Muertos por lluvias en Manizales suman 45 y Bogotá declara la alerta amarilla

Muertos por lluvias en Manizales suman 45 y Bogotá declara la alerta amarilla

Noviembre 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE
Muertos por lluvias en Manizales suman 45 y Bogotá declara la alerta amarilla

Las labores de búsqueda de desaparecidos continúan en el barrio Cervantes de Manizales.

La cifra de víctimas mortales ascendió a 44 personas, debido a que fueron encontrados dos cadáveres en el barrio Cervantes.

La cifra de fallecidos por un alud en Manizales, causado por las intensas lluvias que afectan a Colombia, subió este martes a 45 con el hallazgo de un nuevo cadáver, mientras en Bogotá la misma situación de fuertes precipitaciones forzó a las autoridades a declarar la alerta amarilla.En la mañana de este martes las autoridades habían reportado el hallazgo en Manizales de dos cuerpos y en la tarde uno más, según informó telefónicamente el director general de Socorro Nacional de la Cruz Roja Colombiana, César Urueña.Los desaparecidos "son 16", en la misma ladera del barrio Cervantes de Manizales, capital del departamento de Caldas, añadió el responsable de socorro del organismo humanitario.Según Urueña, actualmente se registra una alteración de lluvias en muchas ciudades "y los terrenos están saturados".Las autoridades en Bogotá, por otra parte, declararon la alerta amarilla para prevenir posibles deslizamientos o incidentes relacionados con la temporada lluviosa.La Administración Distrital declaró ese estado en nueve localidades de la ciudad que están ubicadas en zonas de ladera.Las autoridades de la capital colombiana adoptaron la medida ante la saturación de los suelos por cuanto, según un comunicado de la AlcaldÍa, "los hace más sensibles a un fenómeno de remoción en masa".Las localidades en alerta amarilla a partir de este martes son Usaquén, Suba, Ciudad BolÍvar, San Cristóbal, Usme, Chapinero, Santa Fe, Rafael Uribe Uribe y La Candelaria.Mientras persista la situación de alerta, los comités locales de emergencia se activan "en alistamiento preventivo y realizan evaluaciones permanentemente en los puntos crÍticos" y además, deben mantener informada a la comunidad.Desde el pasado primero de septiembre, cuando se inició la segunda temporada de lluvias en Colombia, han muerto 80 personas, según las autoridades.Entre abril de 2010 y el mismo mes de este año Colombia sufrió la temporada de lluvias más larga e intensa en varias décadas.En inundaciones, deslizamientos de tierras y otras consecuencias, 440 personas murieron, 3,6 millones resultaron afectadas y muchas carreteras, puentes y centenares de casas destruidas.Además, las cuantiosas precipitaciones anegaron miles de hectáreas de cultivo, con lo que se perdieron miles de cabezas de ganado y aves de corral. En ManizalesLos organismos de socorro buscaban este martes de manera afanosa a por lo menos 15 personas que siguen desaparecidas bajo el alud de tierras que sepultó un barrio de Manizales y que ya deja 44 muertos, dijeron fuentes de la Cruz Roja Colombiana (CRC).La cifra de víctimas aumentó con el hallazgo, durante la mañana de este martes, de los cadáveres de otros dos vecinos del sector arrasado por el deslizamiento, según un nuevo reporte de las tareas de búsqueda divulgado por la CRC.El organismo de socorro facilitó el informe horas después de que su director general de Socorro Nacional, César Urueña, dijera a Efe, en diálogo telefónico, que el caso de los desaparecidos obligaba a los socorristas a seguir manualmente las tareas de búsqueda.Para entonces, el número de personas en esa condición era de 17 a 18, según precisó Urueña, para quien la presencia de este tipo de víctimas obligaba a seguir con las actividades de remoción total de escombros.Solo entonces podrá integrarse a esta tarea maquinaria pesada, para hacer el movimiento de masa más fuerte, prosiguió Urueña tras advertir de que un movimiento brusco con grandes máquinas puede "quitar la posibilidad de rescate de alguien con vida".Los organismos de socorro no descartan la posibilidad de que haya vida bajo los escombros de las 16 casas o edificaciones arrasadas por el deslizamiento de tierras luego del hallazgo de un perro.El animal fue rescatado a salvo el pasado domingo, al día siguiente del comienzo de la emergencia, cuando los socorristas lograron extraer a los últimos cinco heridos del total de 18 que fueron recuperados con vida."A pesar del paso de los días (y de que) la situación es mucho más compleja y hay menos posibilidades de encontrar personas con vida, el domingo por la noche se encontró una perrita viva y eso quiere decir que donde estaba esa perrita hay oxígeno", apuntó Urueña.Por ello, continuó, "los esfuerzos están en hacer una remoción de escombros de manera muy técnica, para cualquier posibilidad de vida", continuó el responsable de Socorro Nacional de la CRC.La zona de desastre es una parte del barrio Cervantes, cerca del centro de Manizales, y en ella intervienen unos 600 voluntarios o funcionarios del cuerpo de bomberos, militares, policías y de la Defensa Civil Colombiana (DCC), además de la CRC.Urueña observó que el área de la emergencia es muy estrecha, por lo que en ella solo pueden trabajar al mismo tiempo unos 200 socorristas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad