Matrimonio igualitario se debate en histórica audiencia en la Corte Constitucional

Julio 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Jueces, notarios, líderes de la comunidad Lgtb, abogados y hasta la Procuraduría participan con su opinión sobre el tema en la Corte. ¿Qué se está discutiendo?

Como histórica ha sido catalogada la audiencia pública que se lleva a cabo este jueves en la Corte Constitucional, donde diferentes sectores de la sociedad reviven el debate sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo en Colombia.

Esta audiencia se realiza en medio del estudio de una tutela que presentó el caleño Luis Felipe Rodríguez Rodas contra la Notaría Cuarta del Círculo de Cali, la cual se negó a formalizar la unión de una pareja del mismo sexo bajo el término matrimonio en el 2013.

En la audiencia están citados el magistrado ponente, Jorge Pretelt Chaljub; el ciudadano Rodríguez Rodas y su abogado, así como la entidad demandada, la notaría cuarta de Cali; Colombia Diversa, DeJusticia y la Fundación Marido y Mujer, que es presidida por Javier Suárez.  

Ante la Corte, las mujeres Adriana Elizabeth González y Sandra Marcela Rojas  piden que se respeten sus derechos y se les trate con igualdad. 

"¿Qué distinta es nuestra familia a la de ustedes?", preguntaron las afectadas al afirmar que desde que formalizaron su unión han tenido que afrontar una lucha jurídica para compartir como cualquier pareja la vida cotidiana. Así mismo, las voces de William Alberto Castro y Julio Cantor Borbón invadieron la sala mientras contaban su historia y cómo se han tenido que ocultar para evitar problemas por su relación. "¿Será que no es suficiente los 29 años que hemos vivido juntos para poder recibir el acta de matrimonio?", le preguntaron a la Corte. Elkin Alfonso Bustos, quien es transgénero y su pareja Yakeline Carreño, hablaron acerca de lo que son hoy como familia y su deseo de continuar con dicha "felicidad". Y el abogado Germán Rincón Perfeti reclamó la unión de Fernando José Silva Patiño y Ricardo Betancurt Romero, a quienes representa. El jurista resaltó que ante otros países la unión formal que está vigente no es un matrimonio y no significa nada para otros países y que aunque no comparte la figura del matrimonio, como sus representados, cualquier persona que decida o no casarse debe tener la posibilidad de hacerlo sin problema. 

En la audiencia también habló la jueza 44 civil municipal de Bogotá, quien defendió su actuación que en el pasado permitió unir en matrimonio civil a una pareja del mismo sexo. 

La jueza señaló que esa es la única conclusión válida que se puede hacer de la sentencia de la Corte que permitió solemnizar las uniones gay, ante la inoperancia del Congreso para regular el tema y subsanar al mismo tiempo el déficit de derechos histórico de la comunidad Lgtbi. Dijo que según la jurisprudencia las parejas del mismo sexo son familia y que el único vínculo jurídico real es el del matrimonio, pues es el único que tiene efectos legales, y que esto no sucede con otro tipo de contratos. “Tiene que ser un contrato civil de matrimonio pues los otros contratos sólo serán una burla porque no tienen ningún efecto jurídico", señaló la jueza. Por su parte, en la audiencia, el notario 37 del Círculo de Bogotá aseguró que la sentencia C-577 de la Corte “quedó coja" porque realmente no dijo si el vínculo para solemnizar la unión de las parejas del mismo sexo puede o no ser matrimonio. El notario Álvaro Rojas indicó que negó la posibilidad de hacer matrimonio porque su interpretación de la sentencia era otra, en tanto que rechazó las amenazas de las que dijo haber sido víctima por esa decisión. Rojas dijo que en todo caso, su posición personal es que se debe aprobar el matrimonio igualitario y señaló que en ese sentido se debe esperar, y no obligar, al Congreso a hacerlo. 

Por su parte, la directora de Colombia Diversa, Marcela Sánchez, señaló que la única figura que garantiza los derechos de las parejas del mismo sexo es el matrimonio civil pues cualquiera otra es un déficit de derechos y una forma de violencia que genera humillaciones sociales. 

Sánchez dijo que la figura de matrimonio ya ha sido modificada sin recurrir al Congreso y que no entiende por qué, incluso, se atreven a preguntarles por qué se quieren casar. Tras agradecer a la Corte por los avances que ha permitido en materia de derechos para la comunidad Lgbti, dijo que la pregunta no es por qué quieren ser iguales sino por qué aún no lo son. “¿Por qué se siguen creando juicios jurídicos para humillarnos y castigarnos porque no somos heterosexuales?", señaló. Sánchez también denunció ante la Corte la “persecución de la Procuraduría General de la Nación" que, dijo, ha querido imponer su punto de vista sobre la sentencia C-577 de la Corte en un proceso que ha permitido humillarlos y recoger información personal y privada.

El director de DeJusticia, Rodrigo Uprimny, aseguró por su parte que ya es hora que la Corte Constitucional cierre el debate sobre si las parejas del mismo sexo pueden contraer o no matrimonio, para superar el déficit de derechos de estas personas. 

Uprimny dijo que la sentencia C- 577 de 2011 establece una fórmula ambigua sobre el sentido que admite la Constitución para formalizar las uniones gay y señaló que la única admisible es el matrimonio, contrario a lo que ha pensado la Procuraduría General de la Nación. El reconocido jurista dijo que dicha ambigüedad ha generado un “entuerto" que ha complicado las labores de los jueces y notarios, estos últimos que han creado una figura inexistente en el ordenamiento jurídico. Uprimny dijo que la ausencia del matrimonio lleva a crear un déficit de derechos internacional a la pareja gay que quiere trasladarse a otro país y que impide la denominación de “cónyuge" entre la pareja, lo que tiene implicaciones para otra serie de derechos. En la audiencia pública, Uprimny indicó que el Congreso no actuó al respecto en los dos años que le dio la Corte en la citada sentencia, por lo que ya debe subsanarse el tema por parte de la Corte. “La Corte debe fijar en autoridad el sentido de esa norma porque si no habrá jueces que casaran, jueces que no, y notarios que podrían hacerlo sin la amenaza de investigación disciplinaria", señaló Uprimny. El jurista dijo que hace 20 años hubiera sido un avance la unión solemne para parejas gay pero que hoy, en cambio, sería la consolidación de un “apartheid" por orientación sexual porque se le estaría privando de ciertos derechos a cierto tipo de la población. 

¿Por qué se realiza la audiencia?

1. En 2011 la Corte Constitucional tomó una decisión donde se reconoció que las parejas del mismo sexo son una familia y que el Congreso debería regular el matrimonio igualitario.

2. El Congreso no reguló el matrimonio igualitario y la Corte autorizó para que jueces y notarios protegieran a las familias a partir del 20 de junio de 2013.

3. Algunos jueces han realizado aproximadamente 40 matrimonios civiles de parejas del mismo sexo, desde los últimos dos años.

4. Otros jueces y notarios han hecho contratos que dejan en un limbo legal a estas parejas.

5. En la audiencia se analizará si se extiende el matrimonio igualitario o se anulan los matrimonios civiles existentes.

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS