Más de mil niños víctimas del conflicto armado le están apostando a la paz

Noviembre 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa.

A través del programa Diplomacia Deportiva y Cultural de la Cancillería, 1.022 menores víctimas del conflicto han participado en intercambios culturales internacionales y ahora le apuestan a la paz, la música y el deporte.

[[nid:479238;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/11/colp_093486.jpg;left;{}]]Nixon Daniel Rodríguez, un joven del municipio de Mosquera, Nariño, tuvo que vivir a los 12 años las consecuencias directas del conflicto armado en Colombia. A su corta edad presenció como un expolicía, que se dedicó a delinquir con el narcotráfico, mandó a matar a su tío en frente suyo, hecho que le causó múltiples traumas psicológicos que no pudo superar en un largo tiempo. 

Sin embargo, este joven nariñense, luego de retomar sus estudios, se acercó a la música y fue así como pudo dejar a un lado el rencor que sentía en su corazón y ver un camino más allá de crecer rodeado del conflicto que se vive en la región. Como Nixon, 1.022 niños más que han vivido el conflicto de nuestro país han sido beneficiados con el programa Diplomacia Deportiva y Cultural del Ministerio de Relaciones Exteriores, que busca prevenir el reclutamiento armado infantil a partir de la música o la practica de algún deporte, actividades que se han llevado a cabo a través de intercambios culturales en otros países. En el último intercambio que se hizo, Nixon y otros ocho jóvenes de Tumaco, Barbacoas, Mosquera, Roberto Payán y El Charco (Nariño), se presentaron en diferentes auditorios en Washington, la universidad de Howard y la escuela primaria John Easton, donde estos jóvenes intérpretes de guasa, cununo, marimba y tambora mostraron todo su talento y creatividad a la hora de interpretar las obras tradicionales de la costa del Pacífico Sur de Colombia. El público asistente al concierto destacó la importante labor que realiza la fundación musical Changó, al estimular a los jóvenes para que conserven e interpreten repertorios originales que pertenecen a la tradición oral, que con su trabajo pretenden perpetuar y divulgar la música patrimonial que se transmiten de generación en generación en su región. Los músicos de Tumaco se presentaron en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) y luego visitaron Nueva York, de donde finalmente partieron hacia Bogotá con una nueva perspectiva de la vida y con muchas ganas de continuar llevando un mensaje de paz a todas las regiones que se han visto afectadas por el conflicto armado. A su llegada el pasado martes, los jóvenes agradecieron al Ministerio por haberles brindado esa oportunidad y en un acto simbólico tocaron y cantaron algunas de sus canciones. Dentro de los asistentes se encontraba el viceministro de asuntos multilaterales, Francisco Echeverry; el director de asuntos culturales de la Cancillería, Luis Armando Soto, y algunos funcionarios del Ministerio. Soto explicó que “esta iniciativa se viene desarrollando desde 2011 y hasta el momento se han vinculado niños de 58 municipios de 17 departamentos, que han visitado un total de 39 países en intercambios que han transformado su forma de pensar, abriendo las ventanas del mundo a los niños, lo que les permite conectarse con lo mejor del deporte mundial y lo mejor de la música, que les aporta en materia humana, cultura y liderazgo”. Finalmente, Soto informó que posteriormente a los intercambios la Cancillería brinda un acompañamiento constante a estos jóvenes, quienes se comprometen a multiplicar el mensaje de aliento y de lucha para que todos sus familiares y amigos le dediquen tiempo a la música o el deporte, y de esta manera lograr disminuir las cifras de menores que se vinculan con los grupos armados. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad