Minsalud busca prevenir enfermedades ante creciente consumo de drogas inyectadas

Diciembre 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Minsalud busca prevenir enfermedades ante creciente consumo de drogas inyectadas

La prevalencia del VIH en Colombia está en 0,5% de la población, ante el creciente de consumo de sustancias inyectadas como la heroína, según cifras del Ministerio de Salud.

Cúcuta, Cali, Pereira y Medellín son las ciudades que presentan prevalencia y patrones de consumo de alto riesgo, según el Ministerio.

El Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de la Salud consolidaron acciones para reducir el riesgo de contagio de enfermedades en el marco del eje de mitigación de la Política Nacional contra el Consumo de Sustancias Psicoactivas. En esa labor, en la que también participan la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Justicia, se busca consolidar estrategias prácticas que permitan intervenir en los problemas de la población, relacionado con drogas, epidemias, prevención del VIH y las hepatitis virales. En ese sentido, voceros del Ministerio de Salud indicaron que nuestro país no sebe bajar la guardia en la lucha contra estos males, y se debe hacer énfasis en la protección, prevención y combates del VIH. Cifras de dicha cartera, arrojaron que la prevalencia de esta enfermedad en Colombia está en 0,5% de la población, ante el creciente de consumo de sustancias inyectadas como la heroína. Respecto a eso, Ricardo Luque, asesor en la dirección de Promoción y Prevención del MinSalud, señaló que existe una fuerte asociación entre los consumidores de sustancias psicoactivas vía inyectada y enfermedades como el VIH/Sida. “Cúcuta, Cali, Pereira y Medellín son las ciudades que presentan prevalencia y patrones de consumo de alto riesgo. Por consiguiente, es necesario avanzar en el mejoramiento de la capacidad comunitaria y territorial”, dijo. El funcionario también se refirió a que la entidad, con el cambio en las políticas del Plan Decenal de Salud en la materia, pretende hacer visible esta realidad y combatirla desde la salud pública. Entre tanto, Armando Güemes, en representación de la Organización Panamericana de la Salud, dijo que “el sector salud no es el único que debe dar respuesta al tema del consumo de drogas y que en el escenario debe haber intervención de la educación para que surja mayor intersectorialidad. También es importante que lo anterior se presente para el abordaje de este tema e involucrar más a las entidades territoriales”. Las estrategiasEl Ministerio de Salud y las demás organizaciones participantes de estas iniciativas, dieron una serie de recomendaciones a los ciudadanos sobre cómo combatir esta problemática, para que esta no siga afectando la tranquilidad de miles de colombianos. Una de ellas, tiene que ver con permitir el acceso gratuito a dispensadores de condón y programa de intercambio de jeringas, como existen en otros países que han comprobado su efectividad en la reducción de infecciones y comportamiento de riesgo. Otro aspecto, tiene que ver con concientizar a las personas, sobre todo jóvenes, sobre mecanismos efectivos para prevenir el VIH; esto incluye aspectos claves para el control de infecciones y manejo de inyección, así como educar a los consumidores de drogas inyectables sobre el riesgo de transmisión de VIH asociado con la inyección. “Queremos hablar con los actores sociales sobre la oportunidad que tiene Colombia en lo referente a la prevención del VIH, dada la existencia de redes de alto riesgo con prevalencia baja. Es decir, existe una ventana de oportunidad para prevenir una rápida expansión de VIH en las redes que comparten equipo de inyección”, concluyó Luque.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad