Natalia Ponce descubre su rostro y se muestra esperanzada con nueva Ley

Enero 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Natalia Ponce descubre su rostro y se muestra esperanzada con nueva Ley

Junto con Natalia Ponce (derecha) y Gina Potes (izquierda), víctimas de ataques con ácido, el presidente Juan Manuel Santos promulgó este lunes la Ley que busca ponerle freno a estos ataques.

La víctima de ataque con ácido hizo un emotivo discurso durante la promulgación de la Ley 1773 del 6 de enero de 2016 que incrementó las penas y eliminó beneficios judiciales a las agresores con agentes químicos.

Tras más de un año y medio de haber sido atacada con ácido en Bogotá y después de pasar por más de 20 cirugías reconstructivas, Natalia Ponce de León, de 34 años de edad, mostró este lunes su rostro por primera vez. 

"Hace 662 días mi vida cambió luego de ser brutalmente atacada con ácido en mi rostro y cuerpo. Pero hoy, señor presidente, con la promulgación de esta Ley, es usted, el Congreso y el país en general los que están cambiando la vida de las víctimas de ataques con agentes químicos", dijo Ponce de León, durante la promulgación de la Ley 1773 del 6 de enero de 2016 que incrementó las penas y eliminó beneficios judiciales a las agresores con agentes químicos. 

Lea también: Presidente sancionó ley que incrementa penas a agresores con ácido.

Visiblemente emocionada, Natalia continuó con un emotivo discurso que mostró su renacer: "En este día tan esperanzador, también quiero reconocer y aplaudir a todas aquellas víctimas, a nuestras familias, a nuestros amigos, a todas las instancias de Gobierno, a la sociedad civil, a los medios de comunicación, los diversos profesionales comprometidos con la causa y, por supuesto, a los médicos, enfermeras, auxiliares, técnicos y voluntarios de hospitales, quienes con recursos modestos se agigantan para atender los numerosos casos de quemados, que año con año se presentan en Colombia".

Descargue aquí el PDF de la nueva Ley contra las agresiones con ácido en Colombia. 

Le hizo además un llamado a la sociedad para que sea el momento de mejorar sustancialmente la atención de quemados en Colombia y para ello "trabajemos juntos desde nuestros ámbitos de acción para hacer esto realidad". 

También, le agradeció al presidente de la República, Juan Manuel Santos, a los ministros y senadores, el haber aprobado esta ley que endurece las penas a los agresores con ácido. 

"En esta hora de esperanza y responsabilidad para con nuestro país, hagamos realidad nuestro sueños de paz y consigamos los recursos para hacer realidad la unidad de quemados", afirmó la joven Ponce de León. 

En esta nueva normatividad se establece este tipo de ataque como un delito específico, con penas fuertes que se imponen según su gravedad.

La ley sancionada sube las penas por ataques con ácido de 12 años y 5 meses de prisión a 20 años para los casos donde las víctimas resultan con daños reversibles. 

Cuando los ataques causen daño permamente en la víctima, como el caso de Natalia Ponce de León, las penas se incrementan hasta en 30 años o más según el perjucio. Antes, eran de 20 años y 9 meses.

Si la agresión tiene como consecuencia la deformación del rostro de la víctima, se aumentará la pena hasta en una tercera parte. 

Este es el texto completo de la carta leída por Natalia en la Casa de Nariño durante la promulgación de la Ley 'Natalia Ponce'. 

"Señor presidente de la República, Juan Manuel Santos, señores ministros y senadores, compañeros y compañeras víctimas de ataques con agentes químicos; señoras y señores.

Hace 662 días mi vida cambió luego de ser brutalmente atacada con ácido en mi rostro y cuerpo. Pero hoy, señor presidente, con la promulgación de esta ley, es usted, el Congreso y el país en general los que están cambiando la vida de las víctimas de ataques con agentes químicos.

Por eso, hoy quiero agradecer sinceramente a todos aquellos que han hecho posible que la Ley sea ya una realidad.

Señor presidente Juan Manuel Santos, gracias por su empeño. Le pido sea por favor el amable conducto para hacer llegar mi especial agradecimiento a su Señora María Clemencia, quien desde los primeros días de mi atentado manifestó su sensibilidad, condena y apoyo a esta causa de elemental sentido de justicia.

Gracias al poder Legislativo que supo vencer obstáculos legales e intereses negativos para que este tipo de ataques fuera calificado como un delito autónomo y sus penas fueran más severas para reparar un grave vacío legal, que sin duda, contribuirá a prevenir los cobardes atentados que muchos hemos sufrido.

En este día tan esperanzador, también quiero reconocer y aplaudir a todas aquellas víctimas, a nuestras familias, a nuestros amigos, a todas las instancias de gobierno, a la sociedad civil, a los medios de comunicación, los diversos profesionales comprometidos con la causa, y por supuesto, a los médicos, enfermeras, auxiliares, técnicos y voluntarios de hospitales, quienes con recursos modestos se agigantan para atender los numerosos casos de quemados, que año con año se presentan en Colombia.

En el renacimiento personal que estoy viviendo quiero enfocar el resto de mi vida para hacer realidad algo que necesitamos urgentemente en nuestro país. Algo que nosotros los colombianos estoy segura, sabremos construir en equipo:

Una unidad de atención para quemados, acorde a la necesidad, expectativas y potencial de nuestra amada Colombia.

Las oportunidades para mejorar sustancialmente la atención de quemados en Colombia es muy grande. Les pido que trabajemos juntos desde nuestros ámbitos de acción para hacer esto realidad.

En esta hora de esperanza y responsabilidad para con nuestro país, hagamos realidad nuestro sueños de Paz y consigamos los recursos para hacer realidad la unidad de quemados. Hagan posible y acompáñenos para que con el pertinente y apropiado tratamiento médico, quienes seamos víctimas, podamos reintegrarnos a la brevedad, al trabajo conjunto que todos hacemos para hacer una Colombia más justa y más grande". 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad