Música del mundo

Música del mundo

Julio 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

Lo más destacado del Congreso Iberoamericano de Cultura, que este año reúne en Medellín a músicos y folcloristas de talla mundial.

Aunque muchos de los artistas invitados al Congreso Iberoamericano de Cultura, que se realiza en Medellín, han sido cobijados bajo el concepto ‘World Music’, que les ha dado un nombre en Europa, algunos creen que “la palabrita” sólo es una etiqueta donde los europeos ponen toda la música que no logran comprender.La propia Totó ‘La Momposina’ ganó prestigio en Europa en los festivales de ‘World Music’, y aún así no es amiga del término.“Me genera muchas preguntas. Es un concepto creado en Europa donde reúnen la música que ellos no logran entender y la encasillan como ‘música del mundo’. A la vez no me preocupa mucho cómo llamen o dejen de llamar el folclor cuando hablamos del público. Si es por parte del músico que se interesa por él, ya es otra cosa, se requiere que sepa por qué aguas está navegando”, dijo Totó.Otro de los debates que se planteó en este encuentro de leyendas de la música fue el de la fusión de ritmos folclóricos con hip hop, rock o música electrónica, que están llevando a cabo muchos jóvenes.A juicio de la cultora peruana Susana Bacca, estas fusiones se hacen de forma indiscriminada e inapropiada. “Hay que conocer primero la raíz de nuestra música para poder interpretarla, y sólo en ese momento fusionarla. Es un trabajo largo y agotador, pero indispensable si se quiere hacer arte y no moda”, dijo. En esto coincide con Alfredo Gutiérrez, quien afirma que “hay decenas de grupos que dicen hacer música vallenata y al final sólo cuatro o cinco de los que sonamos en la radio realmente hacemos vallenato”. Gutiérrez aclara: “No es que no quiera que el vallenato sea fusionado con otros ritmos folclóricos o modernos, pero para eso tienes que conocer bien qué elementos estás mezclando, y ese es un problema, no saben qué están haciendo”.Y al final una conclusión: el folclor latinoamericano es mucho más que moda, mucho más que ‘World Music’.Desde ArgentinaLeón Gieco y el folk-rockAunque mucha gente se retiró luego de la presentación de Silvio Rodríguez, quienes se quedaron disfrutaron de un espectáculo de casi dos horas por los 40 años de producción musical de León Gieco. El show del roquero argentino fue casi pedagógico, estructurado en bloques cronológicos desde sus primeros álbumes, sus colaboraciones con Charly García, Atahualpa.Yupanki, Gustavo Santaolalla, sus encuentros con Mercedes Sosa, hasta sus más recientes producciones, con canciones que hablan de globalización, pero que también recuerdan hechos como la Guerra de las Malvinas, para no repetirlos.Se vivieron momentos de rock, encuentros con el rico folclor argentino, así como canciones folk-rock, mientras que en la pantalla gigante, que era el telón de fondo del escenario, pasaban imágenes de lo que sucedía en Argentina y el mundo en los instantes que León Gieco escribía dichas canciones, la mayoría de ellas prohibidas por las dictaduras. Las dedicaciones estuvieron a la orden del día: esa noche fue para los desaparecidos de la dictadura argentina.Desde UruguayDrexler: seguidor de Alejo DuránLa apertura del encuentro musical del Congreso Iberoamericano de Cultura estuvo a cargo de Jorge Drexler, ganador del Oscar por la banda sonora de ‘Diarios de Motocicleta’.”Este concierto se lo dedico a mi abuelo, quien vivió en Colombia y me llevaba los discos de Alejo Durán. Se sentiría muy feliz de verme tocando en la tierra que él consideraba como propia”, fue una de las frases con las que el uruguayo cerró su show.Drexler hizo un recorrido por su nutrida carrera discográfica, en el que dio un especial énfasis en ‘Amar la trama’, su nuevo álbum.Aunque la gente lo disfrutó, se conectó con la calidad y el sentimiento de su propuesta, la mayor parte del público estaba a la espera de Silvio Rodríguez, que en un comienzo estaba programado para cerrar el show, pero a solicitud del propio artista cubano tomó el segundo lugar de la noche.Desde cubaSilvio Rodríguez armó la revoluciónEntre Drexler y Silvio Rodríguez la espera fue larga por algunos problemas de sonido. Pero pronto, en compañía de cinco músicos, hizo su aparición el cubano en medio de la multitudinaria ovación, para bajarse del escenario 90 minutos más tarde. Fue tanta la euforia de los asistentes que tumbaron algunas vallas de contención para estar más cerca del artista. Era de esperarse, hace más de década y media que Rodríguez no se presentaba en Colombia, un largo ayuno para sus fanáticos, quienes lo recibieron con banderas de Cuba, la imagen del Che Guevara y la bandera de la Unión Soviética. La seguridad se incrementó en el momento del show de Rodríguez, luego de que se presentaran serias críticas a la presentación del artista en un evento como el Congreso Iberoamericano de Cultura y de que, incluso, se crearon grupos en redes sociales para protestar contra dicha decisión.Aún así Rodríguez, como siempre, le dedicó a los presos cubanos en Estados Unidos ‘Canción del elegido’ y no se fue del escenario sin interpretar ‘La masa’ y ‘El unicornio azul’, con las cuales el público estalló en júbilo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad