Minsalud presenta borrador del decreto para regular comercialización de ácidos

Minsalud presenta borrador del decreto para regular comercialización de ácidos

Mayo 07, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa

El decreto presentado por el Gobierno Nacional tiene como objetivo reglamentar el funcionamiento del régimen de regulación de venta de los ácidos o sustancias similares o corrosivas que generen daño al entrar en contacto con la piel.

El Ministerio de Salud y Protección Social presentó este martes el borrador del decreto por medio del cual busca reglamentar la Ley 1639 de 2013, propuesta por el exrepresentante Óscar de Jesús Marín, con la que se fortalecen las medidas de protección a la integridad de las víctimas con ácido. El decreto presentado por el Gobierno Nacional tiene como objetivo reglamentar el funcionamiento del régimen de regulación de venta de los ácidos o sustancias similares o corrosivas que generen daño al entrar en contacto con la piel, buscar la ruta de atención para estas víctimas y reforzar la garantía en la atención integral de salud para las personas lesionadas. Según el borrador, el decreto, que consta de cuatro capítulos y 15 artículos, aplica “a las personas naturales o jurídicas que vendan y compren al menudeo ácidos, álcalis o sustancias similares o corrosivas que generen daño o destrucción al entrar en contacto con el tejido humano, en el territorio nacional”. Además, también aplica a las Entidades Administradoras de Planes de Beneficio (EAPB), Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud, entidades territoriales, las entidades públicas responsables de la atención integral para las víctimas de ataques con estas sustancias y las encargadas de ejercer funciones de inspección, vigilancia y control. El proyecto busca, en su capítulo 2, establecer el régimen de control de comercialización, donde serán objeto de registro para la venta al menudeo las sustancias que determinen los ministerio de Salud y Protección Social y de Comercio, Industria y Turismo, en “aplicación de los criterios de clasificación de los ácidos (…) definidos por los mencionados ministerios”. El registro de control de venta al menudeo estaría a cargo del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), sería el encargado de diseñar y poner en funcionamiento el sistema de información para así llevar el registro de cada venta de ácidos y sustancias corrosivas en todo el país. “Quien intervenga en el proceso de comercialización de cualquier sustancia sujeta al registro de control, reportará la información que permita la trazabilidad sobre su procedencia, así como la individualización de cada uno de los actores que intervinieron en la operación de comercialización”, según señala el documento. Este mecanismo registrará, la procedencia de los productos del comprador y además el fin con el que será usado. Por lo anterior, cualquier establecimiento de comercio que venda estas sustancias deberá estar registrado en el Invima en un plazo no mayor a 15 días a partir de la primera transacción. Por su parte, los comerciantes deberán entregar la lista detallada de los compradores de ácido, entre esos datos estará el nombre del comprador y vendedor, su cédula, su razón social, su cédula de ciudadanía, entre otros datos necesarios en el registro. Los locales que comercialicen este tipo de sustancias, tendrán un plazo de 10 días para entregar estas listas al Invima. El capítulo 3 del documento habla sobre la ruta de atención integral a las víctimas de ataques con ácido, en el cual se establece que “la atención integral tiene por objeto garantizar el restablecimiento efectivo de los derechos de las víctimas de crímenes con ácido, álcalis o sustancias similares o corrosivas que generen daño o destrucción al entrar en contacto con el tejido humano, de manera articulada, de conformidad con los principios constitucionales de colaboración armónica y de coordinación”. “La ruta intersectorial de atención integral tendrá los siguientes componentes: la atención integral en salud que incluye la atención de primeros auxilios, la protección a la víctima y su familia, el acceso a la justicia y la judicialización de los agresores, la ocupación laboral o la continuidad laboral de las víctimas, los cuales se desarrollan en el anexo técnico que hace parte integral de este decreto”, señala el borrador. Así mismo, se busca garantizar la atención a la salud de las víctimas, en donde la Superintendencia Nacional de Salud hará seguimiento a la atención integral de salud a las víctimas. “Las entidades promotoras de salud y las entidades territoriales, según corresponda, a través de su red de prestación de servicios, garantizarán a las víctimas de ataques con ácidos, álcalis o sustancias similares o corrosivas, a quienes se cause destrucción de tejidos, deformidad o disfuncionalidad, de manera prioritaria, en consideración a su especial situación de vulnerabilidad, los servicios, tratamientos médicos y psicológicos, procedimientos e intervenciones necesarios para restituir la fisionomía y funcionalidad de las partes afectadas, de conformidad con lo previsto en el artículo 53A de la Ley 1438 de 2011, adicionado por el artículo 5 de la Ley 1639 de 2013”. El decreto fue puesto a disposición de las víctimas y a las entidades médicas para que sea evaluado, de ser firmado, las víctimas tendrán atención prioritaria en tratamientos médicos y procedimientos quirúrgicos y psicológicos para restablecer las zonas afectadas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad