Mujeres marchan hacia Bogotá como protesta por explotación minera en el norte del Cauca

Noviembre 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira
Mujeres marchan hacia Bogotá como protesta por explotación minera en el norte del Cauca

El grupo de mujeres afrodescendientes denunció ante las autoridades el daño ambiental que provoca la minería ilegal en el norte del Cauca.

La idea de estas mujeres es exigir a las autoridades que suspendan las actividades mineras que están destruyendo su comunidad. Denuncian amenazas.

Cerca de quince mujeres, en su mayoría cabeza de hogar, salieron hace 15 días del municipio de Suárez, en el norte del Cauca Cauca, con el propósito de caminar hasta Bogotá para exigir a la Corte Constitucional que suspenda la explotación minera que desde el año pasado se viene presentando en su departamento y que amenaza con destruir su entorno ambiental, social y económico. Francia Elena Márquez, una de las líderes de la protesta, subrayó que estos territorios les pertenecen a las comunidades afrocolombianas desde tiempos ancestrales, cuando sus antepasados fueron traídos en calidad de esclavos. "Nuestros ancestros lucharon por estos territorios, nos los legaron y ahora nos da mucha tristeza ver cómo se están destruyendo con la minería, cómo se está contaminando y destruyendo el medio ambiente", dijo la mujer. Agregó que "se está destruyendo el territorio donde sembrábamos nuestros cultivos, los ríos donde cogíamos nuestros peces y nuestros hijos e hijas se recreaban". Por esta razón, este grupo de mujeres ha recurrido a los ministerios del Interior, de Minas y del Medio Ambiente, a la Procuraduría, a la Fiscalía, a la Defensoría y hasta al mismo Presidente de la República, pero nadie les da una respuesta efectiva de cómo parar esa situación.Explicó que la explotación minera empezó el año pasado y que actualmente en el norte del Cauca hay unas 32 retroexcavadoras, mientras en el sur, en el Valle del Patía, hay por lo menos 80."Esto ha generado un impacto ambiental, social y económico nefasto, porque nosotros trabajamos la minería pero de manera artesanal y conservábamos el equilibrio. Con la batea hemos sacado adelante a nuestras familias, pero ahora esa actividad voraz destruye todo a su paso y amenaza a nuestras comunidades", reiteró.Durante el transcurso de la marcha, que salió esta mañana de la capital vallecaucana donde estuvieron todo el día de ayer reunidas con líderes del Distrito de Aguablanca, de la Casa Cultural del Chontaduro, entre otras entidades, se han sumado otras mujeres que han decidido solidarizarse con su situación y sumarse a sus protestas."Hoy esperamos llegar a Buga donde nos recibirán otras mujeres, aquí en Palmira hemos recibido la solidaridad de las mujeres de los corteros de caña, y bueno yo creo que ya hay cerca de 40 mujeres marchando hacia Bogotá", puntualizó Márquez quien también denunció amenazas en contra de líderes y liderazas del norte del Cauca por parte de actores armados.Sin embargo, dijo que esto no podría impedir que llegaran hasta la Corte Constitucional para exigirle que obligue al gobierno Nacional que cumpla con los autos y sentencias que protegen los derechos de las comunidades y mujeres afrocolombianas, y que solo se han quedado en el papel.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS