Medicina Legal continúa investigando causa de muerte de niño de dos años en Medellín

Medicina Legal continúa investigando causa de muerte de niño de dos años en Medellín

Septiembre 18, 2017 - 11:31 p.m. Por:
Colprensa
Carlos Valdes, director General del Instituto de Medicina Legal.

Carlos Valdes, director General del Instituto de Medicina Legal.

Colprensa

El Instituto Nacional de Medicina Legal reveló que Miguel Ángel Rivera, el menor que falleció en Medellín por presunto maltrato de su padrastro y su madre biológica, aseguró que hasta el momento los estudios realizados no dan claridad sobre la manera de muerte del menor.

El director de la entidad, Carlos Eduardo Valdés, explicó que “hay elementos de juicios que estamos analizando con el fin de poder determinar si la muerte fue violenta y estamos tratando de ubicar si estas características corresponden a tipo homicidio”.

Valdés indicó que las heridas encontradas en el cuerpo de Miguel Ángel no son un indicio de la muerte del menor, por lo que aún se adelantan estudios de biología e histopatología, con el fin de que se esclarezcan los hechos que ocasionó la muerte del pequeño Miguel Ángel.

La muerte del menor de dos años se originó en el barrio Cristo Rey, en Medellín, quien fue trasladado por su padrastro, Mateo Sepúlveda Jaramillo, y la madre biológica, Daniela Giraldo Sierra, quienes aseguraron que el pequeño había pasado mala noche por cuenta de una gripa que presentaba.

Además, sostuvieron que el menor había sido víctima de una caída y por ello registraba golpes en su cuerpo. El reporte de los galenos confirmó que el pequeño al ingresar al centro asistencial ya no contaba con signos vitales.

Los médicos dieron parte a las autoridades, y de esta manera un juez libró órdenes de captura sobre Giraldo Sierra y Sepúlveda Jaramillo. En el momento de ser capturados, una turba enfurecida se abalanzó sobre el hombre y la mujer, con el ánimo de reclamarles por el maltrato del menor.

De acuerdo con Carlos Valdés, este es uno de los 32 homicidios que se han registrado en lo corrido del año, el reporte del ente forense demuestra que, 9 niños han muerto en manos de sus madres, 6 han sido muertes ocasionadas por los padrastros, 4 por sus padres biológicos, 3 por primos y 3 por familiares cercanos.

Valdés aseguró que los homicidios a los menores son un flagelo que se está presentando en el territorio nacional y se debe prender las alarmas por estos hechos.

“Estas estadísticas nos ponen en alerta, el tema de la violencia es un tema delicado al cual debemos ponerle atención en el país”, concluyó Valdés.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad