Minambiente dice que no se puede bajar la guardia con el invierno

Minambiente dice que no se puede bajar la guardia con el invierno

Diciembre 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

El Gobierno señaló que hay estar atentos ya que en el primer trimestre del 2011 podría haber un aumento de las lluvias.

La Ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe Botero, señaló que no se debe bajar la guardia en los planes de contingencia, pese a la leve disminución de las lluvias en el centro y la costa caribe.Uribe afirmó que los efectos del fenómeno de La Niña podrían persistir hasta junio del 2011, cuando culmine su fase de maduración y desaparezca. Además porque se prevé un aumento de las lluvias en abril y mayo, meses de la primera temporada invernal del 2011."Esto nos lleva a pensar que debemos estar más atentos y no confiarnos. Los traslados de las zonas de alto riesgo deben continuar, para que en abril no se repitan las escenas que hemos vivido este mes de diciembre. Los planes de contingencia deben seguir y tenemos que estar pendientes de lo que nos indiquen las autoridades" señaló.La ministra recordó que se mantienen las alertas por niveles altos en los ríos Sinú, San Jorge, en la cuenca baja del río Magdalena, incluido el Canal del Dique y en la cuenca del río Cauca, desde Cali hasta su desembocadura.Según el pronóstico del Ideam las ciudades costeras del Región Caribe empiezan a disfrutar de mas días soleados, pero continúa la amenaza por deslizamientos de tierra en sectores de ladera en los departamentos de: Cauca, Antioquia, Caldas, Norte de Santander, Santander, Nariño y Chocó.De igual forma, persiste la amenaza alta por deslizamientos de tierra en: Norte de Santander: jurisdicción de los municipios de Gramalote, Cúcuta, San Calixto, Ocaña, Villacaro, Tibú, Lourdes, Santiago, Teorama, Hacarí, El Zulia, Sardinata, Bucarasica, Abrego, Convención y San Cayetano.Santander: el Playón, Rionegro, Bucaramanga, El Carmen, Chima, El Guacamayo, Santa Helena de Opón, Contratación, San Vicente, Gambita, Chitaraque, Guapota, Guadalupe, Palmas del Socorro, San Gil, Charala, Confines, Piedecuesta, Girón y Oiba.Caldas: Samaná, Manzanares, Victoria, Neira, Marquetalia, Marmato, Herveo, Argelia, Pensilvania, Marulanda, Manizales, Salamina, Aranzázu, Aguadas, Chinchiná y Villamaría.Antioquia: Medellín, Dabeiba, Mutatá, Abejorral, Andes, Abriaquí, Fredonia, Jericó, Amaga, Caldas, Santa Barbará, San Francisco, Carmen de Viboral, Sonson, Venecia, Cañasgordas, Liborina, Hispania, Támesis y Jardín.Quindío: Salento y Pijao.Nariño: la Unión, Ancuya, Andes, Leyva, Policarpa, San Pedro de Cartago, San Bernardo, San Lorenzo, Pasto, Tangua, Taminango, El tablón, Linares, Anchilla, Albán, Mallama y Santa Cruz, Consacá, La Florida, Sandoná, Arboledas.Cauca: Popayán, Rosas, La Sierra, Paispamba, Piendamó, Almaguer y Timbío.Los damnificadosEl número de personas afectadas por la temporada invernal sigue en ascenso. Según el último reporte de la oficina de Gestión del Riesgo, a la fecha hay 2.155.386 damnificados, cientos de ellos tendrán que pasar la navidad y fin de año en albergues.Acorde con el informe son 284 los muertos, 267 los heridos, 62 lo desaparecidos, 3.173 las viviendas destruidas y 310.351 las averiadas.Esta temporada invernal catalogada como la peor en más de 40 años, ha afectado a 702 municipios. Los departamentos más golpeados son: Bolívar, Magdalena, Atlántico, La Guajira, Córdoba, Chocó, Sucre, Valle del Cauca, Antioquia y Cesar, todos en el norte del país.Sin embargo, en el sur del país la situación podría empeorar porque no sentirán un descenso de las lluvias, según lo anunció el Ideam. En efecto, una de las regiones que está en emergencia es Puerto Nuevo en el municipio de Versalles, Valle del Cauca, debido a los deslizamientos provocados por una falla geológica y el invierno que causó el represamiento de los ríos Garrapatas y Peñores.La situación se agravó en las ultimas horas debido a la caída de un puente, lo que dejó incomunicada a la comunidad de Puerto Nuevo, desde El Dovio como desde de Versalles, lo que dificulta el ingreso de alimentos para los damnificados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad