"Muchachos que están en el monte, dejen las armas": Svetlana Alexievich

default: "Muchachos que están en el monte, dejen las armas": Svetlana Alexievich

La mujer, premio Nobel de Literatura 2015, hizo el llamado durante la Feria del Libro de Bogotá. El 2 de mayo hablará la Nobel de Paz, Jody Williams.

"Muchachos que están en el monte, dejen las armas": Svetlana Alexievich

Abril 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP

Svetlana Alexiavich, premio Nobel de Literatura.

La mujer, premio Nobel de Literatura 2015, hizo el llamado durante la Feria del Libro de Bogotá. El 2 de mayo hablará la Nobel de Paz, Jody Williams.

El llamado de Svetlana Alexiavich, esta semana en La Feria del Libro de Bogotá, fue contundente: “Dejen las armas”.   

Y lo dice con autoridad, pues Alexiévich creció entre el dolor y la muerte en una Bielorrusia devastada por la Segunda Guerra Mundial y bajo el autoritario régimen soviético. 

Este miércoles, la periodista y escritora de 67 años fue enfática al dirigirse a los rebeldes alzados en armas desde hace más de medio siglo contra el Estado en Colombia: “Lo que yo quiero decir a los muchachos que están en el monte es: dejen las armas. Lo que hay que combatir son las ideas, no a la gente”. 

Invitada estrella de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo), Alexiévich consideró que Bielorrusia tiene similitudes con Colombia, sumida en un conflicto armado que ha desangrado al país desde los años 1960, enfrentando a guerrillas, paramilitares y agentes del Estado y dejando unos 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,8 millones de desplazados.

 “En algo la situación aquí es parecida a la de Bielorrusia. Crecí en medio de mucho dolor, de mucha muerte, porque la población bielorrusa sufrió mucho durante la ocupación nazi, con la Unión Soviética”, dijo la autora en lengua rusa, famosa por sus frescos de historias humanas.

“También en Bielorrusia hubo un movimiento guerrillero, un movimiento de partisanos que defendían su tierra y peleaban contra los alemanes. Por otro lado había muchos colaboracionistas, los policías al servicio de los nazis. Y entre ellos había mucha confrontación”, contó a través de la traductora Irina Luna. 

De aspecto sencillo y mirada transparente, esta señora que estaba planchando cuando le anunciaron que había ganado el máximo galardón mundial de las letras, supo que tenía que escribir sobre el sufrimiento de la Segunda Guerra Mundial después de recorrer como periodista aldeas y pueblos de Bielorrusia. 

“La guerra siempre se asocia con la muerte. Y dentro de mí creció una especie de protesta de todo lo que cause tanto dolor y muerte”, dijo. Así nació ‘La guerra no tiene rostro de mujer’, que por  estos días leen tanto las guerrilleras de las Farc que negocian la paz en Cuba con el gobierno colombiano, como la teniente de navío Juanita Millán, única mujer militar en ese proceso de paz con el principal y más antiguo grupo insurgente del continente. 

“Mi mensaje, el mensaje que quise comunicar a través de este libro es que no hay nada por encima de la vida humana, no hay nada que sea más valioso que eso”, subrayó Alexiévich. 

Para la escritora, que durante 40 años ha dado voz a los olvidados de las tragedias soviéticas, desde el horror de la Segunda Guerra Mundial hasta el conflicto afgano o la catástrofe de Chernóbil, lisa y llanamente “la guerra no tiene sentido”. “Mejor que matar es sentarse a la mesa de negociaciones”, señaló. “El diálogo es lo que tiene que reemplazar a la violencia y al deseo de matar”. Por eso, añadió, la construcción de un país “digno y justo” no depende de las armas. “Tomando el poder por la fuerza nunca se va a lograr ni justicia ni una vida normal para la población”, aseguró e invitó  a los guerrilleros colombianos a “volver a la vida normal”

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad