Menor que murió en la piscina de los Bomberos de Bogotá tenía golpe en la cabeza

Menor que murió en la piscina de los Bomberos de Bogotá tenía golpe en la cabeza

Julio 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa
Menor que murió en la piscina de los Bomberos de Bogotá tenía golpe en la cabeza

El director del Instituto Nacional de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés.

El informe de la necropsia lo entregó el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés. Como se recordará, el menor de 7 años, hacía el curso de bomberitos cuando se presentó su muerte.

El director del Instituto de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, informó que el cuerpo del menor de 7 años que falleció en el 'curso en Bomberitos' en la Estación de Bomberos de Kennedy, al sur de Bogotá, presentaba un golpe leve en la cabeza. 

"El Instituto de Medicina Legal una vez realizada la necropsia al menor que falleció en las instalaciones del Cuerpo de Bomberos de Bogotá, encontró signos de ahogamiento y adicionalmente presenta un trauma leve al nivel del cuero cabelludo, ubicado a nivel de cabeza y producido con elemento contundente", indicó Valdés.

Así las cosas, Valdés indicó que las pruebas que se recolecten serán enviadas a la Fiscalía para que adelanten las respectivas investigaciones del caso con el fin de determinar si hubo o no responsabilidad de terceros. 

Por este caso un equipo de la Defensoría del Pueblo brinda acompañamiento psicojurídico a los familiares del niño fallecido. 

Los funcionarios del Ministerio Público asesoran a la madre y allegados del pequeño en sus diligencias ante el Instituto Nacional de Medicina Legal y la Fiscalía, para que se realicen las investigaciones de tipo penal que sean necesarias para establecer las circunstancias que rodearon los hechos.  

Por ello, la Defensoría pidió al Procurador General de la Nación que desde el más alto nivel se adelanten los procedimientos disciplinarios correspondientes, y se establezcan las responsabilidades pertinentes para garantizarle justicia a la víctimas.  

Frente a las declaraciones de algunos funcionarios, según las cuales el niño habría cruzado hacia una zona no autorizada, considera la Defensoría que no se puede soslayar la responsabilidad en el cuidado de los menores, trasladándola hacia ellos mismos.  

Así mismo, el organismo solicitó a la Secretaría de Educación y a la Personería de Bogotá, verificar la legalidad y la reglamentación que soporta los cursos vacacionales que dependen del Distrito para que no se repitan situaciones de esta naturaleza. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad