Nace banda que lucha en contra de la restitución de tierras

Nace banda que lucha en contra de la restitución de tierras

Febrero 17, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Nace banda que lucha en contra de la restitución de tierras

Presunto miembros de la bacrim 'Los Rastrojos'.

El nuevo grupo armado operaría en Cesar y podría extenderse a Guajira y Magdalena. En un comienzo, serían 500 los miembros de este nuevo ejército privado.

Un ‘ejército’ privado se habría creado en el departamento del Cesar, con el fin de luchar contra la restitución de tierras y vigilar la frontera de este territorio con Venezuela, zona que estarían usando las Farc para delinquir y esconderse de las autoridades.Los pormenores sobre el surgimiento de esta nueva fuerza delincuencial reposan en un informe de la Corporación Nuevo Arco Iris, liderada por el analista León Valencia, que se dará a conocer al Congreso en las próximas semanas.Esta ONG, que investiga la dinámica del conflicto colombiano y las expresiones delincuenciales, afirma que la nueva banda criminal ha sido bautizada provisionalmente como Ejército Antirrestitución y Contralíderes, EAC.Según Nuevo Arco Iris, la nueva estructura armada surgió tras dos reuniones que se llevaron a cabo el 17 de diciembre del 2011 y el 13 de enero pasado, en los municipios de Becerril y Agustín Codazzi, ambos en el departamento del Cesar.Aunque pidieron no ser identificados en este artículo, algunos miembros de la Fuerza Pública aseguran que tienen información de que este grupo arrancaría a operar en marzo de este año. En un comienzo, serían 500 los miembros de este nuevo ejército privado.Por ahora, los nombres de quienes lideran esta nueva agrupación criminal son un misterio, sin embargo, habitantes de las zonas donde se realizaron las reuniones, les contaron a los investigadores de Arco Iris, que “han citado políticos y propietarios de fincas para pedir cuota y así armar la banda. Exigen hasta un millón y medio de pesos a cada uno, más un porcentaje por cada hectárea o cabeza de ganado”.Ante la duda de si el gremio de ganaderos está patrocinando la creación de este ‘ejército’ o sufre una extorsión, El País intentó comunicarse con José Félix Lafaurie, presidente de Fedegan, pero su jefe de prensa lo excusó por encontrarse alistando un viaje al exterior. También trascendió que con el dinero recogido se busca contratar a desmovilizados del Bloque Norte de las AUC. El informe asevera que el accionar de esta nueva agrupación se expandiría a los departamentos de Magdalena y Guajira, donde las bacrim no han logrado consolidar ningún acuerdo y siguen en una sangrienta disputa por el tráfico de drogas y las líneas de distribución en las ciudades.Algunos rumores recogidos en la zona afectada, señalan que en las reuniones se anunció la creación de otros grupos parecidos en Santander y Córdoba, e incluso en los Llanos Orientales. Sin embargo, esta versión no ha sido confirmada debido a que esos departamentos están influenciados por las bacrim conocidas como ‘Los Rastrojos’ y ‘Los Urabeños’, que hace poco habrían hecho un pacto de no agresión en varias zonas del territorio nacional. ¿Contra el Gobierno? El informe de Arco Iris califica como preocupante el nacimiento de esta nueva banda que busca impedir la restitución de tierras, la mayor política social del Gobierno, en zonas tan afectadas por la violencia como la Costa Caribe. Al respecto El País buscó un vocero autorizado para conocer la postura del Gobierno de Juan Manuel Santos ante la denuncia. “Sí he escuchado acerca de esos ejércitos pero no los vamos a tolerar, el plan de apoyo a la ley de víctimas y el programa de restitución de tierras avanzará, por eso vamos a estar muy pendientes de estas denuncias”, respondió Germán Vargas Lleras, Ministro del Interior.Vargas insistió al Consejo Superior de la Judicatura para que con prontitud nombre a los jueces agrarios, porque sin ellos “las denuncias que en materia de restitución de tierras se están recogiendo, no tienen ante quien tramitarse; el compromiso era para el 15 de enero y ya ha pasado más de un mes y no contamos con ese instrumento clave en el proceso”, exigió el Ministro del Interior.Más allá de lo que responde el Gobierno, para algunos analistas lo más alarmante de la aparición de este nuevo ejército antirrestitución es que podría establecer alianzas siniestras con algunas bandas criminales como ‘Los Rastrojos’ y ‘Los Urabeños’, que como se conoció se repartieron el territorio nacional en varias zonas para el tráfico de drogas. Sin embargo, otra versión indica que la nueva banda preferiría operar de forma independiente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad