Más de dos millones de colombianos podrían quedar indocumentados

Julio 30, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Gobierno Nacional descartó que vaya a haber cuatro meses más de plazo para renovar el documento de identidad, dijo que ya hubo suficiente tiempo. A partir de esta noche las cédulas que no sean de las nuevas no tendrán ninguna validez.

Por considerar que ya se dio suficiente plazo para realizar el trámite de renovación de documentos de identidad, el Gobierno Nacional revirtió el decreto que ya estaba listo por parte del Ministerio del Interior para ampliar la vigencia de las cédulas por cuatro meses. De acuerdo con la Registraduría se calcula que cerca de 50 mil colombianos no han realizado el cambio del documento de identidad y 2 millones 500 mil personas no han reclamado la nueva cédula de ciudadanía.El ministro Fabio Valencia Cossio confirmó el anuncio. "No tenemos la culpa de que la gente deje todo para última hora. La cédula no solo es para votar sino para realizar cualquier trámite en las entidades bancarias, hospitales y demás". Caos y aglomeraciones se registran en varias ciudades del país, pues los ciudadanos intentan renovar o reclamar su nueva cédula lo más rápido posible, antes que termine el plazo, el 1 de agosto, para que el viejo documento deje de ser válido. La registradora de Cali, Carmenza Lores, indicó que el proceso de renovación se viene realizando hace seis años y "solo hasta ahora el ciudadano se acerca a reclamar el documento porque se le puso un plazo límite". Hasta hoy el horario de atención es de 8:00 a.m. a 8:00 p.m. Mañana sábado será de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. La gravedad del asuntoPara el Registrador Nacional, Carlos Ariel Sánchez, el dilema pasa por el hecho de que al menos mientras se expide o se reclama el nuevo documento, las personas que no tienen la cédula nueva, que portan el documento "carmelito plastificado" y que fue emitida en la década de los 90, o la blanca laminada que se expedía antes, serán literalmente "indocumentados en su propio país" .Adicionalmente Sánchez manifestó que la contraseña que se entrega mientras se expide el documento oficial, no tiene ninguna validez para trámites legales en el territorio colombiano, pues sólo el documento original tiene valor legal.Por tal razón, todo aquel que después del 31 de julio quiera firmar un contrato, abrir una cuenta, salir del país, presentarse ante un concurso público o simplemente identificarse a la entrada de cualquier establecimiento, no podrá hacerlo si no tiene en su poder la nueva cédula amarilla con hologramas que expide la Registraduría.TiemposPara el caso de Colombia la elaboración y entrega de la cédula se demora en promedio tres meses y si se habla del exterior, el tiempo es superior pues se debe recibir la información y se debe enviar a los correspondientes consulados en el mundo.No obstante este hecho, todas las Registradurías del país, justo después de terminadas las elecciones, cambiaron "el chip" como dice el mismo Registrador y se dedicaron a entregar documentos en jornadas especiales de 8 a.m. a 6 p.m., entre semana y de 9 a.m. a 5 p.m. los fines de semana. Todo con el fin de cumplir con la entrega de cédulas. Sin embargo, el promedio mensual de entrega de cédulas nunca superó los 50 mil documentos, razón por la cual el número de pendientes es tan alto.Registraduría seguirá trabajandoEl Registrador Nacional afirmó en rueda de prensa, a mediodía del viernes, que el proceso de renovación no termina y que se somete a las decisiones del Gobierno Nacional.Adicionalmente informó que los 1.139 puntos de atención de la Registraduría seguirán prestando atención para la entrega de cédulas este viernes hasta las 8 de la noche, y el sábado 31 hasta las 4 de la tarde.Por último, lamentó que los colombianos hayan dejado para última hora la reclamación de su nuevo documento y dijo que por eso se presentan las aglomeraciones en las registradurías.El plazo ha sido suficienteLa fecha límite para cambio de documento se estableció mediante el Decreto 4969 del 23 de diciembre de 2009. En dicha norma se estipuló que el día 30 de julio sería el último día para renovar cédulas en Colombia. Sin embargo, el proceso de renovación de documentos comenzó en 2006, pues fue en ese año que la Registraduría unificó el formato del documento de identidad.Así, se pasó de las cédulas blancas laminadas y cafés o carmelitas plastificadas y más tarde a las amarillas con hologramas, que se venían entregando desde el año 2000. En los cuatro años que lleva el proceso de renovación se han presentado problemas como fallas en la captura de la información, la calidad de la firma y en la foto del ciudadano, los cuales en total suman 475.534 de más de 33 millones de cédulas expedidas desde el 2000.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad