Mitos y verdades sobre el consumo de grasas durante las dietas

Noviembre 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Mitos y verdades sobre el consumo de grasas durante las dietas

La linaza, el aceite de oliva y el ajonjolí, entre las grasas saludables.

No le tema a las grasas, no todas son malas para el organismo. Algunas ayudan hasta a adelgazar.

A pesar de la invasión de productos dietéticos, descremados y bajos en calorías, hoy las cifras de obesidad en el mundo son alarmantes. Como indicando que las llamadas dietas saludables no lo fueran del todo. Según Sacha Barrio Healye en su libro ‘La gran revolución de las grasas’, gracias a la ‘grasofobia’ muchas personas, en el afán de eludir la grasa en su dieta alimentaria, no están consumiendo las esenciales, las que ayudan a tener una alimentación realmente saludable. “Impulsados por justificaciones estéticas y nutricionales, equivocadamente hemos asociado todas las grasas con niveles altos de colesterol y sobrepeso”, asegura el médico.Puede parecer insólito, pero está demostrado que las grasas ‘buenas’ son excelentes para perder peso, además de ser fundamentales para el funcionamiento del cerebro, el corazón y el sistema inmunológico. Son conocidas como ácidos grasos esenciales y las principales son: el ácido oleico, deriva su nombre de la oliva, pero también se encuentra en el aguacate, las almendras y las pecanas; el ajonjolí; y el ácido linoleico que están en la linaza, y cuyo nombre técnico son omega 6 y 3.Los obesos tienen niveles muy bajos de ácidos grasos esenciales para el cuerpo. “Por eso es que pierden el efecto estabilizador del azúcar y están expuestos a antojos irreprimibles de azúcares, con lo cual terminan sucumbiendo ante harinas o a cualquier tipo de azúcar que los ayuda a equilibrar sus niveles de glucosa en la sangre”, explica Sacha Barrio.Al consumir principalmente grasas saturadas como las que contienen las frituras también se desacelera el ritmo metabólico, lo que ayuda a aumentar de peso. En cambio quienes consumen una dieta rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales sin darse se satisfacen con menos y no tiene hambre sino hasta muchos horas después de lo que normalmente ocurría.Incluso se ha reportado el caso de mujeres resistentes a adelgazar, que cuando incluyeron tres cucharadas diarias de aceite de linaza a su programa de dieta empezaron a perder peso.Conozca los beneficios de las grasas saludables.Alimento anticancerígeno: Linaza Tantos son los beneficios de esta planta que puede considerarse como un milagro que la ciencia descuidó. Aunque no es la semilla más rica en omega 6, sí lo es por un amplio margen en omega 3. La linaza actúa sobre estómagos ulcerados, reduce la acidez, es refrescante y excelente antinflamatorio. También contiene poderosas propiedades anticancerígenas y es indicado para trastornos del ácido úrico. La linaza debe ser consumida preferiblemente cruda e inmediatamente después de haber sido pulverizada. Luego de molida solo se conserva durante cuatro horas. No se recomienda la harina de linaza vendida en muchos establecimientos, ya que sus aceites están oxidados, lo cual corroe las arterias.Larga vida: Oliva Un buen aceite de oliva extiende la vida, de la misma manera que los olivos tienen una larga vida, de cien a mil años. Al comprarlo hay que tener cuidado de que sea extravirgen y no una mezcla de extravirgen, virgen y refinado. Es rico en antioxidantes, vitamina A y E. Baja el colesterol malo sin reducir el bueno, lo cual mejora la circulación y baja la presión arterial.También ayuda a tener una piel hidratada. La manera legítima de lograrlo es desde el interior, por medio del consumo oral de ácidos grasos esenciales, y no por las cremas estéticas. Pero si se consumen grasas duras, como las de quesos, mantequilla, cerdo o res, estas sí taponan los poros de la piel. Los ácidos grasos esenciales, en cambio, permiten tener una piel más suave y sedosa, que envejece y se arruga más lentamente.Fuente de calcio: AjonjolíAdemás de contener calcio, hierro, magnesio, manganeso, zinc, cobre y vitamina B6, el ajonjolí contiene la sesamina y la sesamolina. Ambas sustancias pertenecen al grupo de los lignanos, que tienen propiedades reductoras del colesterol y disminuyen la hipertensión arterial.Las semillas de ajonjolí son una excelente fuente de hierro para casos de anemia y fatiga. También tienen propiedades que ayudan a la fertilidad en el hombre y aumenta la densidad de los huesos.Alivia el estreñimiento, unas gotas sobre la comida lubrican el colon. Para el tránsito intestinal lento se recomiendan dos gotas de aceite de ajonjolí en el estómago vacío. El aceite de ajonjolí es superior para masajes en casos de reumatismo y calambres musculares.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad