Mientras el conservatismo anuncia que hundirá reforma a la Justicia, la U está dividida

Junio 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Mientras el conservatismo anuncia que hundirá reforma a la Justicia, la U está dividida

Discusión. En el Congreso se llevó a cabo el debate y la posterior votación de aprobación de la polémica conciliación de la Reforma a la Justicia.

La decisión de la bancada es acompañar al gobierno en su propósito de hundir la reforma a la Justicia.

Mientras el conservatismo anunció que la decisión de la bancada frente al controvertido acto legislativo de la Reforma a la Justicia es la de su hundimiento, el partido de la U tiene opiniones divididas al respecto.El presidente del Partido Conservador, senador Efraín Cepeda, anunció que los representantes y senadores conservadores se reunieron este martes para asumir una posición única que llevarán a la plenarias, del miércoles y jueves, en las que el Congreso estudiaría las objeciones a la constitucionalidad de la Reforma a la Justicia.“Hemos decidido acompañar al gobierno en su propósito de hundir la reforma a la justicia”, aseguró el senador Cepeda, al indicar que tienen los conservadores una certeza jurídica que así lo podrán hacer en las respectivas plenarias.Sin embargo, anunció que este miércoles desde muy temprano se reunirán con un grupo de expertos constitucionalistas cercanos al partido para que den mayores razones jurídicas a los congresistas para votar el informe de las objeciones.Cepeda consideró que no hay tiempo para que el Gobierno consulte al Consejo de Estado, como la han sugerido otros partidos, para conocer la posición sobre si es legal o no la convocatoria de estas plenarias extraordinarias para estudiar los reproches al acto legislativo.De otra parte, señaló que los senadores que estuvieron en la comisión de conciliación de la reforma a la justicia entregaron un informe en el que señalaron que el presidente del Senado, Juan Manuel Corzo, y el congresista Eduardo Enríquez Maya, no fueron los autores de ninguno de los ‘micos’, “y como decía Álvaro Gómez a la gente hay que creerle y yo les creo”.Entre tanto, la bancada el Partido de la U se encuentra dividida frente a la posibilidad de hundir, en sesiones extras, la reforma a la justicia, luego del escándalo de los ‘micos’ que se le incluyeron en su paso por las comisiones de conciliación.En opinión del senador Manuel Enríquez Rosero, el problema no está centrado en el contenido de la reforma "porque está totalmente deslegitimada", sino la forma en que se debe archivar el acto legislativo."Lo que hoy tiene preocupado a la mayoría de la bancada del Partido de la U es que nosotros perdimos de alguna manera ya la competencia porque las reformas constitucionales puede ser discutidas en una legislatura y en dos periodos consecutivos, y eso se venció el 20 de junio pasado. El gobierno, de acuerdo a la mayoría, no tendría facultades para objetar" , indicó el Senador.Por su parte, el también senador Carlos Ferro, quien en la conciliación votó no, sostuvo que "la decisión es que a pesar de ser legal la convocatoria es legal, lo que se va a hacer en las mismas sería ilegal, hundirla".Para Ferro los congresistas no pueden decidir esas objeciones, porque las mismas son sobre un texto que ya se aprobó y de hacerlo estarían modificándolo.Señaló que de hundirlo en las plenarias la Corte Suprema de Justicia les podría abrir una investigación penal y consideró que si las mayorías del partido acogen la petición gubernamental de archivar la reforma, él acudiría a la objeción de conciencia para no votar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad