir adelante en esta cooperación, que ha sido pieza clave en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico en los últimos 8 años. Pero de todas formas, esta cooperación sigue muy fuerte y sigue en pie.El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, un día anuncia desde Rusia su intención de construir una planta nuclear en su país con fines “pacíficos” y a los dos días se va a para Irán a darse abrazos con el presidente Mahmud Ahmadinejad, cuyo gobierno tiene varias sanciones de la ONU por negarse a mostrar su desarrollo nuclear. ¿Qué visión tiene Estados Unidos de la relación de Venezuela con Irán y qué piensa de la construcción de una planta nuclear en territorio venezolano?Fui destinado a Colombia, así que no hago comentarios sobre la situación en Venezuela. Me remito simplemente a lo que dijo el presidente Obama días atrás: Todo país tiene derecho a desarrollar centros nucleares con fines pacíficos. Esperamos que ese sea el caso de Venezuela.Cuando el Ejército colombiano dio de baja al ‘Mono Jojoy’, muchos decían cómo es posible que se dé de baja a ‘Jojoy’, a ‘Raúl Reyes’, que estaba tan escondidos y Estados Unidos no ha haya sido capaz de dar con el paradero de Bin Laden. ¿Qué explicación puede tenerse frente a eso? La lucha contra el terrorismo no es una ciencia exacta, se presentan obstáculos, desafíos que se tienen que sobrellevar. Aquí llevaban muchos años buscando a esos individuos y gracias al profesionalismo y la sofisticación de las Fuerzas Armadas colombianas y de la Policía se han obtenido estos logros, muy importantes en la lucha contra el terrorismo dentro del país. Estoy totalmente optimista de que seguiremos viendo logros importantes que traigan paz al país. ¿Pero no se ha contemplado la posibilidad de que Estados Unidos le pida ayuda a Colombia para dar con el paradero de Bin Laden?(Risas) Sin comentarios. Se habló en los últimos días de que el presidente Obama estaba planeando una visita a Colombia. ¿Qué se sabe de eso?No hay fecha exacta para esa visita, pero creo que se sabe también que Colombia está planeando ser sede de la Cumbre de las Américas para el año 2012. Esa sería una buena oportunidad para que el presidente Obama visite este país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad