"Mi padre creyó que se podía hacer disidencia": Juan Manuel Galán

"Mi padre creyó que se podía hacer disidencia": Juan Manuel Galán

Diciembre 27, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz R. | Reportero de El País Bogotá

El senador Juan Manuel Galán cree que el liberalismo retrocedió 35 años por el manejo que le dio a la convención de los rojos.

Juan Manuel Galán está descontento con el partido Liberal, no con sus bases, ni la ideología, sino con la manera como hoy se maneja la colectividad.Dice que se deben acabar las mañas politiqueras, porque lo acontecido en la pasada Convención fue, según él, un retroceso de varias décadas cuando en otrora tiempos los acuerdos ‘oscuros’ eran la esencia de la política.Habla del general (r) Miguel Maza, a quien acusa de haberse aliado con el Cartel de Cali y paramilitares para fraguar la muerte de Luis Carlos Galán, su padre.Pasada la convención del Partido Liberal, ¿cómo se siente usted en esta colectividad, está incómodo?Siento el compromiso de dar una lucha por la bandera de la transformación de las costumbres políticas, porque mi partido empiece a hablar de estos temas que hace mucho tiempo no se habla, de combatir la compra-venta de votos, el tráfico en los empleos públicos, el nexo incestuoso e inconveniente e ilícito entre políticos, congresistas y contratistas; pero además la bandera de la democratización interna del partido que debe tener en cuenta los ciudadanos, consultarlos, y eso nunca se da en las convenciones. ¿O sea que las convenciones ya no son democráticas?Desafortunadamente las convenciones son espacios donde se cierra la democracia. Mi padre nunca jamás habría podido llegar a pretenderse candidato liberal a la Presidencia a través de convenciones, lo logró por la consulta popular, lo habría logrado pero fue asesinado. Creo que estamos retrocediendo 35 años en la historia, estamos volviendo a esa vieja práctica de las convenciones amañadas y en este momento cuando el país está a la expectativa de la paz, cuando el Partido Liberal se autoproclama como el de la paz, pues estaría haciendo lo contrario de lo que predica, porque la paz se va a lograr si hay apertura y garantías de los espacios de participación democrática dentro de los partidos, pero si cerramos los espacios estamos actuando en contravía de lo que estamos predicando.¿Lo que usted quiere decir es que sigue habiendo prácticas engañosas en el interior del partido?Creo que los partidos tienen que recuperar la agenda de la transformación de las costumbres políticas, esos temas no se están hablando no se están tratando. Si no transformamos la financiación de la política, de las campañas y partidos va a ser casi imposible construir una paz duradera en el país. Buena parte de las razones del conflicto interno fue la falta de garantías para que mucha gente pensara, en los 60 y 70, que el único camino de transformación era la vía armada, era la lucha a través de las guerrillas. Mi padre creyó distinto, creyó que se podía hacer una disidencia al bipartidismo sin recurrir a la violencia, sin apelar a las armas sino dentro de las instituciones y fue una lucha muy desigual, difícil pero se logró al final consolidar con la aprobación de la consulta popular. Aquí necesitamos recuperar esas banderas.Usted se refiere al camino de la disidencia que tomó su padre. ¿Le va a seguir los pasos?Voy a dar la pelea hasta el final en el Partido Liberal, por eso digo que el 9 de marzo está planteada una especie de consulta popular entre si los ciudadanos quieren que vuelva el viejo liberalismo, las viejas prácticas, o un nuevo partido más democrático.Es decir, ¿la renovación?La renovación no es un problema de personas, no se trata de traer gente joven a hacer política, claro que es importante que lleguen y lo hagan, pero hay jóvenes que pueden llegar con las peores mañas de los peores politiqueros, entonces poner gente nueva o joven no es sinónimo de renovación. El sinónimo de la renovación es la transformación de las prácticas, de las costumbres y esa es la pela que nosotros nos tenemos que dar.¿Sigue en pie el reto que le hizo a Gaviria que si logra la mayor votación asume las riendas del partido y si no lo hace renuncia a su curul?Voy a dar la pelea por mi causa y mis ideales y mantengo la propuesta que mi partido escoja entre esas dos opciones que se van a presentar en las elecciones y si soy la más alta votación, creo que mi opción, lo que represento, ya es hora que tengamos la oportunidad, por primera vez en la historia, de liderar el Partido Liberal.Simón Gaviria dijo que uno no reta a los amigos sino a los contradictores...Yo también soy amigo de Simón, lo estimo mucho, pero aquí no se trata de relaciones personales, se trata de darnos la lucha generacional que le corresponde a él y me corresponde a mí por una nueva forma de hacer política, porque la política no siga siendo presa de los vicios, de la politiquería, de todo eso que ha desencantado y alejado a los ciudadanos de participar. Esa es la responsabilidad que tenemos él y yo.¿Cómo ve la competencia con su hermano Carlos Fernando, quien está en otra tolda política?Creo que ambos defendemos la misma visión política, los mismos principios, los mismos valores, somos responsables del mismo legado de mi padre Luis Carlos Galán y ambos estamos luchando por los mismos propósitos en diferentes partidos, esa fue la circunstancia que la vida, desafortunadamente, nos impuso, pero espero que algún día lo hagamos juntos.En otro escenario, el general (r) Miguel Maza Márquez aseguró que él se convirtió en el jefe de campaña de los Galán, porque cada vez que hay elecciones lo detienen por el asesinato de su padre...Yo me atengo a lo que hay en el proceso, a las pruebas, a lo que diga muy pronto la Fiscalía sobre eventual resolución de acusación y llamamiento a juicio y espero que lleguemos a juicio en la Corte Suprema de Justicia, porque es una oportunidad histórica de recuperar la verdad, no solo en el caso de Luis Carlos Galán sino en los de muchos asesinatos de esa época que están íntimamente ligados al crimen de Luis Carlos Galán.¿Por qué en estos momentos Maza Márquez toma protagonismo en este caso cuando hace muchos años su mamá, Gloria Pachón, lo había denunciado y nadie la había escuchado?Pues precisamente por culpa de él mismo, porque él tenía facultades de policía judicial y él fue el que desvió la investigación hacia personas inocentes, el que entorpeció la acción de la justicia durante muchos años y se perdieron muchos elementos para llegar a los autores y responsables. A él se le debe la desviación de esa investigación y mantuvieron a Jubiz Hazbún tres años detenido cuando era inocente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad