Mujer protagonizó un nuevo caso de "usted no sabe quién soy yo"

Junio 16, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La joven que en aparente estado de embriaguez agredió a los agentes de tránsito en Medellín ha generado todo tipo de comentarios en redes sociales.

[inline_video:youtube:gsgHpJiU4pM:0:null]

En aparente estado de embriaguez, una mujer agredió física y verbalmente a los guardas y a los policías que realizaban un operativo de tránsito en el centro de Medellín este fin de semana.

Los hechos quedaron grabados en un video que es viral en las redes sociales, porque la mujer pronunció la famosa frase "usted no sabe quién soy yo".

Se trata de Melissa Bermúdez, una joven desconocida que tenía un vínculo con la Corporación Universitaria de Sabaneta, Unisabaneta, en Antioquia. 

La joven sacó su repertorio de groserías en contra de los policías y guardas de tránsito, cuando detuvieron al carro en el que se movilizaba con su padre, el abogado Carlos Germán Bermúdez, porque, al parecer estaba involucrado en un accidente minutos antes.

El subsecretario de Seguridad Vial, Luis Guillermo Mejía, dijo que lo que estaban haciendo las autoridades era nada menos que hacer cumplir la ley.  

Pero Melissa y su padre, ambos aparentemente alicorados, no permitieron la prueba de alcoholemia, por lo que el Tránsito decidió llevarse el carro en una grúa. Y fue en ese momento que la joven comenzó el escándalo que terminó, incluso, en un cabezazo que ella le dio al agente.

A raíz del caso, Bermúdez tuvo que renunciar a la Corporación Universitaria de Sabaneta. La corporación emitió un comunicado en que señaló que "la señorita Melissa Bermúdez ha manifestado su interés en dar por terminado el contrato de aprendizaje" con la entidad. 

No es la primera vez que la frase "usted no sabe quién soy yo" causa controversia en Colombia. El primer episodio lo protagonizó un senador en aparente estado de embriaguez a un agente de tránsito en el 2012. Y, en marzo, un joven quien dijo ser sobrino del expresidente César Gaviria, pronunció la ya sonada frase en medio de un escándalo en el norte de Bogotá al agredir y amenazar a dos policías que lo requirieron por consumo de licor. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad