“Muchos apuestan al fracaso de la Ley de Víctimas” Juan Fernando Cristo

Junio 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Muchos apuestan al fracaso de la Ley de Víctimas” Juan Fernando Cristo

Juan Fernando Cristo, senador del partido Liberal.

El senador uno de los autores de la norma, hizo un balance de cómo va la aplicación de la ley, un año después de sancionada.

Hace un año el presidente de la República, Juan Manuel Santos, sancionó el texto por el que aseguró que, si se cumple, habrá valido la pena ser mandatario nacional: la Ley de Víctimas. Se trata de una norma ambiciosa con la cual se busca indemnizar y restituir a las personas que han sido blancos de la violencia a partir de 1985.La ley tiene dos ejes fundamentales: restitución de tierras y pago de indemnización a más de cuatro millones de colombianos, para lo cual el Estado tiene previsto invertir 50 billones de pesos en los próximos diez años.Uno de los autores de esa ley fue el senador liberal Juan Fernando Cristo, quien es una de las víctimas de la violencia, porque la guerrilla del ELN mató en agosto de 1997 a su padre, en Cúcuta. Hoy hace el balance de cómo se está aplicando en sus primeros cinco meses de vigencia y un año después de que fuera sancionada.¿Cómo va la Ley de Víctimas en este primer año?La veo muy bien, gozando de cabal salud, me parece que está en las mejores manos; el Presidente acertó en el nombramiento de Paula Gaviria, en la Unidad de Víctimas; de Ricardo Sabogal, en la Unidad de Tierras, y de Gonzalo Sánchez, en el Centro de la Memoria Histórica. En estos seis meses (entró en vigencia el 1 de enero) se ha logrado ir construyendo de forma seria las entidades que cumplirán la tarea; se aseguró la financiación, con la expedición del documento Conpes; se expidió el Plan Nacional de Reparación; se están montando la unidades de víctimas en el país y se incorporó en todos los departamentos y municipios un capítulo en los planes de desarrollo dedicado a la atención a las víctimas. Vamos por buen camino, pese a que hay algunos agoreros del fracaso anunciado.¿Quiénes son esos agoreros que van contra la ley?Hay dos clases de enemigos de la ley. Los de la extrema derecha legal y los ilegales. Los ilegales están interesados en su fracaso y pretenden que no funcione para mantener la propiedad de la tierra que le despojaron a los campesinos; los legales de la extrema derecha, porque siempre consideraron a las víctimas como un estorbo, nunca les gustaron y no creen que sea necesaria la reparación. Hay otros sectores de buena fe en la izquierda, dogmáticos, que al final no apoyaron la ley porque querían una más ambiciosa, pero esta fue la posible y es bastante buena; pese a ello persisten en su actitud de señalar sólo los vacíos.¿Habla del Polo Democrático?Sectores, no todo el Polo.¿Avanza también el tema judicial?, ¿está operando la justicia especial creada para tal fin?Tenemos a 15 magistrados nombrados en el país y 21 jueces de restitución de tierras, tal como se había planteado. Los jueces y los magistrados aún no tienen trabajo, porque las solicitudes de restitución tienen que pasar primero por la unidad y hacer su trámite administrativo durante 90 días; confío en que en menos de un mes la Unidad de Restitución estará presentando a esos jueces y magistrados las primeras solicitudes de devolución de tierras a los campesinos.¿Cuándo cree que las víctimas empezarán a ver los beneficios de la ley?La reparación integral ya la están empezando a tener. Este fin de semana el presidente Santos, en Medellín, entregó las primeras indemnizaciones a víctimas de Antioquia, que son más de 18.000. Además, van a tener el acompañamiento del Estado, en salud, educación y vivienda. ¿Y las tierras?No se ha restituido una sola hectárea, hay que ser claros. Nadie esperaba que a los seis meses se tuvieran, pero, según lo anunciado, si los jueces reciben antes de finalizar junio las primeras solicitudes, en octubre o noviembre, con toda seguridad, vamos a estar presenciando las primeras restituciones en distintas zonas del país.¿Cuál es la zona más quedada en este tema en el país?Tengo una preocupación en general: en la articulación del Gobierno Nacional con los entes territoriales (municipios y departamentos) hay que hacer mucho más; estamos viendo avances desiguales, dependiendo de la voluntad política de los gobiernos de turno. Gobiernos como los de Bogotá, Medellín, Antioquia, Bolívar, Norte de Santander y Meta, para citar algunos, están metidos de cabeza en la implementación de la ley. En los planes de desarrollo es claro que es una prioridad. Hay otros departamentos y municipios en donde no le han dado tanta prioridad al tema y es en donde debe haber ese esfuerzo de parte del Estado.¿Cuáles entes le preocupan?Departamentos como Atlántico, Magdalena o Huila, en donde se podría hacer muchísimo más.Habla de voluntad política, ¿eso significa que hay alcaldes y gobernadores que no quieren apoyar la ley?No creo, no hay evidencia alguna, al menos en los departamentos; en los municipios no lo sé. Hay unos muy comprometidos y otros menos.¿Cómo hacer que las tierras sean productivas al volver las víctimas?Viene un tema fundamental, que es la Ley de Desarrollo Rural, la cual debe presentar el Gobierno el 20 de julio. Siempre hemos hablado que el acompañamiento rural de tecnología y comercialización debe tener como prioridad las tierras devueltas a los campesinos. Los primeros beneficiarios de esa ley deben ser las víctimas que retornaron a sus predios.¿Está asegurado el dinero para los pagos a las víctimas?Lo primero es aclarar que a las víctimas no se las puede reducir a un cheque, al pago de la indemnización, ese es sólo un paso de la reparación. En la indemnización se ha avanzado mucho, había un rezago del Gobierno anterior, se recibieron muchas solicitudes, se reconocieron víctimas, pero no se incorporaron recursos al presupuesto nacional. Lo que está haciendo este Gobierno es acabar con ese rezago. Además se prevé que en total, este año, se van a indemnizar a más de 130 mil víctimas. Los recursos están asegurados en el Conpes, que supera los 50 billones de pesos.¿Qué más está quedado de la ley?Hay un tema que no ha funcionado suficientemente y el Gobierno tiene que ponerle atención: el programa de recuperación psicoterapéutico. La ley lo creó, las víctimas lo necesitan en todo el país, debe haber un proceso de adaptación para reconstruir su proyecto de vida. Nos hemos concentrado en las tres entidades y el programa está en el Ministerio de Protección Social; como vino la división, parece que nos quedamos ahí y no es prioridad.¿El tema de las amenazas es muy preocupante?Es fundamental; sin duda en regiones como Antioquia, Córdoba o Chocó hay sectores de las bandas criminales, de los antiguos paramilitares; en algunas, incluso, de las propias Farc, interesadas en apostarles a atemorizar a los líderes de víctimas, para que no vayan al Estado a reclamar, crear un temor colectivo. Ahí el Gobierno ha hecho una buena tarea en la Unidad de Protección, se les ha dado prioridad a las víctimas y se les acompaña con esquemas de protección individual.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad