“Necesitamos más política exterior y abrir mercados en Asia”: Canciller

Diciembre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Rafael Castro y Alfonso Ospina - Colprensa

María Ángela Holguín habló sobre el punto en el que quedan las relaciones del país con los vecinos y las proyecciones en materia política y comercial para el 2011.

¿Cómo ve los primeros cinco meses del actual Gobierno y cómo sintió la gestión internacional de Colombia?Creo que parte fundamental de lo que quiso el presidente Santos fue tener un acercamiento con América Latina. Volver a ser interlocutores y partícipes de la región y hacer parte de una vez por todas de Unasur. creemos que es mejor hacer parte, que ir simplemente para estar en el banquillo de los acusados. Era fundamental que nos vieran como un país amigo. Cada cual tiene un modelo económico y social distinto, pero eso no quiere decir que no podamos tener una relación cordial de cooperación y fue eso lo que se logró.Hoy nos reciben con los brazos abiertos y de una manera muy distinta a lo que nos estaba pasando. Eso no quiere decir que abandonemos lo fundamental para nosotros que son los problemas de seguridad que tenemos, pero la diferencia es que creemos que con cooperación podemos avanzar con los vecinos en medio de la confrontación. Fue un giro de 180° en las relaciones internacionales…Yo creo que eso fue un gran logro y el reconocimiento que le han hecho al Presidente no sólo en este continente, sino en el mundo por la transformación de las relaciones que es bastante impresionante. Ahora lo que necesitamos hacer es política exterior grande y abrir los mercados en Asia y no seguir en el discurso sino pasar a los hechos, que ese es uno de los retos del 2011.Termina el año con el intercambio de credenciales entre los embajadores de Quito y Bogotá, ¿qué sigue ahora?Queremos incrementar un trabajo de coordinación fronteriza para el tema de seguridad, trabajar en los proyectos sociales de las fronteras, que se han vuelto una pesadilla por la situación de inseguridad y por la falta de oportunidades para la gente que vive allá.También queremos hacer proyectos que mejoren la calidad de vida de los pobladores de la frontera. Eso lo vamos a hacer también con Venezuela. Yo conformé una unidad para trabajar con las comunidades y gobiernos locales en proyectos sociales. Con Ecuador ya empezamos a trabajar con un proyecto de los indígenas Awá, en Nariño, que necesitaban comedores comunitarios y la idea es hacer proyectos en ambos lados de la frontera. ¿Cómo se avanzará en las relaciones con Bolivia, dado que ese fue uno de los países que no ayudó a Colombia para que la nombraran miembro del Consejo de Seguridad de la ONU?Bolivia nos pidió colaboración a través de la CAF para la reestructuración de su Ministerio de Hacienda y le hemos dicho que con mucho gusto. Va a ir personal colombiano y estamos listos a trabajar con todos los países en cooperación respetuosa. Que no nos haya acompañado no quiere decir mayor cosa, sacamos 186 votos y trabajaremos por lo que necesite Bolivia en el Consejo de Seguridad. Esperamos tener una reunión bilateral en este año.En el caso de Nicaragua, ¿cómo avanzan las relaciones con ese país?Con Nicaragua se encuentra en La Haya. Hacia el 2012 se tomará una decisión definitiva y mientras tanto he conversado un par de veces con el Canciller de ese país, en las que le he dicho que podemos tener una relación, independientemente de lo que esté pasando en La Haya. Ellos han asumido que la relación queda congelada por el litigio. Sin embargo, Colombia está cooperando con Centroamérica para el tema de seguridad regional y de la lucha antidrogas y en el momento en que Nicaragua quiera, también se la podemos prestar. Hay otros países con procesos de litigios en La Haya y tienen relación, como Chile y Perú. ¿Qué embajadas tiene aún por nombrar el Gobierno?En enero salen varios embajadores. Está Francia, para donde va Adolfo Carvajal; Italia, Juan Manuel Prieto; Cuba, Gustavo Abel; Costa Rica a donde irá Hernando Herrera; a México, José Gabriel Ortiz; Ecuador, Fernando Arboleda; Perú que va Jorge Visbal; Portugal con Germán Santamaría y a Corea va Jaime Alberto Cabal, esos son los movimientos que hay y falta que el Presidente decida quien irá para Holanda. ¿Cómo ve la candidatura colombiana a la Secretaría de la Unasur?Somos parte de un grupo que se ha vuelto muy importante, donde se toman decisiones trascendentales para la región y queremos participar. Creímos que la ex ministra María Emma Mejía es una persona a quien la región la quiere mucho y es muy respetada. Tenemos muy claro que si no tenemos mayor chance nos retiramos... no queremos atravesarnos para que Unasur no tenga Secretario General; estamos esperando otra reunión de cancilleres para tomar la decisión, vimos que Perú está apoyando a Venezuela. ¿Le quedó a Colombia un sinsabor luego de que no se aprobara la extradición de Yair Klein?Lo manifesté en su momento cuando el Tribunal Europeo tomó la decisión: a uno sí se le hace muy curioso que ningún país europeo se pronunciara sobre el tema. Ellos dicen que tienen una disciplina en que ningún país cuestiona una decisión del tribunal, pero hay momentos en que sí usan su unidad europea y en otros no. Me hubiera gustado oír a algún país que dijera: increíble que alguien acusado de violaciones a los derechos humanos y resuelvan que está libre y que no pasó nada. Los colombianos siempre somos señalados con el dedo, pero cuando es alguien de afuera no. Vamos a solicitarle la extradición a Israel porque más allá de que ese país no tenga tratados de extradición, ha habido otros casos en que ha extraditado, incluso estamos dispuestos a que se le inicie un proceso en Israel. ¿Está dispuesta Colombia a reconocer como Estado a Palestina?Estamos en eso con las Naciones Unidas, es un camino que ese organismo ha trazado en donde quieren que la solución al conflicto pase por un acuerdo de paz entre Israel y Palestina y por lo pronto nos vamos a mantener en la misma línea.Con el tema del asilo en Panamá quedó un sinsabor debido a que muchos pensaron que la respuesta de Colombia frente al tema no fue lo suficientemente fuerte, ¿qué pasó?Creo que parte fundamental de este nuevo momento de la diplomacia es que no creemos que haya que usar el micrófono a todas horas. Fuimos claros y enfáticos con todo lo que se necesitaba de fuerte con Panamá. Hablé en privado con el Canciller y se habló con el presidente Martinelli. Se dejó claro nuestro inconformismo y se les dijo que esa decisión iba contra el respeto a la justicia colombiana y contra el debido proceso.Sin embargo, hemos hecho uso de la herramienta del asilo muchas veces, es más, tenemos hoy día un asilado. Tampoco podemos irnos contra la corriente y la figura del asilo es una decisión soberana del país y nadie podrá cuestionarla. Dijimos a Panamá en privado lo que creíamos que debíamos decir. Ahora sí es un objetivo muy claro hacer realidad la apertura de mercados en Asia, ¿qué estrategias tiene la Cancillería para eso?Yo tengo una visita a principios del 2011 y hemos decidido con Chile y Perú abrir oficinas conjuntas en Asia. Abriremos una oficina comercial con Perú en Vietnam y estamos estudiando hacer lo mismo con Chile en algún otro país, ellos tienen varias en ese continente y veremos cuál es la que más nos convendría. Proexport estaría abriendo una oficina en Singapur y nosotros estaríamos abriendo embajadas en Indonesia y Emiratos, ya el gobierno anterior había iniciado ese proceso en Abu Dabi, y la idea es poder tener una mayor presencia en Asia para abrir definitivamente los mercados. No podemos seguir por fuera de donde se mueve el comercio en el mundo. Queremos entrar al Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico, Apec, y entre tanto miramos cómo podemos estar más presentes en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático. En la medida en que logremos tener presencia y abrir mercados en Asia una cosa traerá la otra, eso puede ser una bola de nieve positiva.Colombia no ha tenido una vocación hacia el Pacífico y no tenemos ninguna infraestructura en la costa Pacífica ni vías, ¿qué medidas se tomarán en ese caso?No se puede salir a vender a Asia sin tener un solo puerto sobre el Pacífico. Eso es fundamental, lo hemos hablado con el Ministerio de Transporte y es muy desafortunado lo que nos está pasando con este invierno, porque muchos de los recursos se van a ir más en reconstruir que en hacer. Ojalá el tema del puerto sobre el Pacífico pueda seguir siendo un proyecto prioritario.Ante al protagonismo que ha ganado Brasil en la región, ¿cómo van a avanzar las relaciones con ese país?Creo que la visita que el Presidente puso como una línea distinta en la relación con Brasil. Creemos que puede ser un socio para muchos proyectos sociales que Colombia necesita ya que Lula sacó a 20 millones de personas de la pobreza. Lo que ha pasado con Brasil es que uno sólo lo mira desde el punto de vista comercial y como vender allá no es fácil, se piensa que la relación es mala. A los países hay que mirarlos en otra dimensión. Ellos estaban insatisfechos porque Colombia estaba peleando con sus vecinos, pero creo que ahora quieren trabajar más, por ejemplo, en seguridad fronteriza y vamos a ir viendo como se va mejorando la relación y, en la medida en que eso suceda, el comercio también mejorará.¿De qué formar se les puede garantizar a los habitantes de la frontera con Venezuela que habrá estabilidad?Nada en la vida está asegurado, ni la vida misma. Estamos trabajando para restablecer la confianza y para generar una relación con una comunicación fluida y transparente en donde se respeten las diferencias. Lo que vemos en estos meses es que ha mejorado la coordinación en el tema de seguridad. Sin embargo, el tema de comercio no es fácil porque ellos montaron un comercio con otros países.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad